Enlaces accesibilidad
Ciclismo

El año del rodillo y de las nuevas dinastías ciclistas, presagio de un ilusionante 2021

Por
Imagen de los eslovenos Tadej Pogacar y Primoz Roglic durante el Tour de Francia 2020.
Imagen de los eslovenos Tadej Pogacar y Primoz Roglic durante el Tour de Francia 2020. EFE

El 2020 será recordado en la historia del ciclismo como ese año en el que un puñado de jóvenes han tirado abajo la puerta del éxito después de una interrupción abrupta, que condenó a los ciclistas a preparar las carreras en el rodillo.

[Especial Vuelta a España 2020]

En ese confinamiento obligado por la pandemia COVID-19 se fraguaron momentos ya históricos como la eclosión de Remco Evenepoel, la victoria de Pogacar en el Tour, la irrupción de Marc Hirchi, la confirmación del potencial de los ciclocrosistas, el inesperado podio final del Giro de Italia o la confirmación de que Roglic aún tiene mucho que decir en este mundo de las dos ruedas.

[Especial Tour de Francia 2020]

El Juego de Tronos que se vislumbra en 2021

Precisamente hace unos días el esloveno Primoz Roglic ha sido reconocido como el número 1 de la clasificación UCI y como el mejor deportista de eslovenia, por delante de Luka Doncic, de Jan Oblak o de su verdugo en el Tour de Francia, Tadej Pogacar.

El ciclista del UAE, a sus 22 años recién cumplidos, va a acaparar todas las miradas el año próximo después de la gesta que protagonizó en Francia, especialmente en La Planche des Belles Filles.

Todos esperan ya su duelo contra la mayor irrupción del ciclismo mundial de los últimos 25 años: Remco Evenepoel. Nunca se sabrá qué habría pasado este año si aquel 15 de agosto no se hubiera precipitado por un puente en Lombardía la joven promesa belga después de exhibirse con 20 años en pruebas como la Vuelta a Burgos o el Tour de Polonia (antes del parón había ganado la Vuelta a San Juan y la Vuelta al Algarve).

Será el duelo que todos esperan ver, pero atención, hay dos nombres que pueden aspirar perfectamente a todo: Egan Bernal y el mencionado Roglic.

El colombiano, vencedor del Tour de Francia 2019 también a los 22 años, ha sufrido un calvario en 2020 por culpa de las lesiones por lo que está llamado a ponerse de nuevo al frente del todopoderoso equipo Ineos.

Más allá de Roglic, Pogacar, Benal y Evenepoel

Un escalón por debajo se puede situar a otras revelaciones del 2020: el británico Tao Geoghegan Hart, el australiano Jai Hindley y el suizo Marc Hirschi.

Los dos primeros hicieron saltar la banca por disputarse la victoria del Giro de Italia al llegar con el mismo tiempo a la última etapa contrarreloj. El rosa se lo acabó quedando el corredor del Ineos, nacido en 1995, y el segundo puesto fue para el del Sunweb, de solo 24 años.

Dos años menos aún tiene su compañero de equipo Hirschi. Un trotón que parecía no tener límites a la hora de atacar y sumar demarrajes durante el pasado Tour de Francia. Dejó muestras de su potencial también en los Mundiales.

Sin rey indiscutible para las carreras de un día

En esa faceta de los triunfos en carreras de un día el escenario que se abre es también muy prometedor. Junto a Hirschi estará, como no, el maillot arco iris Julian Alaphilippe, su compatriota Arnaud Demare (dominador absoluto de los sprints en 2020) y las dos estrellas procedentes del ciclocross: Wout Van Aert y Mathieu Van Der Poel.

El primero, el belga de 26 años, sumó en Imola el subcampeonato mundial contrarreloj y en ruta, además de imponerse en clásicas como la Strade Bianche y la Milán San Remo. Amén de sus dos victorias de etapa en un Tour en que cumplía la función de gregario.

El segundo, el neerlandés de 25 años que este año perdió a su abuelo Raymond Poulidor, sumó este año la victoria en el legendario Tour de Flandes al llevarse el mano a mano ante Van Aert.

En el ciclismo español también han surgido nombres de jóvenes que pueden ocupar estos focos dentro de un año, apunten los nombres de Juanpe LópezCarlos Rodríguez o Juan Ayuso.

Deportes

anterior siguiente