Enlaces accesibilidad
Baloncesto | NBA

Los Lakers, favoritos en una temporada sin All-Star y marcada por la pandemia

  • Clippers, Nuggets, Nets, Bucks y Heat, principales aspirantes a desbancar al conjunto de LeBron James
  • La temporada regular tendrá 72 partidos y la final se prolongará hasta mediados de julio, en vísperas de los Juegos

Por
NBA | Los Lakers, favoritos en una temporada sin All-Star y marcada por la pandemia

Poco más de dos meses después del final de la pasada campaña, la NBA vuelve a ponerse en marcha en una temporada regular más corta de lo habitual, sin All-Star por culpa de la pandemia y con los actuales campeones, Los Ángeles Lakers, como principales candidatos a enfundarse el anillo de campeón.

Será en la madrugada del martes al miércoles -en horario peninsular- cuando se disputen los primeros encuentros de esta extraña campaña en la que el público seguirá ausente de los pabellones por la pandemia de coronavirus, al menos en los primeros meses.

El enfrentamiento entre Brooklyn Nets y Golden State Warriors -la primera vez que Kevin Durant se mide a sus excompañeros de San Francisco- y el duelo angelino entre Lakers y Clippers abrirán de forma estelar una temporada regular que solo contará con 72 encuentros y en la que, además, no habrá partido de las estrellas, aunque sí una pausa entre el 5 y el 10 de marzo, antes de encarar la recta final y los playoffs

La postemporada arrancará el 22 de mayo y se prolongará hasta el 22 de julio, en la víspera del inicio de los Juegos de Tokio, lo que puede poner en duda la presencia de algunas de las grandes estrellas de la NBA en la cita olímpica.

Una de las principales novedades de esta edición es la puesta en marcha del torneo play-in, mediante el cual los equipos clasificados entre el séptimo y el décimo puesto de cada conferencia se jugarán dos plazas de playoff, de modo que la liga regular tenga interés para la gran mayoría de las franquicias hasta la última jornada. La iniciativa se probó el pasado año, pero solo entre el octavo y el noveno, dadas las premuras con las que se tuvo que ajustar el calendario.

Lakers, rival a batir

En lo deportivo, los Lakers se presentan como el gran rival a batir. No solo han mantenido a sus dos grandes estrellas, LeBron James y Anthony Davis -a quienes han logrado firmar sendas extensiones de contrato-, sino que han hecho algunas incorporaciones importantes que consolidan aún más su papel de favorito, como el base Dennis SchröderMontrezl Harrell -mejor sexto hombre de la pasada temporada o el pívot español Marc Gasol, que está ante la gran oportunidad de conseguir su segundo anillo de campeón con la misma camiseta con la que lo hiciera hace una década su hermano Pau.

Ahora mismo, se antoja complicado no apostar por Los Ángeles Lakers como finalista en el Oeste y solo las lesiones podrían complicar la andadura de los angelinos hacia la final, con el objetivo de desempatar con los Celtics y ser el equipo con más anillos de la historia de la NBA.

Sus vecinos de Los Ángeles, los Clippers, también están entre el ramillete de favoritos, pero el año pasado dejaron muchas dudas en la postemporada, con una derrota ante Denver Nuggets que les privó de luchar en la final del Oeste con los Lakers. Mantienen a sus principales estrellas, Kawhi Leonard y Paul George, a los que se suma el fichaje del hispano-congoleño Serge Ibaka.

Pero la principal novedad estará en el banquillo: Doc Rivers pagó los platos rotos y terminó saliendo de la franquicia tras siete temporadas en las que siempre ha parecido quedarse un paso por detrás de las expectativas. Su lugar lo ocupará Tyronn Lue, que ya ganó un anillo en 2016 con los Cavaliers de LeBron James.

Tampoco hay que olvidar a Denver Nuggets, finalista del Oeste la pasada campaña, franquicia que a sus grandes estrellas, Nicola Jokic y Jamal Murray, suma esta campaña al exmadridista Facundo Campazzo, que por sus características puede encajar en el equipo de Colorado.

