Enlaces accesibilidad
Champions League | Borussia Dortmund - Bayern de Múnich

La nueva generación de la escuela futbolística alemana

  • El Bayern de Múnich representa el pasado reciente y el presente de Alemania
  • El Borussia es el futuro, con nuevas estrellas emergentes germanas
  • La experiencia de los muniqueses contra el desparpajo de los de Klopp
  • Final Champions en directo, sábado 20:45h. Borussia-Bayern en La 1, TVE HD, RNE y RTVE.es

Por

Reus (i) y Müller (d) celebran tantos con sus equipos
Reus (i) y Müller (d) celebran tantos con sus equipos RTVE.es RTVE.es

Alemania es uno de los referentes del fútbol mundial. En las últimas citas internacionales ha estado siempre entre los mejores, finalista en la Eurocopa de Austria y Suiza en 2008 y semifinalista en el Mundial de Sudáfrica 2010 y la Eurocopa de Polonia y Ucranía en 2012.

Su bestia negra en dos de esas tres competiciones fue España, salvo en la última Eurocopa, en la que cayó contra Italia. Este año han vengado sus dos decepciones consecutivas ante la 'Roja' con sendas goleadas sin piedad a Real Madrid y F.C. Barcelona. El Bayern representa a esta Alemania de los últimos años y el Borussia encarna el futuro de los germanos.

El estilo clásico alemán de fortaleza física y juego aéreo ha sido sustituido por el exquisito trato del balón y el juego de asociación. El punto de inflexión llegó en la Eurocopa de 2004 en Portugal, Alemania caía en la fase de grupos (como España) y el sistema de Rudi Völler con un 5-4-1 ha dado paso al 'tiki-taka', gracias a la dirección de Klinsmann primero y Löw después, pero por encima de todo, gracias a lo sobrados que van de talento los Schweinsteiger, Müller, Özil, Reus, Kroos, Götze y compañía.

El Bayern, columna vertebral de Alemania

El Bayern de Múnich ha conseguido fichar todo el talento emergente en su país y mantener una de las canteras más prolíficas del mundo. Por lo tanto, el club alemán más lauredo ha sido la base de la selección teutona en lo útlimos años.

De la escuela muniquesa han salido joyas como Schwensteiger, uno de los mejores centrocampistas de la última década, Müller, mejor jugador del Mundial 2010, además de Kroos, Badstuber o Alaba. El Barça sufrió en sus carnes al cuadro alemán este año tanto en la ida (4-0) como en la vuelta (0-3).

Pero también han incorporado todos los veranos grandes jugadores, patrios como Mario Gómez (35 mill. en 2009) o Neuer (22 mill. en 2011) y extranjeros como este verano a Mandzukic, Dante y Javi Martínez, batiendo con el fichaje del español el récord de un traspaso en la Bundesliga con 40 millones de euros.

En la derrota en semifinales de la Eurocopa 2012 frente a Italia (1-2), el último partido de Alemania en un gran torneo, hasta siete jugadores de los 11 iniciales eran del Bayern actual, ocho de los 14 que jugaron con la entrada de Müller. De inicio partieron Neuer, Lahm, Boateng, Badstuber, Schweinsteiger, Kroos y Mario Gómez.

Solo Hummels representaba en aquel once al Borussia Dortmund, con Özil y Khedira del Madrid y Podolski del Colonia. En el banquillo aguardaban varios compañeros de equipo del exquisito central; Gündogan, Schmelzer, Bender, Götze y Reus, éste último el único que dispuso de algún minuto.

El Borussia asegura el relevo generacional

Los jovenes del Borussia Dortmund han asombrado al mundo en esta edición de la Champions League. El equipo de Jürgen Klopp ha sido el segundo en la historia de la competición en alcanzar la final desde el bombo cuatro, tras el Mónaco. Se impuso en el grupo de la muerte a Manchester City, Ajax y Real Madrid y luego volvió a imponerse a los blancos en semifinales, con un histórico poquer de goles del delantero polaco Robert Lewandowski en la ida (4-1).

El Borussia Dortmund tiene una media de edad de su once inicial de 25 años por los 27,36 del Bayern Munich. Poca diferencia, pero los seis hombres de ataque del segundo clasificado en la Bundesliga promedian poco más de 23 años.

Los Gündogan (22 años), Götze (20), Bender (24), Schmelzer (25) y Reus (23) han derribado a golpes la puerta del once de Joachim Löw.  Es seguro que en el Mundial de Brasil 2014 el combinado alemán será una mezcla de los dos grandes que el viernes se disputarán la Liga de Campeones.  

A no ser que el Bayern siga llevándose, a golpe de talonario, todo el talento alemán, como ya ha hecho con Mario Götze por 37 millones de euros, ni más ni menos. Lo que está claro es que el futuro de la selección alemana está asegurado con los Schwenisteiger, Lahm y compañía sin alcanzar los treinta y los veinteañeros que llegan como Reus, Götze, Kroos y Gündogan. Hay Alemania para rato.

Deportes

anterior siguiente