Enlaces accesibilidad

Investidura de Pedro Sánchez

Sánchez promete prohibir las amnistías fiscales por ley y un bono social de luz y gas en su discurso de investidura

Por
Las principales propuestas programáticas anunciadas por Sánchez en su discurso de investidura

Frente a un Congreso mucho más pendiente de sus palabras sobre Cataluña que de sus medidas programáticas, que además ya había avanzado al hacer público su pacto con Unidas Podemos, Pedro Sánchez ha ofrecido este sábado pocas propuestas novedosas en su discurso de investidura, entre ellas un bono social de suministros básicos que combine la electricidad y el gas, así como la renovación de la promesa de prohibir las amnistías fiscales, 200.000 nuevas plazas de Formación Profesional y la creación de un Instituto para la Transición Justa contra el cambio climático.

Pinceladas en un programa que Sánchez ha desgranado sin entrar en nuevos detalles sobre las medidas estrella del que, si supera la investidura, será el primer gobierno de coalición de España, como la derogación de la reforma laboral de 2012, el aumento la inversión educativa hasta el 5 % del PIB -un objetivo que ya se marcó en la investidura fallida de julio-, la imposición de precios máximos para los alquileres o la regulación de la eutanasia.

Una batería de medidas con las que Sánchez pretende, ha dicho, "gobernar con una mirada progresista", convirtiendo en el eje de su mandato la lucha contra la desigualdad, que ha calificado de "corrosiva para la convivencia". En este sentido, ha defendido la función redistributiva del Estado: "Somos una sociedad y es falsa la concepción neoliberal que solo tiene en cuenta a los individuos. Lo público es lo que nos une. Creemos en una economía social de mercado, pero no en una sociedad de mercado, porque no se puede entregar al mercado bienes como la salud, la educación, la seguridad, el porvenir y la vida de las personas", ha recalcado, antes de señalar que "España es también los impuestos que pagamos para costear los servicios públicos". Estas son las principales medidas de su discurso de investidura.

Intervención íntegra de Pedro Sánchez durante la primera jornada de investidura

Una nueva normativa de las relaciones laborales

Sánchez ha reiterado la voluntad del gobierno que aspira a presidir de derogar la reforma laboral aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2012, aunque sin detallar qué aspectos, más allá de dejar caer que existe "consenso sobre las cuestiones que tienen que ser derogadas".

Además, se pretende elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores y "reforzar la causalidad del despido", ha señalado, aludiendo en concreto a los despidos motivados en bajas por enfermedad, recientemente avalados por el Tribunal Constitucional. Asimismo, ha insistido en el objetivo de elevar el Salario Mínimo Interprofesional para que al final de la legislatura alcance el 60 % del salario medio en España.

Los autónomos cotizarán en función de sus ingresos, con el objetivo de lograr "cuotas más justas" al tiempo que se avanza en las coberturas para este colectivo. Y en materia de pensiones, Sánchez ha abogado por renovar el Pacto de Toledo para garantizar sus sostenibilidad, con el compromiso de revalorizarlas en función del Índice de Precios al Consumo (IPC).

Más inversión en educación y sanidad

El candidato ha reiterado su objetivo de elevar la inversión pública hasta el 5 % del PIB para educación y hasta el 7 % del PIB en sanidad, lo que representaría algo menos de un punto adicional en cada partida, es decir, unos 10.000 millones de euros en ambos casos.

En educación, además de la derogación de la actual Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), Sánchez ha prometido un plan estratégico de Formación Profesional con 200.000 plazas más, 80 nuevas titulaciones, impulso de la digitalización y formación del profesorado. Asimismo, ha abogado por un pacto para la universidad y una revisión del sistema de becas para convertir la ayuda "en un derecho, no en una dádiva".

En sanidad, ha insistido en la "eliminación progresiva de los copagos" y en la introducción del dentista en la cartera de servicios, además de anunciar un plan para el retorno de profesionales sanitarios emigrados por la crisis al extranjero. Y, para paliar la despoblación en las regiones interiores del país, ha prometido garantizar el acceso a la atención sanitaria a domicilio cuando no exista centro de salud en una localidad.

Sánchez, sobre Cataluña: "Hay que retomar la política y dejar atrás la judicialización"

Una ley para prohibir amnistías fiscales

En materia fiscal, Sánchez ha mencionado la necesidad de mantener el equilibrio presupuestario, aunque sus propuestas para ello han estado mucho más volcadas en el aumento de los ingresos que en el control de los gastos. Así, ha confirmado que el IRPF subirá para los contribuyentes que declaren más de 130.000 euros -dos puntos sobre la base general para las rentas superiores a ese umbral y cuatro puntos para la parte que exceda de 300.000 euros, según el acuerdo con Podemos-.

