Enlaces accesibilidad
Fútbol | Supercopa de España

Cristiano, protagonista en la victoria del Camp Nou

  • El portugués marcó el 1-2 y fue injustamente expulsado por doble amarilla
  • Zidane le ganó la partida a Valverde en el debut del culé en partido oficial
  • Los blancos siguen de dulce y comienzan la temporada imparables
  • Crónica del FC Barcelona-Real Madrid, por Mario Vallejo
  • Así hemos contado el FC Barcelona 1-3 Real Madrid, por Óscar López

Por
Cristiano, protagonista en la victoria del Camp Nou
Cristiano muestra su camiseta al Camp Nou tras anotar el 1-2. AFP noticias

El Real Madrid se ha impuesto al FC Barcelona por 1-3 en el partido de ida de la Supercopa disputado en el Camp Nou tras una segunda parte en la que los blancos fueron mejores que su rival, en la que Cristiano Ronaldo desniveló el encuentro con un golazo a los pocos minutos de salir al campo y que fue expulsado tras recibir dos amarillas: una por quitarse la camiseta tras el gol y la segunda, injusta, tras entender el árbitro que hizo piscinazo en un forcejeo con Umtiti. Antes Piqué había marcado en propia meta para que igualara Messi tras un penalti inexistente a Luis Suárez. El 1-3 fue obra de Marco Asensio que volvió a marcar en una final.

Tras un primer tiempo de tanteo entre los dos equipos, fue el Madrid el que impuso su mejor juego en el segundo tiempo aprovechando los huecos que dejaba un Barça que se fue al ataque para intentar nivelar el marcador tras el gol de Piqué en propia meta. Los blancos siguen a un gran nivel tras su victoria en la Supercopa de Europa ante el Manchester United y se impuso al Barça gracias a varias circunstancias.

Cristiano Ronaldo, protagonista del encuentro

El portugués comenzó el encuentro en el banquillo y salió al terreno de juego en la segunda parte para acaparar todos los focos, sobre todo después de anotar el gol que desnivelaba el marcador. El delantero blanco lanzó un gran disparo tras encarar a Piqué y su lanzamiento desde fuera del área se coló por toda la escuadra. El balón de oro quiso emular a Messi cuando el argentino enseñó su camiseta al Bernabéu en el último Clásico de Liga tras anotar el gol de la victoria. Después, Cristiano fue expulsado cuando el colegiado entendió que se tiró al suelo en un forcejeo con Umtiti, error garrafal del árbitro ya que Cristiano no se lanzó al suelo.

Zidane le gana la partida a Valverde

El técnico francés supero tácticamente a Ernesto Valverde que se estrenaba en el banquillo culé en partido oficial en el Camp Nou. El francés repitió el mismo equipo de la Supercopa de Europa con el cambio de Kovacic por el sancionado Modric y con Isco de enganche para los dos delanteros Bale y Benzema, disposición que superó a la que puso en juego Valverde que dio entrada a Deulofeu para sustituir a Neymar con un centro del campo formado por Busquets, Rakitic e Iniesta que fue interceptado por los blancos y solo Messi desequilibró por momentos la línea medular blanca. Zidane acertó con los cambios cuando sustituyó a Cristiano por Benzema, a Asensio por Kovacic y a Lucas Vázquez por Bale.

Isco y Kovacic, los mejores del Madrid

De nuevo el malagueño marcó la diferencia en el encuentro alternando la magia con el esfuerzo defensivo y sus desequilibrantes internadas y asociaciones con sus compañeros pusieron la calidad de un choque trabado. Isco parece indistutible y ha comenzado la temporada como acabó la anterior y llevando peligro y vistosidad en el juego madridista. Fue el mejor del encuentro y es un referente en el Madrid de Zinedine Zidane. El MVP de la pasada Supercopa de Europa está explotando su enorme chispa ante rivales de entidad y está deslumbrando en este comienzo de temporada.

Por otra parte, Kovacic ha realizado una gran pretemporada y ha sustituido al sanciado Modric con éxito realizando un gran trabajo sobre todo cuando tapó los espacios que buscaba Leo Messi. Gran labro en defensa y criterio cuando tuvo la tarea de conectar con los delanteros. El centrocampista blanco siempre da la talla cuando Zidane le da minutos y su calidad da equilibrio a una plantilla que tiene un centro del campo, hoy por hoy, insuperable.

Messi, la referencia del Barça

El argentino, sin brillar como nos tiene acostumbrados fue el mejor de su equipo y el autor del gol azulgrana al trasformar un penalti. El 10 culé fue el jugador más activo de los de Valverde encarando siempre a los centrocampistas y defensas blancos llevando peligro a la portería de Keylor Navas. De sus botas salieron las mejores jugadas de un Barça que todavía tendrá que mejorar mucho para ser una alternativa al Real Madrid.

La ausencia de Neymar

Valverde dio entrada a Deulofeu con la difícil misión de sustituir al crack brasileño, que fichó por el PSG y que debutó con gol en la liga francesa ante el Guimgamp en el triunfo de su equipo por 0-3. Deulofeu fue una desdibujada sombra del brasileño encarando muy poco a la defensa blanca y asociándose poco con sus compañeros. Fue sustituido por Denis Suárez que fue más efectivo que su compañero y llevó algo más de peligro a la meta de Navas, Difícil misión la del Barça que tiene un gran hándicap para sustituir al brasileño en esa posición.

De Burgos Bengoetxea no estuvo a la altura del partido

El colegiado del partido se vio superado por la trascendencia del encuentro, no solo por los errores de bulto que cometió sino por la falta de autoridad cuando debería haber puesto orden en los momentos de tensión que se sucedieron durante los noventa minutos. Erró clamorosamente en el penalti señalado a favor del Barça cuando Luis Suárez se tiró ante la salida de Ter Stegen y no acertó en la expulsión a Cristiano cuando pugnaba con Umtiti por rematar un balón.

Varane y Umtiti, los amos de la defensa

Francia puede estar contenta con la pareja de centrales que tiene ya que tanto el azulgrana como el madridista rayaron a gran altura defendiendo con criterio y adelantándose a los delanteros contrarios cuando las circunstancias del juego lo requerían. Ambos jugadores han llegado al comienzo de la temporada en un gran estado de forma. Por otro lado, Ramos y Piqué estuvieron atinados a excepción del gol en propia meta que anotó el catalán, que fue superado por Cristiano en la segunda parte.

Asensio aprovecha la confianza de Zidane

El mallorquín volvió a marcar en una final y ya lo ha hecho siempre que ha debutado en un torneo, como hizo en la Supercopa de 2016 ante el Sevilla, en la Liga ante la Real Sociedad y en la final de Champions de Cardiff ante la Juventus. En el Camp Nou lo volvió a hacer, demostró la calidad que atesora y está dispuesto a poner en aprietos a Zidane para elaborar las alineaciones una vez que comience la temporada

Deportes

anterior siguiente