Enlaces accesibilidad
Mundial 2018 | Alemania 2 - 1 Suecia

Kroos culmina la heroica alemana y revive al vigente campeón

Por
Kroos culmina la heroica alemana y revive al vigente campeón
Kroos celebra su gol que supuso el definitivo 2-1 ante Suecia. noticias

Ficha técnica:

2.- Alemania: Manuel Neuer; Joshua Kimmich, Jerome Boateng, Antonio Rüdiger, Jonas Hector (m.87, Julian Brand); Sebastian Rudy (m.31, Ilkay Guendogan), Toni Kroos; Thomas Müller, Julian Draxler (m.46, Mario Gómez), Marco Reus; y Timo Werner.

1.-Suecia: Robin Olsen; Mikael Lustig, Víctor Lindelof, Andreas Granqvist, Ludwin Augustinson; Sebastian Larsson, Albin Ekdal, Viktor Claesson (m.74, Jimmy Durmaz), Emil Forsberg; Marcus Berg (m.90, Isaac Thelin) y Ola Toivonen (m.78. John Guidetti).

Goles:

0-1, m.32: Toivonen;

1-1, m.48: Reus;

2-1, m.96: Kross.

Árbitro: Szymon Marciniak (POL) expulsó por doble amonestación a Boateng (m.82). Y mostró cartulina amarilla a Ekdal.

Incidencias: partido de la segunda jornada del Grupo F jugado en el estadio olímpico Fisht, en Sochi ante 44.287 aficionados.

 Alemania ha firmado una histórica remontada ante Suecia y se mantiene con vida en este Mundial.  Toivonen puso en serios apuros a la vigente campeona y la tragedia alemana se mascaba tras el 0-1 del primer periodo. El cuadro de Löw se volcó completamente en el segundo periodo y Reus anotó el 1-1 en el 48'. En el último suspiro, Toni Kroos marcó un golazo de falta y se desató el júbilo en el conjunto germano.

Löw introdujo cuatro cambios en el once. Rudiger, Héctor, Rudy y Reus por Hummels, Plattenhardt, Khedira y Özil. La apuesta parecía salir al inicio del partido. El asedio alemán fue evidente en los primeros 15' y Werner metió el miedo a los suecos en el 2'. Tras la ocasión del delantero alemán, llegaron dos aproximaciones inmediatas pero sin ser claras ocasiones de gol. Alemania salió a por todas y Suecia aguantaba el ciclón germano.

La vigente campeona del mundo bajó el ritmo y Suecia lo notó. El equipo de Janne Andersson circulaba el balón, ya no estaba encerrada en su campo y tuvo la primera jugada clara del partido. Tras una pérdida de Rudiger, Berg se acercó al área alemana y entre Boateng y Neuer evitaron el disparo del atacante sueco en el 12'. Primer aviso sueco que optaba por el contragolpe para causar peligro al combinado alemán.

Alemania no transmitía el dominio del inicio. Suecia se crecía y la portería de Neuer la veían más próxima. Para colmo, Rudy se lesionó. Fue el primer revés de los germanos que solucionó con la entrada de Gündogan al terreno de juego en el 31'. Los de Löw estaban espesos y Suecia golpeó primero. Kroos erró en el inicio de la circulación de balón y los suecos armaron un contragolpe de libro. Claesson centró desde el costado derecho, Toivonen se colocó el esférico con el pecho y con una sutil vaselina batió a Neuer en el 32'. Alemania estaba fuera del Mundial en esos instantes. Era el peor guión, ya que el combinado sueco se caracteriza por su solidez defensiva.

Tras adelantarse en el marcador, los suecos retrasaron su posicón y juntaron sus líneas. Concedieron las bandas a una Alemania que colgó constantes centros al área rival pero no causó peligro. El recién incorporado Gündogan, dada la poblada defensa de Suecia, optó por el recurso del disparo y su tiro en el 39' lo despejó Olsen. Fue la ocasión alemana más clara del primer periodo.

