Enlaces accesibilidad
Supercopa Europa | Bayern - Sevilla

El Sevilla tutea al campeonísimo hasta la prórroga; el Bayern se lleva la Supercopa

Por
Neuer levanta la Supercopa de Europa rodeado de todos los jugadores del Bayern
Los jugadores del Bayern levantan la Supercopa de Europa Pool via REUTERS

Ficha técnica:

2 - Bayern Múnich: Neuer; Pavard, Süle, Alaba (Boateng, m.112), Lucas Hernández (Javi Martínez, m.99); Kimmich, Goretzka (Davies, m.99); Sané (Tolisso, m.70), Müller, Gnabry; y Lewandowski.

1 - Sevilla: Bono; Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos, Escudero; Fernando, Joan Jordán (Franco Vázquez, m.94); Ocampos, Rakitic (Óliver Torres, m.56), Suso (Gudelj, m.72); y De Jong (En-Nesyri, m.56).

Goles: 0-1, M.13: Ocampos, de penalti. 1-1, M.33: Goretzka. 2-1, M.104: Javi Martínez.

Árbitro: Anthony Taylor (Inglaterra). Amonestó a los jugadores del equipo alemán Alaba (m.12), a un ayudante técnico en el banquillo (m.64) y Lucas Hernández (m.91) y a los de la formación española Joan Jordán (m.46+), Koundé (m.55), Fernando (m.70), a un ayudante técnico en el banquillo (m.92) y Escudero (m.119).

--Efe--

El Bayern ha logrado su cuarto título del año, la Supercopa de Europa, tras vencer en la final a un Sevilla FC que aguantó al campeonísimo hasta forzar la prórroga en un encuentro que sirvió de experimento para la vuelta con limitaciones del público en las competiciones continentales.

Los de Lopetegui salieron con mucha intensidad, que es la única forma de impedir que el Bayern ponga en marcha la apisonadora con la que había ganado los anteriores 22 partidos.

Los jugadores del Sevilla celebran el 0-1

Ocampos, felicitado por sus compañeros por el 0-1 Pool via REUTERS

Del tanteo inicial enseguida se pasó al dominio del Bayern. Pero fue el Sevilla el que aprovechó su primera ocasión, en una jugada lanzada por Navas por la banda y en la que De Jong cedió de cabeza el balón para Rakitic. El croata le ganó la posición a Alaba, el defensa le derribó y el árbitró señaló el penalti, que transformó Ocampos.

Sin embargo,el conjunto muniqués no se inquietó y enseguida retomó el control, que se fue haciendo más claro según avanzaba la primera parte y Muller aparecía por todas partes en el ataque.

Goretzka celebra el primer gol del Bayern Pool via REUTERS

Los bávaros estuvieron imprecisos en los remates, hasta tres veces, hasta que por fin empataron tras otra aparición magistral de Muller con un pase al área que fue un tercio de gol. Otro tanto aportó Lewandowski con su pase de la muerte a Goretzka y este completó la suma con su chut.

Quedaban aún 11 minutos hasta el intermedio y el Sevilla tuvo el mérito de aguantar el chaparrón.

Tras el descanso, los andaluces salieron con brío renovado, le ganaron la espalda a una despreocupada defensa bávara en una ocasión, en otra cayeron en fuera de juego y no llegaron a inquietar realmente a Neuer.

El Bayern, por contra, sí amenazaba a Bono en cada aproximación. De hecho Muller y Lewandowski combinaron en el área pequeña en un tuya-mía en el que el polaco acabó mandando el balón a la red. Pero el VAR apreció un fuera de juego ajustado y el gol fue anulado.

Entrega total

Unos minutos después, fue Fernando el que salvó bajo los palos al Sevilla, que seguía vivo gracias a su intensidad. Ocampos, peleando hasta la extenuación en cada jugada, simbolizó la entrega del cuadro blanquirrojo.

El equipo español cogió un poco de aire y durante unos minutos alejó el peligro; aunque parecía un milagro que en su primer partido oficial de la temporada resistiera frente a la potencia del campeón de Europa, que encima empezó a rodar unos días antes.

Pero los alemanes no solo no marcaron, sino que en los últimos minutos del tiempo reglamentario concedieron una contra en la que En Nesyri se presentó solo ante Neuer, que tuvo que estirarse al máximo para evitar el gol.

Aficionados del Sevilla en la grada

Aficionados del Sevilla en la final de la Supercopa de Europa Pool via REUTERS

De esta forma, los 90 minutos acabaron en empate para agrado de los espectadores que, en número muy limitado, poblaron las gradas del Puskas Arena de Budapest, en el primer encuentro que la UEFA ha organizado con público desde el parón por la pandemia de coronavirus.

Pero Flick aún se guardaba ases en la manga. Uno de ellos, Javi Martínez, que nada más salir se encontró un balón mal despejado por Bono y marcó a placer el 2-1 para que los campeones de la Bundesliga y la Copa alemana se pusieran por delante al fin, después de más de 100 minutos de encuentro.

Fiel a su lema, el Sevilla no se rindió y en la segunda parte de la prórroga volvió a crear peligro. Hasta el final.

Admirable empeño, pero el título se fue para Múnich. Otro más.

Deportes

anterior siguiente
-->