Enlaces accesibilidad

Banca

Deutsche Bank recortará 18.000 empleos en una reestructuración que reducirá al mínimo la banca de inversión

  • La reestructuración debe estar terminada a finales de 2022 y se calcula que tendrá un coste de 7.400 millones de euros
  • Al concluir la reorganización, el Deutsche Bank tendrá cerca de 74.000 empleados en todo el mundo

Por
Un hombre pasa junto a la sede de Deutsche Bank en Londres
Un hombre pasa junto a la sede de Deutsche Bank en Londres. EFE FACUNDO ARRIZABALAGA

El Deutsche Bank, el banco más grande de Alemania, recortará 18.000 puestos de trabajo en el marco de una reestructuración radical en la que uno de los propósitos es reducir al mínimo la banca de inversión. Así lo ha anunciado este domingo el banco tras una reunión del Consejo de Vigilancia.

La reestructuración debe estar terminada a finales de 2022 y se calcula que tendrá un coste de 7.400 millones de euros. Al concluir la reorganización, el Deutsche Bank tendrá cerca de 74.000 empleados en todo el mundo.

Ya en la asamblea general de mayo el presidente del banco, Christian Sewing, había anunciado duros recortes en el sector de la banca de inversión que incluye negocios con acciones y divisas y asesoría en fusiones de empresas y en salidas a Bolsa.

"Desde entonces, muchos de ustedes me han preguntado cuando se anunciarían las medidas concretas. Hoy ha llegado el día", ha dicho Sewing en una carta a los empleados. Sewing ha añadido que para los intereses del banco a largo plazo no hay alternativa a la reestructuración. "Sólo así podemos lograr que el Deutsche Bank vuelva a tener una posición de liderazgo", ha asegurado.

Antes de la crisis, la banca de inversión era muy rentable para la entidad

En los años previos a la crisis financiera la banca de inversión era uno de los sectores más lucrativos para el Deutsche Bank y aportaba buena parte de los beneficios de la entidad.

Sin embargo, la crisis de 2008 sacó a relucir los aspectos negativos de estos negocios y el Deutsche Bank se ha visto abocado a pagar miles de millones de dólares en multas.

En los dos últimos trimestres el sector de la banca de inversiones del Deutsche Bank tuvo pérdidas.

La reestructuración, según Sewing, no es otra cosa que un "retorno a las raíces del Deutsche Bank". "Se trata de volver a poner las necesidades de nuestros clientes en el centro de lo que hacemos", ha explicado en la carta.

Según Sewing, con la reestructuración el Deutsche Bank se hará más pequeño pero también más estable y más competitivo y estará otra vez cerca de su ADN, concentrándose en aquellos aspectos en los que tiene mayores capacidades.

Noticias

anterior siguiente