Enlaces accesibilidad
Fútbol | Selección española

Diego Costa, llamado a seguir los pasos de Donato, Catanha y Senna

  • El punta sería el cuarto brasileño en jugar con España, décimo nacionalizado
  • Dani Alves le pide "que lo piense fríamente, puede ser importante con Brasil"
  • Costa, actual 'Pichichi' de la Liga, ha admitido su interés de jugar con España

Por
Diego Costa, el jugador de moda en España.
Diego Costa, el jugador de moda en España. REUTERS REUTERS

Anda la selección brasileña en Corea del Sur para disputar un nuevo amistoso en su preparación para el Mundial 2014, donde uno de los suyos, Diego Costa, podría acudir enfundado con la camiseta de la selección española, la gran rival de la 'canarinha'. Aunque es algo que no gusta a todos, Costa sería el décimo jugador nacionalizado sin ascendencia española que jugaría con la Roja y el cuadragésimo nacido fuera de España.

En plena semana de encuentros internacionales entre selecciones, con Brasil y España concentradas, el futuro de Diego Costa empapa buena parte de los debates en torno a ambas selecciones. Son las grandes favoritas para el Mundial y no quieren pensar en ofrecer cualquier tipo de ventaja a su rival. Así, y aunque la Confederación Brasileña ha dado el visto bueno a la autorización para que Costa juegue con España y el propio jugador ha admitido su interés en jugar con la campeona del mundo, en Corea han surgido voces pidiendo reflexión antes de que sea demasiado tarde.

Alves: También puede ser importante para Brasil

Dani Alves conoce muy bien al delantero del Atlético. Ambos han hecho carrera en España y ambos han sido tentados para ser internacionales con la selección española. El lateral, que en su día optó por la 'canarinha', ha pedido al delantero rojiblanco que se lo piense bien. "Espero que lo piense fríamente porque también puede ser importante para la selección brasileña", aseguró el azulgrana en declaraciones a Globoesporte a su llegada a Seúl.

"Diego Costa está viviendo un momento espectacular es el máximo artillero del campeonato y debería tener más paciencia", ha apuntado Alves, que ha reconocido que no ha podido hablar con él y que se trata de "una decisión personal". "No podemos interferir, si decide jugar con España hay que respetarlo", ha explicado.

El actual 'Pichichi' de la Liga admitió este fin de semana que la decisión ya estaba "tomada" y que España se lo había "dado todo". Curtido futbolísticamente en nuestro país, Costa podría seguir los pasos de otros brasileños como Senna, Donato o Catanha.

De Kubala a Pernía

Hay que remontarse sesenta años para encontrar al primer jugador nacido fuera de nuestras fronteras sin ascendientes españoles que defendió la camiseta de la selección española de fútbol. Eran otros tiempos y el fenómeno húngaro Ladislao Kubala jugó con tres países diferentes. Tras disputar seis partidos con Hungría, su país de nacimiento, y once con Checoslovaquía, la tierra de sus padres, Laszly defendió a España hasta en 19 ocasiones, desde 1953 hasta 1961.

Los últimos años de Kubala coincidieron con el esplendor del argentino Di Stéfano, que vistió la Roja después de la albiceleste durante cinco años, de 1957 a 1961. Emblema del Real Madrid y uno de los más grandes de la historia del fútbol, anotó 23 goles con España en 31 partidos, siendo, hasta ahora, el extranjero que más partidos ha jugado con España.

Otro mito merengue, el húngaro Ferenc Puskas, vivió un breve idilio con la selección española, con la que jugó cuatro partidos y disputó un Mundial, en 1962, tras haber sido el referente de la selección magiar en 85 ocasiones y en el torneo de 1958.

Dieciséis años después, es precisamente Kubala, como seleccionador, el que llamaría al siguiente jugador nacido fuera de España, Juan Carlos Heredia, un argentino que disputó tres partidos con la Roja. El breve paso de Heredia contrasta con la apuesta por el brasileño Donato y, sobre todo, por el argentino Pizzi. Ambos debutaron con España en 1994 y disputaron 12 y 22 partidos respectivamente.

El siguiente brasileño en llegar a la selección, Catanha, fue llamado por Camacho en el año 2000 y apenas disputó tres partidos como internacional español. Más continuidad tuvo Marcos Senna, que, con 28 internacionalidades, jugó un papel importante en la selección de Luis Aragonés y fue una pieza clave en la consecución de la Eurocopa 2008.

Antes de la más que previsible convocatoria de Diego Costa, el último foráneo que encontramos es el argentino Mariano Pernía, que jugó 11 veces con la selección española y formó parte de la selección en el Mundial de Alemania 2006.

Deportes

anterior siguiente