arriba Ir arriba
Brexit
  • Los primeros datos extraídos ratifican las hipótesis apuntadas por los investigadores franceses
  • Estos apuntaron que los sensores habían indicado que había humo en la cabina
  • Restos del fuselaje habían mostrado daños producidos por altas temperaturas
  • La segunda caja negra está aún siendo reparada en Francia

Turquía llora los más de 40 muertos del triple atentado suicida contra el aeropuerto Atatürk de Estambul. Entre las víctimas, miembros de la misma familia, estudiantes, gente normal. El país intenta reponerse este miércoles, entre consternada y horrorizada, del atentado suicida perpetrado por supuestos yihadistas del Estado Islámico cuyo balance de víctimas ha crecido hasta sumar al menos 43 muertos, entre ellos 13 extranjeros, y 239 heridos.

La oficina de Gobernación de Estambul ha precisado en un comunicado que se han identificado hasta ahora 37 de las víctimas mortales, de las que diez son extranjeras y tres tienen doble nacionalidad. Además, añade que 130 heridos continúan internados en diversos hospitales, mientras que otros 109 ya han sido dados de alta.

La prensa turca asegura que los extranjeros muertos son cinco saudíes, dos iraquíes, un tunecino, un uzbeco, un jordano, una ucraniana, un iraní y un chino. Sin embargo, el embajador de Palestina en Turquía, Faed Mustafa, ha comunicado a través de la agencia de noticias Maan que hay una mujer palestina entre los fallecidos, identificada como Nisrin Hashim Shafee Hammad.


Hasta el momento 13 personas, cuatro de ellas extranjeras, han sido detenidas en Estambul en el marco de la investigación. Otras 9 han sido arrestadas en Esmirna, en la costa del Egeo, supuestamente por su relación con el Estado Islámico (EI), al que el Gobierno considera responsable del atentado. También este jueves, fuerzas turcas han matado en la frontera con Siria a dos hombres a los que ha identificado como miembros de un comando del EI que intentaba infiltrarse para atentar. Según Afp, que recoge una información de la agencia Anadolu, el comando quería atentar en la ciudad de Adana (sur del país) o en la capital, Ankara. Turquía, que no fue muy beligerante contra el EI en los inicios del autodenominado "califato", participa ahora en la coalición internacional para derrotarlo, y ha sufrido atentados reivindicados por el grupo.

La inteligencia turca envió hace 20 días una carta a las altas instituciones del estado en la que advertía que se estaba preparando un atentado en Estambul. El pasado miércoles, tres terroristas suicidas atacaron el aeropuerto internacional de Ataturk y causaron al menos 41 muertos.

El balance oficial de muertos del atentado del pasado día 28 sigue siendo de 41 muertos y más de 200 heridos.

Sin embargo, varias fuentes asegura que la muerte de una mujer que se encontraba herida grave eleva la cifra hasta los 42 fallecidos.

Ningún grupo ha reivindicado aún el atentado suicida, uno de los peores que ha vivido el país. Tanto el presidente turco como el primer ministro han apuntado sin dudarlo al Estado Islámico (EI) como autor de la matanza, una posibilidad avalada también por la CIA estadounidense.

Sergio y Janire se casaron el sabado y anoche estaban en Estambul de escala rumbo a su luna de miel cenando dentro del aeropuerto cuando de repente a tan solo 100 metros vieron una enorme estampida de gente. "Escuchamos una explosión, fue un estruendo tremendo", cuenta Sergio, uno de los españoles que fue testigo del atentado. Explica cómo se escondieron en el baño con los móviles sin sonido por si venía alguno de los atacantes armados. El pánico generalizado, el caos duró hasta las 4 de la mañana. Este miércoles ya están en un hotel, reubicados, junto a un grupo de españoles, entre los que también estaba Miguel y su mujer. Su único deseo, pasar página, salir de Estambul, seguir sus vacaciones. "Qué mala suerte venir aquí y que pase esto o qué buena suerte haber salido con tiempo del aeropuerto.

Reportajes del mundo
En portada
El mundo en 24 horas