Enlaces accesibilidad

El Centro de Salvamento de Roma pide el desembarco inmediato del Open Arms en Lampedusa

  • En las próximas horas se espera el desembarco de los 134 migrantes y refugiados que aún permanecen en el barco
  • El Centro Nacional de Coordinación de Socorro Marítimo depende del Ministerio de Transporte del Gobierno de Italia

Por
El Open Arms espera el permiso para desembarcar a los 134 rescatados que aún permanecen a bordo

El Centro Nacional de Coordinación de Socorro Marítimo, dependiente del Ministerio de Transporte del Gobierno de Italia, ha ordenado al puerto de Lampedusa que autorice de forma inmediata el desembarco de los 134 rescatados a bordo del Open Arms.

Según un documento filtrado a los medios de comunicación, el centro no ve impedimento para el desembarco y pregunta a los otros ministerios cuáles son los impedimentos que ellos ven para no dar la autorización.

La desesperación cunde en el Open Arms al permanecer bloqueado frente a Lampedusa

En las últimas 24 horas se han multiplicado los episodios dramáticos. Uno ha sucedido de madrugada, justo después de una evacuación urgente por razones médicas.

"No podemos aguantar más"

“¿Por qué? ¿Por qué? Necesitamos desembarcar”, repetía una y otra vez Odigie, uno de los rescatados. El capitán intentaba calmarlo a él y al resto de los migrantes y refugiados que aún continúan a bordo. Al mediodía varios migrantes se ponían los chalecos para tirarse al mar. Lampedusa está a sólo 800 metros. Su frustración se hace insoportable.

“La situación es muy grave. Vemos la tierra pero no podemos ir. Nos pone enfermos”, declara un joven chadiano al equipo de TVE que continúa a bordo del Open Arms desde el 1 de agosto.

La situación física y mental de las personas rescatadas había llegado al límite. El capitán del navío, Marc Reig, alertaba este viernes a las autoridades europeas de una situación insostenible. "Todo el mundo está psicológicamente roto. No podemos aguantar más. Cada segundo que pasa la bomba corre un segundo para atrás. O alguien corta el cable rojo y desactiva esta bomba ya o el Open Arms va a explotar".

El equipo de psicólogos también ha subido a bordo para intentar calmar los ánimos. Médicos y psicólogos coinciden en que cada hora que pasa se agrava su estado. Se debaten entre la desesperación y la desesperanza.

La Fiscalía italiana abre una investigación por secuestro 

La Fiscalía italiana ha abierto una investigación por secuestro de personas en el barco de la ONG española Open Arms, que espera con 134 migrantes a bordo frente a las costas de Lampedusa a que se le autorice el desembarco, y por el momento no va dirigida contra nadie en concreto.

Ha sido la fiscalía de la ciudad de Agrigento, en Sicilia (sur), la que ha abierto esta investigación, después de recibir una declaración formal los abogados de Open Arms, informan los medios locales.

En los últimos días, también había abierto otra con la hipótesis de delito de incitación a la inmigración ilegal, que sigue en curso. Precisamente fue esa misma fiscalía la que abrió una investigación en agosto de 2018 contra el ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, por los delitos de secuestro, arresto ilegal y abuso de poder después de haber retenido durante cinco días a más de un centenar de inmigrantes en Catania.

Singladura sin puerto

En estos quince días ha habido seis evacuaciones, con un total de 29 personas desembarcadas entre Malta e Italia. El goteo en la acogida de personas en territorio europeo ha sido una prueba muy dura para los que permanecían en el barco a la espera de que se pusiera fin a su reclusión naval a pesar de que seis países de la Unión Europea, entre ellos España, se han ofrecido para acoger a los rescatados. 

Las oenegés han denunciado, desde el primer momento, el derecho de los menores a ser desembarcados, explicando que la Ley de Asilo les amparaba y exigiendo a los gobiernos su protección. 

La burocracia sigue su curso y el fiscal de menores de Palermo acaba de asignar tutores legales a los menores que siguen a bordo del Open Arms, según anuncia en su cuenta de Twitter la organización humanitaria. 

El Open Arms ha rescatado desde el 1 de agosto a un total de 147 personas en alta mar y llevaba desde entonces esperando la autorización para desembarcar en un puerto seguro, algo que los países más cercanos, Italia y Malta, le denegaron. Los gobiernos de España, Francia, Alemania, Portugal, Luxemburgo y Rumanía han contactado con las autoridades italianas para mostrarse "dispuestos" a acoger a los migrantes, una vez que desembarquen.

Otro buque de rescate, el Ocean Viking, se encuentra aún en alta mar con 356 rescatados. Médicos Sin Fronteras ha expresado su preocupación por la situación de los 103 menores que viajan abordo. El buque ha esperado frente a las costas de Malta e Italia hasta que un tribunal permitió que entraran en aguas italianas desautorizando la prohibición firmada por el ministro de Interior, Matteo Salvini. 

Noticias

anterior siguiente