Enlaces accesibilidad

Moratinos dice que ya se habla de fijar una fecha para el alto el fuego

  • El ministro ha hablado de Hamás por error como "nuestros amigos"
  • Israel y Hamás deberían aceptar la fecha y acatar el alto el fuego para la paz
  • Moratinos ha estado en Siria y se ha reunido con su colega israelí, Tzipi Livni
  • Cree que se está "cerca" de alcanzar un "principio de acuerdo" para la tregua

Por
Moratinos, en Siria
El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha asegurado este martes que ya se trabaja en fijar una fecha para el alto el fuego entre Israel y Hamás en la Franja de Gaza, aunque ha subrayado que ambas partes han de aceptarla y acatar el cese de las hostilidades para que la paz sea sostenible.

Moratinos ha reiterado su optimismo y confianza en la resolución de la crisis en Gaza después de reunirse en Tel Aviv con su colega israelí, Tzipi Livni, en el marco de su gira por Oriente Medio que le ha llevado ya a Egipto y Siria.

En declaraciones a los periodistas en Jerusalén después de la reunión, el jefe de la diplomacia española ha asegurado que existe una disposición colectiva que apunta a que se está "cerca" de alcanzar un "principio de acuerdo" para el cese de las hostilidades, que han causado más de 900 muertos.

Según Moratinos, el papel "constructivo" de Siria, principal protector de Hamás, es la razón que le hace sentirse "más optimista en el sentido de que todos los actores están involucrados en buscar una solución definitiva".

Lapsus sobre "nuestros amigos de Hamás"

Ha añadido que ya se está hablando "lógicamente" de concretar una fecha para el alto el fuego, si bien dejó claro que será Egipto el que coordine el plan y el que sea testigo de su aceptación por parte de Israel y Hamás.

Las condiciones que pone Israel, según Moratinos, son que Hamás detenga el lanzamiento de cohetes y el contrabando de armas y que haya garantías de que la paz sea "sostenible" y no temporal.

El ministro español ha informado de que una delegación israelí está a la espera de viajar a El Cairo para dar el paso definitivo, aunque este desplazamiento depende de la respuesta de la cúpula del movimiento islamista en Siria, a los que se ha referido por error como "nuestros amigos de Hamás".

"Una vez que se fije y que se acepte, hay que dejar de disparar", ha insistido Moratinos, quien ha abogado por mantener y "crear" la confianza y el "espíritu positivo".

La fecha del día 20, cuando Barack Obama tomará posesión como nuevo presidente de Estados Unidos, se interpreta como un plazo máximo para que Israel, uno de sus grandes aliados, ponga fin a la ofensiva que comenzó el pasado 27 de diciembre.

Vuelta a Egipto, de nuevo Israel, y Cisjordania

Moratinos ha señalado que ya se están estudiando mecanismos de supervisión para controlar el tráfico de armas en la franja, aunque no ha querido concretar si una fórmula podría ser dejar el despliegue de tropas de Turquía, un país con interlocución con Hamás y Egipto.

El ministro español ha informado precisamente a Livni de los contactos que ha mantenido en Damasco para conocer la posición del movimiento islamista palestino con las autoridades sirias, entre ellos, su presidente, Bashar al Asad, y con representantes de Turquía.

También le ha detallado las gestiones hechas el lunes en El Cairo, donde regresará el miércoles por unas horas para entrevistarse con el presidente egipcio, Hosni Mubarak, con el fin de explicarle sus encuentros en Siria.

Moratinos se reunirá a su vuelta a Jerusalén con el primer ministro, Ehud Olmert, con el presidente, Simon Peres, y con el ministro de Defensa, Ehud Barak.

En la tarde del martes, después de Livni, lo ha hecho con su rival en las elecciones del próximo 10 de febrero, el líder del partido conservador Likud, Benjamín Netanyahu, con quien ha conversado más específicamente sobre el papel de Irán en la región.

Moratinos ha destacado el esfuerzo que España está haciendo en la crisis, no para mediar directamente, sino para apoyar la iniciativa egipcia y "dar ideas y sugerencias para que la propuesta final sea aceptada por todas partes".

Tras su ronda de entrevistas con las máximas autoridades israelíes y antes de regresar a Madrid, Moratinos se desplazará este miércoles a Ramala para comentar también su gira con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, y con el resto de la cúpula que administra Cisjordania.

Noticias

anterior siguiente