Suecia estuvo muy cerca de fulminar a Alemania al borde del descanso. Neuer se vistió de héroe y salvó a su equipo con una gran parada al cabezazo de Berg. Fue la última jugada de un primer periodo de infarto para los vigentes campeones.

Reacción inmediata tras el descanso

Löw puso más potencial ofensivo. Mandó al banquillo a un desapercibido y desquiciado Draxler y entró en su lugar Mario Gomez. Con este cambio, el técnico alemán quería crear espacios dentro del área y fijar la marca de Granqvist y Lindelöf. Y la jugada no le pudo salir mejor.

Timo Werner centró desde el costado izquierdo y el citado Gómez no pudo rematar el pase, pero sí Marco Reus. El centrocampista del Dortmund remató con la rodilla que tantos problemas le ha dado. 1-1 en el 48' y Alemania, que volvía a estar viva en este Mundial, tenía todo el segundo tiempo para remontar el encuentro.

La tónica del segundo periodo fue la imaginada, con una Alemania volcada al ataque y asumiendo riesgos, mientras Suecia aguantaba en su área. Los germanos tuvieron dos jugadas de peligro consecutivas. Kroos en el 49' cuyo disparo salió muy cerca de la portería rival y el remate de cabeza de Müller en el 50' que se marchó por encima del travesaño. Asedio alemán como en el primer tiempo, pero con claras ocasiones de gol.

A pesar del empate, Suecia siguió concediendo las bandas. Los germanos lanzaban continuos centros y la selección sueca resistía. Mario Gómez estuvo muy cerca de firmar el 2-1 en el 67', pero su disparo dentro del área fue mal anulado por el colegiado polaco. 

A Suecia le empezaba a pesar las piernas. Alemania no bajaba los brazos y seguía en busca del segundo gol. Werner la tuvo en el 80', aunque su disparo se fue muy alto. Últimos diez minutos y al campeón se le empezaba a ver muy ansiosa, lo que impedía su claridad en el último pase.

Kroos firma la remontada alemana

A Alemania se le acumulaba los problemas. Boateng fue expulsado en el 82' por doble amarilla y los germanos se quedaban con uno menos. Aún así, Löw se arriesgó y puso en el campo a Brandt en el 86'.

El guión final del encuentro continuó con el asedio alemán a base de centros desde los dos costados. Gómez remató un centro lateral y Olsen realizó un paradón en el 87'. El delantero del Sttutgart no se lo creía y el empate parecía el resultado final.

Suecia aprovechó el desgaste de Alemania y pudo dejarla realmente K.O en el tiempo de añadido. No obstante, Neuer y la defensa alemana impidieron el ridículo alemán. Los de Löw siguieron luchando y su esfuerzo tuvo recompensa. ¡Y vaya recompensa!

En la última jugada del partido, 'SupermanKroos' culminó la remontada en el 95'. Falta indirecta desde el lado izquierdo que se coló en la escuadra de Olsen. Se desató la locura y el jubilo entre los jugadores y la afición germana. Era el final de un partido digno de guión de Hollywood. Habían pasado del fracaso absoluto al renacimiento desde las cenizas.

Alemania se rindió hoy incondicionalmente a Toni Kroos, artífice del gol en el minuto 95 que salvó al campeón del mundo del hundimiento prematuro, al tiempo que pidió disculpas a Suecia por la euforia desmedida del banquillo tras el tanto de la victoria.

Gracias a esta agónica victoria, Alemania depende de sí misma para estar en octavos. Se enfrentará a una Corea del Sur prácticamente eliminada en este Mundial tras su derrota ante México, líder del grupo F, con seis puntos. El conjunto de Löw es segunda de este grupo con tres, los mismos que la derrotada Suecia. Mexicanos y suecos se jugarán, a priori, la otra plaza para la siguiente ronda.

Deportes

anterior siguiente
-->