Enlaces accesibilidad

Holanda quita de en medio a Brasil

  • Holanda es la primera semifinalista al ganar 2-1 a Brasil, que queda eliminada
  • La "canarinha" se adelantó pero la "oranje" dio la vuelta al partido
  • Melo fue expulsado por pisar a Robben, cuando estaba en el suelo
  • Así te lo hemos contado en el minuto a minuto

Por
Resumen del Holanda 2-1 Brasil

Ficha técnica:

Holanda: Maarten Stekelenburg; Gregory Van der Wiel, John Heitinga, Andre Ooijer, Giovanni Van Bronckhorst; Mark Van Bommel, Nigel De Jong; Wesley Sneijder, Dirk Kuyt, Arjen Robben; y Robin Van Persie (m.85, Jan Huntelaar). Seleccionador: Bert Van Marwijk.

Brasil: Julio César; Maicon, Lúcio, Juan, Michel Bastos (m.62, Gilberto); Gilberto Silva, Felipe Melo, Daniel Alves; Kaká; Robinho y Luis Fabiano (m.77: Nilmar). Seleccionador: Dunga.

Goles:

0-1, m.9: Robinho.

1-1, m.55: Felipe Melo en propia meta.

1-2, m.67: Sneijder.

Árbitro: el japonés Yuichi Nishimura expulsó a Felipe Melo (m.73) por falta sobre Robben. Y amonestó a Heitinga, Michel Bastos, Van der Wiel, De Jong y Oojier.

Incidencias: partido de los cuartos de final disputado en el estadio Nelson Mandela, de Puerto Elizabeth, ante 46.732 espectadores.

Brasil, la pentacampeona y selección favorita para ganar este Mundial, ha quedado eliminada en cuartos de final tras caer ante Holanda 2-1.

A los de Dunga se les ponía el partido de cara, ya que en el minuto 9 se ponían por delante gracias a un gol de Robinho. Pero en la segunda mitad, una desconocida Holanda ha dado la vuelta al encuentro y se ha clasificado gracias a los goles de Felipe Melo en propia puerta y un cabezazo de Sneijder. [Ver las estadísticas del encuentro].

Los jugadores brasileños afrontaron la segunda mitad confiados en su superioridad, pero Holanda comenzó a jugar como no lo hizo en la primera parte. Además, se encontraron con dos errores defensivos que culminaron en gol los goles y han terminado suponiendo la eliminación de la  pentacampeona.

Holanda, por su parte, da un paso más y se convierte en la primera semifinalista del Mundial de Sudáfrica. Los holandeses, que se enfrentarán al ganador del Uruguay-Ghana, no han llegado a una final desde el mundial de Argentina 78.

Dos partidos en uno

El encuentro en el que Brasil ha dicho adiós a Sudáfrica ha sido un partido bonito y con dos parte muy diferenciadas.

En la primera mitad, los brasileños supieron aprovechar sus oportunidades y en la primera que tuvieron marcaron su gol.

Fue en el minuto 7, pero el árbitro lo anuló porque en el arranque de la jugada Dani Alves estaba en posición anti reglamentaria. Robinho, el autor del tanto, protestaba está decisión, pero sus reclamos terminaron tan sólo dos minutos después, cuando esta vez sí, marcaba el 1-0.

Fue una buena jugada de la "canarinha" que dejó en evidencia a la zaga "oranje". Felipe Melo, muy bien en el primer tiempo, metió desde el medio campo un magnífico balón a la media luna, entre los defensas de Holanda. Robinho, recogió el lanzamiento en la frontal y con la pierna derecha terminó adelantando a los suyos.

Después del gol, la superioridad de Brasil se hizo patente. Los holandeses no se encontraban cómodos en el campo y además ahora, tocaban menos la pelota. Sus únicas ocasiones llegaban a balón parado, pero ni éstas generaban auténtico peligro porque la pelota siempre se marchaba muy desviada de la meta de Julio César.

Además, en este primer tiempo se pudo ver alguna pincelada de esa Brasil de "jogo bonito".

Fue a la media hora cuando Robinho se deshizo fácilmente de dos de sus rivales. Heitinga le hace falta y mientras estaba cayendo consigue pasar a Luis Fabiano, que de tijera sirvió en el centro del área a Kaká. El jugador del Real Madrid lanzó hacia la escuadra izquierda, pero el meta Stekelenburg consigue meter una mano para evitar el gol.

Fue sin duda la jugada más bonita de todo el encuentro y casi la mejor que ha hecho Brasil en este Mundial.

La defensa brasileña falla y Holanda lo aprovecha

Pero está superioridad brasileña fue anulada en los segundos 45 minutos. Aunque no hizo ningún cambio al descanso, Van Marwijk retrasó a Van Bommel y los holandeses comenzaron a controlar más el balón.

Ahora lo movían con idea y la primera ocasión no tardaría en llegar. En el siete de la segunda, consiguen una buena internada por la banda derecha. Robben pasa a Sneijder y éste pone el balón al área.

El meta Julio César y su compañero Felipe Melo no se entienden y el balón termina en el fondo de la red, después del cabezazo del centrocampista. Así pues Holanda empataba el encuentro con un gol en propia puerta de los brasileños.  Aquí comenzó el declive de Felipe Melo, que acabó siendo expulsado.

Quince minutos después, otro error defensivo de la pentacampeona supone el segundo gol de Holanda.

Robben pone el balón al primer palo al sacar de esquina, la toca Kuyt en primera instancia y después de cabeza, Sneijder termina marcando el 2-1 para su equipo.

El jugador del Inter estaba completamente solo y ni Juan y ni Felipe Melo, que estaban defendiendo por el centro impiden el remate de cabeza de uno de los futbolistas más bajos de Holanda.

La "oranje" conseguía dar la vuelta al partido, y Brasil mostrar su peor cara.

Melo expulsado por pisar a Robben

Los brasileños, poco acostumbrados a ir por detrás en el marcador, comenzaron a perder los papeles y ofrecieron la peor cara del deporte.

Robinho, uno de los más destacados de su equipo, había protestado demasiado durante la primera parte y pero al ir perdiendo, sus protestas ganaron en intensidad.

Sin embargo, la peor acción de encuentro vino por parte de Felipe Melo. El centrocampista, nervioso por sus dos fallos en defensa y practicando el truculento juego que le caracteriza, hace falta sobre Robben, que cae al suelo. No contento con esto, el futbolista brasileño pisa al holandés en el glúteo, sin ningún motivo y termina viendo la tarjeta roja.

Holanda ha dado la sorpresa al eliminar a la favorita. Los holandeses han necesitado 36 años para vengarse de la "canarinha", que ya les había eliminado en los Mundiales de Francia 98 y Estados Unidos 94 en esta misma fase de la competición.

Así pues, la Brasil de Dunga tiene que volver a casa en el mismo cruce que hace 4 años.

En Alemania 2006 fue Francia quien les apeó de la competición, ahora ha sido Holanda. La pentacampeona seguirá por tanto llamándose así, porque para conseguir su sexta Copa del Mundo, deberán esperar al menos otros 4 años.

Deportes

anterior siguiente