Enlaces accesibilidad
Jornada 3 | Celta 2-0 Atlético

El Atlético resbala en Balaídos

  • El Celta vence 2-0 los de Diego Simeone con goles de Maxi Gómez y Aspas 
  • El uruguayo aprovechó un resbalón de Godín y Aspas apuntaló la victoria
  • Así hemos contado el Celta 2-0 Atlético

Por
El Atlético 'resbala' en Balaídos
El jugador del Celta de Vigo, Maxi Gómez anota el primer gol de su equipo ante el Atlético de Madrid en Balaídos. (Photo by MIGUEL RIOPA / AFP). AFP noticias

Ficha técnica:.

2. Celta de Vigo: Sergio; Hugo Mallo, Roncaglia, Cabral, Araujo, Junior Alonso; Lobotka, (Brais, min. 81), Beltrán; Sisto (Okay, min. 69), Aspas, (Boufal, min. 87), Maxi Gómez

0. Atlético de Madrid: Oblak; Savic, Giménez (Arias, min. 67), Godín, Filipe Luis; Correa (Kalinic, min. 55), Thomas (Lemar, min. 55), Koke, Saúl; Griezmann, Diego Costa

Goles: 1-0 Maxi Gómez, min. 46; 2-0 Aspas, min. 52

Árbitro: Mateu Lahoz (colegio valenciano). Amonestó a Lobotka, Júnior Alonso y Okay por parte del RC Celta; a Saúl, Thomas y Diego Costa por parte del Atlético de Madrid. Expulsó al jugador del Atlético Savic en el minuto 69 por doble tarjeta amarilla.

Incidencias: partido correspondiente a la tercera jornada de la Liga Santander disputado en el estadio municipal de Balaídos ante 19.261 espectadores.

El Celta de Vigo se ha impuesto 2-0 al Atlético de Madrid con tantos de Maxi Gómez y Aspas en partido de la tercera jornada de La Liga en el estadio de Balaídos en un encuentro muy disputado entre celestes y rojiblancos. Un resbalón de Godín en el inicio de la segunda mitad aprovechado por Maxi Gómez y un buen remate de cabeza de Aspas doblegaron a los colchoneros que jugaron con diez durante veinte minutos por la expulsión de Savic. [Datos y estadísticas del Celta 2-0 Atlético].

Partido muy disputado donde la jugada en la que Godín se resbaló tras recibir un balón de Thomas fue el comienzo del fin para los de Simeone depués de que Maxi Gómez superara a Oblak. Cinco minutos después, el uruguayo habilitó para su compañero Iago Aspas que de cabeza noqueó a su rival en un encuentro que había sido muy igualado hasta ese momento y que pudo acabar en 3-0 si el VAR no hubiera anulado el gol de cabeza de Sergio Cabral en el minuto 70.

Salió Simeone a Balaídos con cuatro cambios con respecto al once que venció al Rayo en un estadio donde nunca había perdido hasta hoy. Giménez, Koke, Thomas y Filipe entraban en el equipo titular para tratar de llevarse una valiosa victoria en Vigo ante un Celta que repetía el once que le dio la victoria ante el Levante.

Duelo de amigos en los banquillos donde los dos argentinos ponían dos equipos muy similares en cuanto al dibujo táctico con un centro del campo muy poblado en el que Pione Sisto campaba con libertad por la zona ancha para tratar de ganar la partida a los hombres dispuestos por el ‘Cholo’.

Apareció el peligro primero en la portería de Oblak cuando Giménez tuvo que adelantarse a Roncaglia en el minuto cinco para despejar al córner y cuatro minutos después cuando Iago Aspas no llegó a rematar a portería un envío de Sisto desde la banda derecha. Se veía superado el Atlético por un Celta bien armado y con hechuras de equipo que sabe a lo que juega y que ganaba a los puntos a su rival en los primeros minutos.

El talento de los dos equipos se encontraba encorsetado ante las precauciones y el orden de ambos equipos que no querían verse sorprendidos por su oponente. Los ataques posicionales no se culminaban con ocasiones y tanto Sergio como Oblak eran meros observadores hasta que Aspas en el minuto 18 lanzó el balón al lateral de la red en una nueva llegada local.

Ensanchaba el campo el Celta en sus ataques mientras que el Atlético se empeñaba en jugar por el centro del campo con muchos jugadores filtrados entre la defensa gallega pero sin acierto ni peligro durante una primera hora de juego donde las defensas se imponían a los ataques con mayor posesión para los vigueses.

Pero la ocasión más clara del encuentro la tuvo Griezmann en el minuto 26 cuando el disparo del francés desde fuera del área se marchó a la izquierda de Sergio por muy poco. Error garrafal de Lobotka que entregó el balón a Diego Costa quien cedió a su compañero para quedarse cerca de adelantar a su equipo en el marcador.

La ocasión pareció despertar al Atlético que comenzó a tener un poco más el control del juego encerrando al Celta durante varios minutos dando un pasito al frente para tratar de genera algo un peligro que no llegó pero que dejó mejores sensaciones ofensivas en los de Simeone de cara a afrontar la segunda mitad.

Cinco minutos de 'locura'

Pero nada más lejos de la realidad. Maxi Gómez no perdonó en el arranque de la segunda parte tras aprovechar un resbalón de Godín tras un pase atrás de Thomas y el uruguayo batió por bajo a Oblak tras un mano a mano muy efectivo para el Celta que se ponía por delante (1-0). Mazazo importante para los madrileños que afrontaban la segunda mitad por detrás en el marcador.

Y lo peor estaba por venir ya que en el 51’ Iago Aspas marcó el segundo tanto del Celta cuando remató de cabeza un envío de Maxi Gómez para noquear al Atlético y poner tierra de por medio ante un rival que en cinco minutos se encontraba 2-0 abajo.

Premio enorme para los locales que en cinco minutos de fortuna e inspiración pusieron muy a su favor un encuentro muy igualado hasta entonces y que su rival lo acusó demasiado y que hizo lo imposible por conseguir la remontada pero la precipitación y las prisas fueron un malos compañeros para sus intereses.

Simeone movió el banquillo dando entrada a Lemar, Kalinic y Arias pero la losa era demasiado pesada para que los movimientos dieran sus frutos.

Un remate de Sául en el minutos 64 que se fue a córner y fue quizás la única ocasión del Atlético que se quedó con diez tras la expulsión de Savic en el minuto 70 tras recibir la segunda tarjeta amarilla. Además, el partido pudo complicarse aún más para los atléticos tras la anulación del gol de cabeza de Gustavo Cabral por parte del VAR que apreció fuera de juego en el remate del argentino, el remate de Hugo Mallo que paró Oblak en el minuto 81 o el disparo postrero de Fran Beltrán en el 95’.

Con este triunfo, el Celta suma siete puntos en La Liga por cuatro de su rival y ambos equipos afrontan el parón liguero del fin de semana que viene con la misiones encontradas en ambos clubes: saborear la victoria en Vigo y rearmarse en Madrid.

Deportes

anterior siguiente
-->