Las dudas de los Warriors

El resto de los aspirantes generan más dudas. Empezando por Golden State Warriors, el equipo que jugó cinco finales consecutivas entre 2015 y 2019 y se enfundó tres anillos, pero al que las lesiones lastraron la pasada temporada. Aunque recuperan a su gran estrella, Stephen Curry, su complemento principal, Klay Thompson, volverá a ser baja todo el año, lo que parece limitar sus aspiraciones. La llegada del número 2 del draft, James Whiseman, y del alero Kelly Oubre, parecen refuerzos insuficientes.

Tampoco pinta muy bien el panorama en Houston Rockets, donde su estrella, James Harden, ha pedido el traspaso y ha llegado a la pretemporada con un evidente sobrepeso. Las incorporaciones de John Wall y DeMarcus Cousins, dos superestrellas que vienen de superar largas lesiones, parecen insuficientes para aspirar a poco más que jugar la postemporada. 

Mejor pinta tienen los Dallas Mavericks de Luca Doncic, que el pasado año dio un enorme salto de calidad y llevó a su equipo a hacer un papel más que decente en playoffs. El esloveno suena como candidato a MVP y si sigue progresando su sociedad con Porzingis el equipo de Texas puede ser una alternativa a los más poderosos.

Los Minnesota Timberwolves a los que regresa Ricky Rubio -y que cuentan con el número 1 del draft, Anthony Edwards-; los Utah Jazz de Rudy Gobert y Donovan Mitchell; y por supuesto los Portland Trail Blazers de Damian Lillard -en los que sigue un renacido Carmelo Anthony- completan el grupo de equipos con más papeletas de estar en los playoffs.

La dura batalla del Este

En la Conferencia Este no hay un claro favorito y la batalla por meterse en la final se presenta más reñida que en el Oeste, con tres equipos de muy alto nivel

La principal atracción -y también la mayor incógnita- son los Brooklyn Nets, en los que por fin podrá debutar Kevin Durant tras un año en blanco. A su lado estará el otro fichaje estelar del verano de 2019, Kyrie Irving, a quien apenas pudimos ver con la camiseta de los Nets por culpa de las lesiones. Pero también el foco estará en el banquillo, donde debuta Steve Nash, uno de los mejores bases de la historia de quien se espera que traslade a la pizarra del equipo de Nueva York la fantasía que repartió por las pistas en su época de jugador de Suns y Mavs.

Miami Heat se metió en la final de la NBA el pasado año contra todo pronóstico y este año aspira al menos a repetir la hazaña. Sus hombres más importantes -Jimmy ButlerBam AdebayoGoran Dragic- siguen este año y también Eric Spoelstra, un técnico a menudo infravalorado, pero de cuya pizarra ha surgido uno de los equipos más compactos de la liga.

El tercer aspirante en el Este, que no el menos sólido, son Bucks de Milwaukee, que se han asegurado la continuidad de su gran estrella, Giannis Antetokounmpo, -que ha firmado el mayor contrato de la historia de la NBA-, y que han incorporado a un jugador muy interesante como Jrue Holiday, aunque no han logrado el fichaje del serbio Bogdan Bogdanovic, una petición expresa del griego. Si no alcanzan la final, las miradas volverán a dirigirse hacia el inquilino del banquillo, Mike Budenholzer, al que se le achacan las prematuras eliminaciones en playoff en las dos últimas temporadas.

En este grupo podrían estar los Celtics de Boston, que cuentan con grandes jugadores como Jayson Tatum o Jaylen Brown y un técnico de garantías como Brad Stevens. Pero la segunda unidad, que ya el pasado año generó dudas, parece más débil con la salida de hombres como Kanter o Hayward.

Y también Philadelphia 76ers podría sumarse al grupo de cabeza, sobre todo tras la llegada de Doc Rivers al banquillo. Ben Simmons y Joel Embiid siguen como principales estrellas y llegan veteranos como Seth CurryDanny Green o Dwight Howard, pero parece faltarles algo más para competir con Bucks, Heat o Nets. 

Indiana PacersToronto Raptors, Washigton Wizards o Atlanta Hawks aspirarán en principio a meterse en playoff y, si es posible, dar la campanada en la postemporada.

Deportes

anterior siguiente
-->