Enlaces accesibilidad

Liga | FC Barcelona 4-1 Atlético de Madrid

El Barça abre un abismo en la Liga

  • El Barcelona se sobrepone al gol de Falcao y tumba al Atlético (4-1)
  • Los de Vilanova amplian a 9 y 13 puntos su ventaja con Atlético y Madrid
  • Datos y estadísticas del FC Barcelona 4-1 Atlético de Madrid

Por
Messi celebra su primer gol al Atlético.
Messi celebra su primer gol al Atlético. REUTERS REUTERS

Ficha técnica:

4 - Barcelona: Valdés; Adriano (Alves, m.84), Piqué, Puyol, Alba; Busquets, Xavi, Iniesta, Pedro (Villa, m.79), Messi y Alexis (Thiago, m.75)

1 - Atlético de Madrid: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe Luis (Cata Díaz, m.46); Mario Suárez (Adrián, m.56), Gabi; Koke, Arda Turan, Diego Costa (Thiago, m. 60); y Falcao.

Goles: 0-1, m.31: Falcao. 1-1, m.36: Adriano. 2-1, m.45: Busquets. 3-1, m.58: Messi. 4-1, m.87: Messi.

Árbitro: Pérez Lasa (C. Vasco). Mostró cartulina amarilla a Mario Suárez (m.46) y a Thiago Alcántara (m.85).

Incidencias: Asistieron al encuentro 86.637 espectadores en partido de la decimosexta jornada de la Liga BBVA disputado en el Camp Nou. En el palco, entre otros asistentes, se encontraban los exjugadores del club azulgrana Deco, Sylvinho y Keita.

El Barcelona ha dado un golpe a la Liga al derrotar al único rival que le había aguantado el tipo hasta ahora, el Atlético de Madrid, que llegó a agrietar los cimientos culés en una primera media hora magnífica, pero no pudo con la calidad de un Barça que volvió a mostrarse imparable. [Datos y estadísticas del FC Barcelona 4-1 Atlético de Madrid]

Con esta victoria, el Barça se aleja nueve puntos por delante del equipo de Simeone y abre un abismo de trece con el Real Madrid, que ofreció un aperitivo para la gran noche azulgrana con su empate en casa frente al Espanyol. Distancias enormes, por tanto, las que ha conseguido el Barça sin que haya terminado siquiera el año, con un impecable saldo de quince victorias y un empate.

Buena culpa de ello la tiene Leo Messi, que si bien fue anulado durante toda la primera parte por la presión colchonera, apareció en la segunda para dejar su inagotable sello goleador por sexta jornada consecutiva y, de nuevo, con un doblete. Sin embargo, el equipo de Vilanova demostró que no solo vive del argentino y previamente remontó el zarpazo inicial de Falcao con dos golazos de Adriano y Busquets.

Hasta entonces, el Atlético había estado a la altura de su puesto en la clasificación, con una propuesta agresiva y directa, lo que le permitió jugar a su gusto con el partido y contar con las mejores ocasiones en la primera media hora de partido, en la que Falcao apareció constantemente hasta que logró el primer tanto del partido.

El Atlético da la cara

Después de su decepcionante papel en el derbi contra el Real Madrid, se esperaba mucho del Atlético en su cita con el Barcelona en el Camp Nou. La realidad de sus aspiraciones pasaba por una buena actuación sobre el verde barcelonés, y, convencido de sus posibilidades, el equipo de Simeone dio la cara desde el inicio.

Como a un buen Atlético, se esperaba a un gran Falcao, que no defraudó y mandó su primer remate del partido al palo derecho de Valdés. El colombiano giró el cuello de manera espectacular para rematar el balón que le puso Juanfran desde la banda, pero la madera negó el primer gol atlético. El fútbol era rojiblanco, con un buen control del centro del campo, en el que Koke y Mario Suárez mantenían a raya a Messi, y el trabajo incansable de Diego Costa, fundamental en el buen hacer atlético.

Pero el protagonismo volvió a coparlo Falcao, que rozó de nuevo el gol tras un rápido saque de falta de Koke para la carrera del colombiano, que se plantó en el área culé y disparó fuera incordiado por Puyol. Y así, con escasa respuesta local, el Atlético insistió y acabó viendo puerta al filo de la media hora, cuando Diego Costa arrebató el balón a Messi en el centro del campo y metió para Falcao, que superó a Valdés con una precisa vaselina.

Reacción azulgrana

El merecido gol del colombiano rentabilizó el buen inicio del Atlético, que se las prometía felices. Sin embargo, el Barça, que apenas había dado señales de vida, apareció en el 35' en una jugada aislada de Adriano, ese jugador incapaz de hacer un gol antiestético. El brasileño controló en la banda derecha y corrió hacia dentro dejando atrás a Filipe Luis y Arda Turan, para después colocar el esférico al palo largo de Courtois. Quinto gol en Liga de Adriano, que vive la mejor temporada de su carrera.

El tanto despertó al Barcelona, que recuperó su ritmo habitual y se hizo con el partido en la recta final de la primera mitad, en la que acosó el área de Courtois con llegadas continuas. En una de ellas, la más embarullada, el balón cayó en los pies de Busquets, que tiró de frialdad, amagó la entrada de Mario Suárez y la puso en la escuadra a falta de un minuto para el descanso.

El partido se dio la vuelta por completo y el Barça se marchó a la caseta por delante, a pesar de la gran primera parte rojiblanca. El golpe fue duro para los de Simeone, que fueron dominados sin contemplaciones por el Barcelona el resto del partido, en una segunda parte en la que apareció el que faltaba, Messi.

En su primera jugada de gol, el argentino la clavó lejos de los dominios de Courtois, anotando el decimosexto gol de su carrera al Atlético de Madrid, que todavía sufriría un nuevo latigazo de la 'Pulga'. Iinsaciable, el argentino se llevó un nuevo doblete al aprovechar un error de Godín en defensa para anotar el 4-1 a falta de tres minutos para el final del partido. El defensa atlético se marcó un innecesario taconazo y Messi apareció por allí para aprovecharlo y cerrar el partido.

Poco más pudo hacer el Atlético, que mejoró con la entrada de Adrián, pero no llegó a puerta con el peligro de la primera mitad. El Barça, mucho más cómodo, dio minutos a Thiago y Villa, de nuevo suplente en favor de Alexis, y brindó por el excelente campeonato que está liderando.

Deportes

anterior siguiente