Enlaces accesibilidad
Baloncesto | Liga Endesa

Reyes hace líder al Real Madrid y el Barça se luce ante Obradoiro

  • Los de Pablo Laso ganan al Unicaja 92-77 y recuperan el basketaverage
  • El FC Barcelona ha batido por 79-57 al Rio Natura Monbus Obradoiro
  • Repasa toda la actualidad de la Liga Endesa en RTVE.es

Por
El Real Madrid, con liderato en solitario tras ganar al Unicaja

El Real Madrid consiguió el doble objetivo de ganar al Unicaja, por 92-77, y hacerlo por más de 7 puntos tras el 99-92 de la primera vuelta, con lo que es líder de la clasificación y cuenta con una victoria y la diferencia particular de ventaja gracias al arrojo de su capitán Felipe Reyes. [Repasa toda la actualidad de la Liga Endesa en RTVE.es]

Reyes volvió a aparecer cuando más le necesitaba su equipo. El rebote defensivo del Madrid había desaparecido y el capitán no solo lo encontró sino que anotó hasta 16 puntos en los primeros 7 minutos del tercer cuarto, cimentando una diferencia en el marcador que acabaría siendo decisiva.

La importancia del partido para los dos equipos quedó patente en la pista desde el primer segundo. No hubo concesión alguna y ambos comenzaron enchufados y con fuertes defensas para maniatar al rival.

Fue el Real Madrid el que marcó las primeras diferencias en el marcador gracias a su mayor acierto ofensivo, 9-3 (min.2,30), pero todas esas buenas sensaciones locales se malograron debido a los fallos en el rebote defensivo que otorgaron segundas y terceras oportunidades a los malagueños.

El problema alcanzó magnitudes sísmicas y el primer cuarto finalizó con un rotundo 4-15 en rebotes. Aun así, el Madrid se las apañó para no perder la ventaja en el marcador y cerrar el primer cuarto con un 19-15 engañoso, y gracias a un triple desde 9 metros de Sergio 'Chacho' Rodríguez en el último instante.

Estaba clara la prioridad del Real Madrid, cerrar el rebote y aferrar el balón por lo civil, lo penal o lo constitucional. La entrada de Andrés 'Chapu' Nocioni y Marcus Slaughter buscó eso, nervio, garra, compromiso, lucha, batalla.

Una falta en ataque señalizada a Slaughter, en el minuto 13,32 de juego, fue uno de los puntos de inflexión del partido. Pablo Laso, entrenador del Real Madrid, protestó y el árbitro principal le señaló dos técnicas consecutivas.

Tan seguidas fueron que Laso ni advirtió la segunda y se sorprendió cuando se dio cuenta de que debía abandonar la pista de juego. Su equipo ganaba por 23-20. Esta circunstancia hizo que el apático público despertara en la grada y que el partido, denso, peleado, adquiriera una nueva dimensión.

El Madrid se sintió espoleado y apretó los dientes para meter otra marcha más al ritmo. El marcador lo reflejó con un 38-28 (min.18).
El Unicaja, con anterioridad, hizo la goma y amagó en varias ocasiones con adelantarse en el marcador pero en ninguna de ellas consiguió su objetivo. Un dato a tener en cuenta.

El Madrid igualó el rebote con un 9-9 en este apartado en el segundo cuarto y se fue al vestuario con 6 puntos de ventaja, 43-37 aunque sin Laso, sin Jaycee Carroll, por lesión, y con Rudy con tres personales.

Felipe Reyes fue el protagonista de los primeros instantes del tercer cuarto al cerrar su aro en defensa, coger rebotes y ser el protagonista en ataque con 8 puntos consecutivos, 49-37 (min. 22). El capitán siguió dominando el timón de la nave madridista con mano firme, acaudillando una defensa agresiva, potente y efectiva ante un Unicaja desorientado y sin reacción ante la exuberancia local. En ataque, además, Reyes anotó, asistió y dio una sensación de suficiencia total. El 61-45 (min. 26,20) fue, en gran parte, fruto de su gran actuación, con Sergio Llull como perfecto escudero. Un minuto más tarde y con 16 puntos anotados en el tercer cuarto, Reyes iba al banco a tomar aliento.

