arriba Ir arriba

El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, ha mostrado su satisfacción en Las mañanas de RNE por los resultados del informe PISA, en los que España ha mejorado, sobre todo en comprensión lectora y ciencias, y se coloca en niveles de la OCDE. A juicio de Méndez de Vigo, son datos positivos que hay que incorporar al debate por el pacto educativo.

"Yo sí quiero lanzar ese mensaje de satisfacción, de que se están haciendo bien las cosas, razonablemente bien, y creo que eso es un aliciente ahora que en el Congreso de los Diputados se ha creado esa subcomisión. Vamos a integrar todos esos datos, todos estos análisis y vamos a mejorar el sistema educativo español", explica el ministro, que sobre el IVA cultural dice que la voluntad es rebajarlo en esta legislatura y que primero se rebajará el de los espectáculos en directo. El de las entradas de cine tendrá que esperar (07/12/16).

El rendimiento de los alumnos españoles de 15 años supera por primera vez la media de la OCDE en Lectura y llega a igualarla en Ciencias, mientras que sigue algo por debajo en Matemáticas, según los resultados de la última Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA 2015), recién publicada.
España consigue 496 puntos en Comprensión Lectora, frente a los 493 de la OCDE y los 494 de la UE, con lo que se sitúa en el puesto 21 entre los 35 miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.
En Ciencias, disciplina en que ha hecho hincapié PISA 2015, España llega a los 493 puntos (posición 24), los mismos que la OCDE, mientras que la UE obtiene 495. Sin embargo, en Matemáticas (puesto 25) los alumnos españoles se quedan en 486, por debajo de los 490 de la OCDE y los 493 de la UE.

El Ministerio de Educación y las comunidades autónomas han llegado a un acuerdo para reformar las reválidas y dejarlas sin efectos académicos.

La evaluación final de Primaria será muestral (no obligatoria para todos los alumnos) y de diagnóstico, sin perjuicio de que las comunidades decidan que sea censal en sus respectivos territorios.

Igualmente, la de ESO, que no tendrá efectos académicos ni para conseguir el título de Secundaria Obligatoria, será muestral y de diagnóstico.

Los alumnos de FP básica tampoco necesitarán realizar la prueba de ESO para conseguir el título de ESO, sino que el profesorado considerará si reúnen las condiciones para ello.

Además, el título de ESO será "único", con los mismos efectos, sea cual sea el itinerario académico elegido por los alumnos en cuarto de ESO.

La prueba de Bachillerato servirá para regular el acceso a la Universidad, será sobre las asignaturas troncales de Selectividad y se superará con una nota media de 4. Será similar a la Selectividad y acordada entre las comunidades y las universidades.

El Ministerio de Educación y las comunidades autónomas han llegado a un acuerdo para reformar las reválidas y dejarlas sin efectos académicos. 

El Consejo de Ministros aprobará un real decreto-ley, ha explicado el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, para que la evaluación final de Primaria sea muestral (no obligatoria para todos los alumnos) y de diagnóstico, sin perjuicio de que las comunidades decidan que sea censal en sus respectivos territorios.

PP, PSOE y Ciudadanos han acordado presentar una propuesta parlamentaria conjunta para constituir una Subcomisión en el Congreso que, en el plazo de seis meses, elabore un informe que sirva de base para que el Gobierno redacte un proyecto de ley básica de educación que sustituya a la LOMCE.

El texto del acuerdo, al que ha tenido acceso Efe y que será llevado al Registro del Congreso previsiblemente este viernes, se ha hecho llegar a los demás grupos parlamentarios para que se adhieran o no a él, han informado fuentes parlamentarias.

El Congreso de los Diputados ha dado un primer paso para un pacto de estado contra la violencia de género, después del acuerdo al que han llegado populares y socialistas. Donde de momento no hay consenso es en la LOMCE. A la espera de un pacto educativo, los efectos académicos de la reválida quedarán suspendidos, asegura el Gobierno, pero el PSOE ha presentado una proposición de ley que pretende acabar con estas evaluaciones y terminar sustituyendo la actual ley educativa por otra, para la que ha recabado el apoyo de toda la oposición, salvo Foro Asturias y dos abstenciones.