Enlaces accesibilidad

Elecciones europeas

La renovación de los cargos europeos desata una batalla soterrada entre Merkel y Macron

  • La canciller alemana apoya al candidato popular para la Comisión, mientras que el francés aboga por un cambio
  • Sánchez busca el respaldo de liberales, verdes y populares para el candidato socialdemócrata, Frans Timmermans

Por
Los líderes europeos inician la renovación de cargos de la UE

La renovación de los altos cargos de las instituciones europeas ha desatado la batalla entre dos importantes figuras en la UE, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, que difieren en el nombre del futuro presidente de la Comisión Europea. Por un lado, Merkel apoya al candidato del Partido Popular Europeo, el alemán Manfred Weber, para que presida el Ejecutivo comunitario, mientras que Macron considera que la fragmentación del Parlamento tras las elecciones europeas obliga a crear "un nuevo proyecto a la imagen de lo que los europeos han votado".

Los líderes europeos han iniciado este martes la renovación de los cargos de las instituciones de la Unión Europeaun proceso que quieren tener listo para julio y que debería estar completado el 1 de diciembre con el nuevo presidente del Consejo Europeo, la nueva Comisión, el presidente del Parlamento y el presidente del Banco Central Europeo.

Según fuentes diplomáticas consultadas por Reuters, Merkel se ha mostrado "consternada" porque Macron, su mayor aliado hasta la fecha para fortalecer el club comunitario, no apoye a Weber. Y más allá de que los dirigentes no han hablado de nombres, según ha asegurado en rueda de prensa el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, otra cuestión que se antoja complicada será garantizar los equilibrios "de género y de tamaño político en el mundo real".

Boletines RNE - Theresa May: "Tenemos que cumplir con el 'Brexit' cuanto antes"

Sánchez busca apoyos para Timmermans

Por su parte, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, quiere que el candidato de la Alianza de Socialistas y Demócratas, Frans Timmermans, presida la Comisión, puesto que "cuenta con la calificación, la experiencia, el apoyo y puede aunar consensos más allá de nuestra familia, ya sean liberales, verdes y, por qué no, el PP" de su grupo político.Le apoyan Macron, que también opta por otros candidatos como la líder liberal, Margrethe Vesthager -apoyada por Luxemburgo y Eslovenia-, o el negociador jefe de la UE, Michel Barnier; y Suecia.

Sánchez es el encargado de liderar las negociaciones de los socialdemócratas, y busca forjar una alianza entre populares, socialdemócratas y liberales con el objetivo de "hablar de la Europa social, del empleo, el cambio climático y la construcción de la unión económica y monetaria". El lunes acordó con Macron forjar un pacto para frenar a las fuerzas de ultraderecha y euroescépticas; y este martes ha hecho lo propio con Merkel antes de la cumbre informal con el objetivo de encontrar perfiles para avanzar en la agenda europeístas entre los partidos europeístas y progresistas. 

Sánchez: "El mejor candidato para presidir la Comisión es Timmermans"

Otros países tienen en mente a sus propios aspirantes, como es el caso del Grupo de Visegrado, que incluye a la República Checa, Hungría, Polonia y Eslovaquia, y que apoya al actual vicepresidente de la Comisión, el eslovaco Maros Sefcovic, para el puesto. 

En cualquier caso, los líderes europeos deberán tener en cuenta también el ascenso de Los Verdesque se han convertido en cuarta fuerza parlamentaria, y que han transmitido un mensaje político de "urgencia climática", según el propio Macron.

La difícil búsqueda de equilibrio

Tusk, que se ha mostrado "muy feliz" de que se requieran "tres partidos para formar una mayoría, porque lo hace más representativo" tras la pérdida de la mayoría entre populares y socialdemócratas, ha reconocido que encontrar una composición equilibrada "que represente la geografía, la dimensión política y el género" en los altos cargos será una tarea complicada por la variedad de las fuerzas que lo representan. En este sentido, Macron ha señalado al término de la cumbre que pretende lograr paridad: dos hombres y dos mujeres "carismáticos" en los cuatro órganos principales.

Además, el presidente del Consejo ha considerado "positivo" que los partidos euroescépticos ya no quieran romper el club, sino que abogan por la reforma; pero esta es precisamente una de las exigencias de Polonia y Hungría, que piden mayor representatividad en los órganos comunitarios y que rechazan de plano que Timmermans presida el Ejecutivo, puesto que lideró el proceso de amonestación a sus políticas antimigratorias.

Pugna entre el Parlamento y el Consejo por la Comisión

La designación del sucesor de Jean-Claude Juncker también ha enfrentado al Parlamento Europeo y el Consejo, que difieren del proceso. Por un lado, la Eurocámara ha exigido a los líderes que respeten al denominado Spitzenkandidates decir, el candidato principal propuesto por los grupos parlamentarios, ya que "ya ha dado a conocer su programa antes de las elecciones y ha participado en la campaña".

Pero los dirigentes no están obligados a proponer uno de estos nombres y podrían sugerir a otras personas, ya que todos han acordado que "no se trata de un proceso automático", según ha señalado Tusk. "El tratado es claro: el Consejo Europeo debe proponer y el Parlamento Europeo debe elegir. Por tanto, el futuro presidente debe tener el apoyo de los dos", ha dicho, a pesar de que este proceso se ha utilizado de forma informal en otras legislaturas.

El polaco también ha aclarado que esto no significa que los líderes de los grupos políticos queden automáticamente eliminados del proceso, y ha recalcado que el Consejo quiere trabajar y cooperar con el Parlamento, "con la buena fe de todos". Sin embargo, Macron ha insistido en que el proceso del Sptizenkandidat no es automático.

Noticias

anterior siguiente