Enlaces accesibilidad

Fútbol | Real Madrid 2-1 FC Barcelona

El Madrid se impone en el 'clásico' de la siesta

  • Benzema y Sergio Ramos, los goleadores blancos; Messi hizo el tanto culé
  • La hora y la intrascendencia de los puntos hicieron que el partido fuera aburrido
  • Valdés vio la roja por decir: "Os habéis cagado, no tienes vergüenza", según el acta
  • Así te hemos narrado el Real Madrid 2-1 FC Barcelona, por Óscar López

Por
El Madrid se abona a los 'clásicos'

Ficha técnica:

2 - Real Madrid: Diego López; Essien, Varane, Sergio Ramos, Coentrao (Arbeloa, m.69); Pepe, Modric; Callejón, Kaká (Khedira, m.58), Morata; y Benzema (Cristiano Ronaldo, m.58).
1 Barcelona: Víctor Valdés, Alvés, Piqué, Mascherano, Jordi Alba, Sergio Busquets, Thiago, Iniesta, Pedro (Adriano, m.77), Messi y Villa (Alexis, m.67).

Goles:

1-0, m.6: Benzema.
1-1, m.18: Messi.
2-1, m.83: Sergio Ramos.

El Real Madrid le tiene tomada la medida al FC Barcelona, especialmente a este irreconocible equipo culé que se va del Santiago Bernabéu con unos buenos registros en la posesión pero sin haber creado apenas ocasiones de gol. El Real Madrid, con un equipo de suplentes, ha demostrado casta y carácter para ayudar a que el Atlético de Madrid aún tenga opciones en esta Liga y para viajar con optimismo a Manchester United para jugarse la vida en la Champions League. [Así te hemos narrado el Real Madrid 2-1 FC Barcelona, por Óscar López]

El guion de juego en la primera mitad no sorprendió a nadie. El centro del campo compuesto por Modric, Pepe, Callejón, Kaká y Morata no parecía el más indicado para disputar la posesión al FC Barcelona.

Estas cosas raras de Mourinho de colocar a Essien en la derecha, a Pepe en la creación o a Morata lejos del área no aseguran el control pero sí que garantizan al madridismo entrega y lucha hasta la extenuación.

El Barça por su parte no estaba por la labor de hacer experimentos y sus cambios en el once se simplificaban a un mero cambio de cromos: Mascherano-Puyol, Thiago-Xavi y Villa-Cesc.

Horario poco habitual para un 'clásico'

El primer gol del partido, obra de Benzema en el minuto cinco, pilló a muchos aficionados con la mano delante de la cara para evitar el sol de sobremesa que calentaba tímidamente el Santiago Bernabéu. Fallo en la salida del Barça que aprovechan los blancos con un gran centro de Morata desde la izquierda que remató a placer el francés.

La réplica la puso Messi doce minutos el la primera ocasión que tuvo. A diferencia del partido de Copa, esta vez Alves busco la espalda de los centrales y el argentino se la ganó a Sergio Ramos que nada pudo hacer para evitar el gol. El astro argentino igualaba a su compatriota Alfredo Di Stéfano como el máximo anotador de la historia de los clásicos con sus 18 goles.

A partir de la igualada el choque se convirtió más en una siesta que en un 'clásico'. El dominio de la posesión de los blaugrana no se traducía en ocasiones de gol y el Bernabéu respondía con abucheos el ‘tiqui-taca’ que practicaban los culés en su propio campo.

En toda la primera mitad solo se vieron dos ocasiones de gol, una en cada lado, a cargo de Messi y de Morata en el 32' y 38', respectivamente.

El plomazo de partido no lo evitó el descanso ni los cambios y eso que Mourinho introdujo en el campo al aclamado Cristiano Ronaldo. El portugués puso todo de su parte para electrocutar el choque y un disparo suyo de falta directa hizo despertar a sus compañeros.

Cristiano Ronaldo espoleó a su equipo

El portugués arrió la bandera y tocó la corneta para que sus compañeros se dieran cuenta de que había que ganar y el aviso al barça se lo dio Morata en un mano a mano en el que salió victorioso Víctor Valdés a falta de quince minutos para el final del partido.

Con una jugada a balón parado –como ya hiciera Varane en la ida de la Copa– marcó Sergio Ramos el segundo y decisivo gol. Modric puso el centro y el central se elevó más que nadie para girar la cabeza con mucha elegancia y conseguir el gol. Fue un tanto que premiaba las ganas del equipo y afición local y castigaba la apatía visitante.

Pudo ser más grande el correctivo si la falta directa a colocar de CR7 en el 97' no se hubiera estrellado en la escuadra izquierda de la portería de Valdés.

La polémica, que nunca falta, estaba reservada para el final. Adriano cayó en una acción con Sergio Ramos dentro del área cuando el partido se despedía. Hasta Iniesta, siempre calmado, fue amonestado por protestar. Valdés acabó expulsado con el choque terminado. Muestra de un Barcelona que pierde los nervios. La Liga en su bolsillo pero parece que su gran enemigo le ha tomado la medida.

Valdés al árbitro: "No tienes vergüenza"

"Una vez acabado el partido y cuando aún nos encontrábamos en el terreno de juego, amonesté al jugador del FC Barcelona Nº1 D. Víctor Valdés Arribas por dirigirse hacia mi con los brazos en alto y voz en grito recriminándome una de mis decisiones. A continuación expulsé a este mismo jugador por encarárseme a escasos centímetros de mi cara diciéndome con voz en grito y de forma repetida: "os habeis cagado, no tienes vergüenza", señala el acta arbitral sobre la expulsión del meta barcelonista. Por unas palabras similares, Sergio Ramos fue sancionado con cuatro partidos.

Deportes

anterior siguiente