También, que habrá un tipo efectivo mínimo para las grandes empresas en el Impuesto de Sociedades -del 15 %, aunque subirá al 18 % para bancos y empresas de hidrocarburos- y que se aprobarán la tasa Google para servicios digitales y la tasa Tobin sobre el movimiento de capitales.

Sánchez se ha comprometido a evitar "cualquier aumento de la presión fiscal sobre las clases medias" y, además de una nueva ley contra el fraude, ha prometido prohibir por ley nuevas amnistías fiscales en el futuro.

Un bono social que combinará luz y gas

Otro de los ejes fundamentales del próximo gobierno será, según ha insistido Sánchez, la lucha contra el cambio climático, que pivotará sobre la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, en la que se fijarán los objetivos de reducción de emisiones de dióxido de carbono y los medios para lograr una generación eléctrica cien por cien renovable en 2050. Entre otras medidas, el candidato ha insistido en que las zonas de bajas emisiones serán obligatorias para las ciudades de más de 50.00 habitantes, una propuesta que ya presentó en julio del año pasado.

Para paliar los efectos del abandono de las energías contaminantes, el candidato ha anunciado la conversión del Instituto de las Cuencas Mineras en un Instituto de Transición Justa, que buscará crear yacimientos de empleo en las zonas con centrales de carbón o nucleares que dejen de funcionar, para evitar la despoblación de las comarcas afectadas.

En este apartado se incluye también la reforma del mercado eléctrico, para el que Sánchez ha anunciado la creación de un bono social que combinará tanto la luz eléctrica como el gas, hasta ahora separados, para familias vulnerables. En este sentido, ha subrayado que se prohibirá el corte de los suministros cuando el impago se deba a la por causas ajenas a la voluntad de los titulares.

La derogación parcial de la reforma laboral o la regulación de alquileres, entre las principales medidas del acuerdo entre PSOE y Podemos

Feminismo: solo sí es sí y persecución a la gestación subrogada

El feminismo es otro de los aspectos destacados del acuerdo entre el PSOE y Podemos, y Sánchez ha vuelto a hacer bandera de unas medidas que, ha recalcado, no responden "a una moda pasajera, es un movimiento social y político irreversible. Es imparable". Así, el candidato ha citado medidas como la ley de igualdad retributiva entre hombres y mujeres o la racionalización de los horarios a través del diálogo social.

El todavía presidente en funciones ha prometido también desarrollar el Pacto de Estado contra la Violencia de Género. En este ámbito, ha ratificado que se reformará el código penal para regular el consentimiento sexual para garantizar que "solo sí es sí".

Además, Sánchez ha anunciado una ley "para erradicar la prostitución y la trata de seres humanos con fines de explotación sexual" y perseguir a las agencias que ofrecen servicios para la gestación subrogada "a sabiendas -ha recalcado- de que está prohibida en nuestro país".

Otras medidas

Además de esos ejes fundamentales, el discurso de Sánchez ha desgranado el resto de las medidas pactadas con Podemos, como el compromiso de "frenar las subidas abusivas de los alquileres poniendo un techo [a los precios] en zonas de mercado tensionado" o la normativa que regulará la publicidad de los juegos de azar en línea e impedirá que los locales de apuestas puedan abrir durante la mayor parte del día y cerca de los centros escolares.

También ha destacado que se revertirá la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que limitaba los plazos de instrucción para casos de corrupción y que se legislará "para facilitar la recuperación de los bienes que hayan sido inmatriculados indebidamente por la Iglesia". En materia de memoria histórica, se auditarán "los bienes expoliados durante el franquismo para devolverlos a sus legitimos titulares, empezando por la recuperación del Pazo de Meirás [en manos de la familia Franco] para al patrimonio público", y se declararán el 31 de octubre día de la víctimas del franquismo y el 8 de mayo día de las víctimas del exilio.

Asimismo, el candidato a la presidencia ha prometido que la religión saldrá del currículo escolar, de forma que su enseñanza será voluntaria, no habrá una asignatura alternativa y no contará en la nota media. Se regulará la eutanasia, se sustituirá la ley mordaza por una nueva Ley de Seguridad Ciudadana, y se aprobará una "ley de la protección integral de la infancia y la adolescencia frente a todas las formas de violencia". Y, para luchar contra la despoblación, habrá cobertura de internet de más de 30 megas y de tres gigas para toda la ciudadanía a precios asequibles.

Noticias

anterior siguiente