El periodo finalizó con un 68-52, 25-15 de parcial y, por primera vez con ventaja para el Madrid en los rebotes, 12-6, lo que le dio más que fundadas esperanzas de poder cumplir con los dos objetivos marcados; ganar por más de 7 puntos. Echado el candado a los rebotes, la ventaja local llegó a ser de veinte puntos, 76-56 (min.33,20). Unicaja no tiró la toalla pero admitió la superioridad de un Real Madrid que se dedicó a controlar la situación hasta el 92-77 final, con la única pega de que Rudy se retiró lesionado, con otro posible esguince de tobillo.
Luka Doncic, 17 años y la perla de la cantera madridista, debutó a falta de 1,28 minutos y el primer balón que tocó fue un triple que anotó.

El Barça despierta tras el descanso para apabullar al Obradoiro (79-57)

El Barcelona tuvo suficiente con apretar el acelerador tras el descanso para apabullar al Río Natura Monbús Obradoiro (79-57), que solo fue competitivo en los primeros veinte minutos de un duelo desigual.

Los azulgrana lograron un triunfo coral, en un partido que rompió en el tercer cuarto, cuando endosaron un parcial de 16-2 ante un rival en el que solo brilló el alero polaco Adam Waczynksi, máximo anotador del partido con 20 puntos, doce de ellos desde la línea de 6,75.

Aislado en la tercera posición y sin opciones en la Euroliga, el Barcelona afrontaba el duelo con el único objetivo de ganar confianza con vistas a los 'play-off'.

En un Palau Blaugrana desangelado, uno de los focos de interés fue la presencia del presidente de Miami Heat, Pat Riley, y del entrenador de Detroit Pistols, Stan Van Gundy, que presenciaron un inicio fulgurante de los gallegos.

Los de Moncho Fernández controlaron a Tomic y Doellman en la pintura y endosaron un parcial de 7-0 de la mano de un inconmensurable Waczinski, autor de diez puntos, 2 de 3 en triples, en los primeros diez minutos.

Unos registros que contrastaban con los bajos porcentajes de los azulgrana, que completaron un paupérrimo 4 de 15 en lanzamientos de campo en el primer cuarto.

Sin hacer un baloncesto brillante, los visitantes conseguían una primera ventaja al término del primer cuarto (14-18), que obligó a apretar algo el acelerador al vigente campeón de la Liga Endesa.

Aprovechó Pascual la intranscendencia del encuentro para que jugadores como Edwin Jackson o Bostjan Nachbar gozaran de los minutos que no han tenido en algunos de los momentos cruciales de la temporada.

El escolta francés respondió desde la línea de tiros libres, mientras que el ala-pívot esloveno se mostraba acertado desde el perímetro con un triple que daba la primera ventaja del partido para los catalanes (24-23, min.13).

Apretaron en defensa los azulgrana y lo notó el Río Natura Monbus, que solo pudo anotar doce puntos en el segundo cuarto, seis de ellos desde la línea de 6,75. Un parcial de 6-0 le permitió al Barcelona irse al descanso con una ventaja de cuatro puntos (34-30) al término de unos primeros veinte minutos grises.

Tras el descanso, la dinámica cambió totalmente. No querían sustos los locales que salieron intensos en ataque para cerrar el duelo y dar, así, una pequeña dosis de espectáculo a los 4.015 espectadores que asistieron al Palau Blaugrana.

De la mano de un efectivo Oleson -autor de dos triples consecutivos-, y los mates en transiciones rápidas de Thomas y Satoransky, así como a la lucha de Pleiss -el mejor de los azulgrana bajo los aros con 10 puntos y 16 de valoración- los locales completaron un parcial de 16-2 en los primeros compases del tercer cuarto y llegaron a gozar de una ventaja de dieciocho puntos (50-32).

Una avalancha que noqueó al Río Natura Monbus, que solo pudo anotar doce puntos en tercer cuarto gracias a otro triple de Waczynski y a la perseverancia interior de Triguero.

En los últimos diez minutos, los de Pascual bajaron el ritmo anotador, si bien mantuvieron su intensidad defensiva para afrontar el tramo final con una cómoda renta.

En las filas gallegas, solo Nankivil -muy guerrero bajo los aros-, Triguero y Waczynski dieron la cara, si bien no pudieron evitar que su equipo se fuera del Palau con buenas sensaciones.

Deportes

anterior siguiente