Enlaces accesibilidad
Clásico | FC Barcelona 5 - 1 Real Madrid

El Barça arrolla al Madrid y deja sentenciado a Lopetegui

  • El conjunto azulgrana se ha impuesto 5-1 gracias a un 'hat-trick' de Luis Suárez y los goles de Coutinho y Vidal
  • Datos y estadísticas del FC Barcelona 5 - 1 Real Madrid, de la jornada 10

Por
La Liga Santander - FC Barcelona v Real Madrid
El delantero del Barcelona Luis Suarez celebra uno de sus tres goles ante el Real Madrid. REUTERS REUTERS

Ficha técnica: 

5 - Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Alba; Busquets, Rakitic, Arthur (Vidal, min.84); Rafinha (Semedo, min.68), Suárez y Coutinho (Dembélé, min.74).

1 - Real Madrid: Courtois; Nacho, Ramos, Varane (L. Vázquez, min.46), Marcelo (Mariano, min.82); Casemiro, Kroos, Modric, Isco; Bale (Asensio, min.77) y Benzema.

Goles: 1-0, min.11: Coutinho. 2-0, min.30: Suárez, de penalti. 2-1, min.50: Marcelo. 3-1, min.75: Suárez. 4-1, min.83: Suárez. 5-1, min.87: Arturo Vidal.

En ausencia de Messi y CristianoLuis Suárez se erigió como goleador del Clásico y fue el protagonista del encuentro al anotar un 'hat-trick' en la victoria 5-1 del FC Barcelona ante el Real Madrid

Antes, la victoria culé la comenzó a encaminar Coutinho con el primer gol del Barça y, tras los tres tantos de Suárez, la finiquitó Arturo Vidal con el quinto y definitivo. Una 'manita' que deja a Julen Lopetegui al borde de la destitución. Y es que, más allá del resultado, la imagen que ofreció el equipo blanco en la primera mitad fue pésima. 

Tras el descanso, el Madrid mejoró ligeramente con los cambios y consiguió recortar distancias gracias al gol de Marcelo. Sin embargo, cuando los blancos se lanzaron a la desesperada a buscar el empate, el Barcelona aprovechó la ocasión para sentenciar el choque al contragolpe

Lamentable primera mitad del Madrid

Obligado a ganar al eterno rival, el Clásico era el examen definitivo para Lopetegui. Sin embargo, las cosas no fueron favorables a los blancos en ningún momento, pese a protagonizar el primer disparo con peligro del partido, con un lanzamiento de primeras de Benzema que se fue alto (min. 7).

Eso fue lo más destacado del Madrid en todo el primer tiempo. El Barça, en cambio, dominó en todos los aspectos haciendo especialmente daño al Madrid por la banda derecha.

Por ahí, ganándole la espalda a Nacho, se internó Jordi Alba para servir en bandeja el primer gol a Coutinho. Apenas habían transcurrido 11 minutos y el brasileño, desde el punto de penalti, solo tuvo que rematar a placer para batir a Courtois y poner el 1-0 en el marcador.

El Madrid acusó el gol y los nervios se hicieron notar, especialmente, en defensa. Ramos falló en la salida del balón, comprometió a Nacho y la pelota terminó en los pies de Arthur que chutó solo desde la frontal. En esta ocasión, Courtois voló y, a mano cambiada, despejó el que podría haber sido el 2-0 (min. 18)

Lopetegui trató de rehacer a los suyos colocando a Isco como mediapunta pero el Madrid estaba completamente perdido sobre el Camp Nou. La sitaución se tocrció aún más cuando Varane golpeó claramente por detrás a Luis Suárez y todo el Barça reclamó penalti al colegiado. Sánchez Martínez no lo tuvo tan claro pero después de consultar con el VAR señaló la pena máxima.

El 2-0 llegó tras un penalti señalado por el VAR

Era la primera vez en la historia de los clásicos que intervenía el VAR. Suárez no falló y anotó el 2-0 con un lanzamiento raso y ajustado al palo izquierdo que suponía su séptimo gol en un clásico (min. 27).

El marcador no se movió más en este primer tiempo, pero Suárez, Rafinha y Piqué pusieron en apuros a Courtois en sendas ocasiones.

Nacho vio la amarilla tras una falta sobre Coutinho y Lopetegui puso a calentar a Lucas Vázquez y Odriozola, dejando patente que no estaba satisfecho con el rendimiento en defensa.

Esa insatisfacción se vio tras el descanso, ya que el técnico blanco dejó en el vestuario a Varane y colocó a Nacho en su lugar. En la banda derecha apostó por Lucas Vázquez en un intento de frenar las internadas de Alba.

El Barça sentenció pese a la mejoría blanca

El intermedio le vino bien a los blancos que salieron con más ganas y presionando arriba. Esa mejoría se reflejó en el marcador cuando Marcelo recortó distancias en el 51'. La defensa culé sacó un centro con peligro de Isco pero el balón le cayó al brasileño que no dudó y batió a Ter Stegen para poner el 2-1 en el marcador y dar esperanza a los blancos. Ese tanto animó al Madrid y Modric rozó el 2-2 con un disparo que se estrelló en el palo (min.55).

Por primera vez en el encuentro el Barça parecía estar en apuros, acusando la presión alta a la que los sometía el rival, pero el Madrid no aprovechó este momento.

El partido parecía roto y las ocasiones se sucedían en una y otra portería. En el 60, fue Luis Suárez quien estrelló el balón en el poste y solo un minuto después Piqué tuvo que aparecer para evitar una clara ocasión de Isco.

Con un Madrid mucho mejor y más centrado, Valverde realizó sus primeros cambios para retomar el control del encuentro. Quitó a Rafinha y Coutinho y metió a Semedo y Dembélé, que debutaba en un Clásico.

Entonces, Suárez, que debió ser expulsado por una fea falta sobre Nacho, sentenció el choque con otros dos goles.  El 3-1 llegó tras una jugada iniciada por Dembélé que combinó con Sergi Roberto y este colgó el balón para que el uruguayo batiera a Corutois de cabeza. 

El Madrid bajó entonces los brazos y el Barça teminó de rematar al rival. En el 82' Suárez aprovechó un error de Ramos para anotar su noveno gol en los clásicos y cerrar su 'hat-trick' de esta tarde. Por último, en el 87', Vidal cerró la 'manita' tras aprovechar un centro de Dembélé.

Acababa ahí la historia de un Clásico con el que el Barça daba un golpe de autoridad para seguir líder, mientras que el Madrid queda muy tocado, a siete puntos del eterno rival, y con un entrenador en la cuerda floja.

Deportes

anterior siguiente