Enlaces accesibilidad

Josu Ternera, el histórico dirigente de ETA que leyó el comunicado de disolución de la banda

  • Se encontraba huido de la justicia desde que en 2002 lo citaron a declarar por el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza
  • Considerado como uno de los impulsores del alto el fuego permanente de 2006, en 2013 se le ubicó en Oslo (Noruega)

Enlaces relacionados

Por
Imagen de archivo de 'Josu Ternera' de 2002
Imagen de archivo de 'Josu Ternera' en una manifestación en contra de la ilegalización de Batasuna en 2002. noticias

José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, conocido como Josu Ternera, el exjefe político de ETA detenido este jueves en los Alpes franceses, está considerado como uno de los históricos miembros de la banda terrorista, con cuarenta años de pertenencia, y fue el responsable de leer el comunicado de mayo de 2018 en el que anunciaban su disolución.

ETA anuncia el "final de su trayectoria" y da por concluida su "actividad política"

Ternera, nacido en Miravalles (Bizkaia) el 24 de diciembre de 1950, ocupó responsabilidades dentro de ETA desde 1973, cuando asumió la organización de los comandos en la costa guipuzcoana. Ese mismo año, a raíz del asesinato del expresidente del Gobierno, Luis Carrero Blanco, fue detectada su presencia en Madrid, y después procesado por el magnicidio. De hecho, fue uno de los primeros miembros de la banda cuya extradición pidieron las autoridades españolas a las francesas. 

Asumió por primera vez el papel de número uno de ETA en 1987, tras la muerte en Argelia de Txomin Iturbe, y dos años después fue detenido en Bayona (Francia) y condenado a diez años de prisión por pertenencia a banda armada. En 1996, las autoridades francesas lo entregaron a España.

Entre sus cuentas a saldar con la Justicia están el atentado del 11 de diciembre de 1987 de la casa cuartel de Zaragoza en el que murieron once personas (seis de ellas menores) y, más reciente, su procesamiento por crímenes de lesa humanidad.

14 horas - ¿Qué condenas pesan sobre Josu Ternera?

Elegido diputado por EH cuando estaba en prisión

La Audiencia Nacional lo mantuvo preso (a raíz de la investigación de documentos intervenidos por la policía francesa en Sokoa en 1986) hasta que el Supremo ordenó su puesta en libertad el 14 de enero de 2000 al entender que por esos hechos ya había sido juzgado y condenado en Francia.

Estando en prisión, en 1998, fue elegido diputado en el Parlamento vasco por Euskal Herritarrok (EH), incluso miembro de la comisión de Derechos Humanos de esa Cámara, y concejal en Ugao-Miravalles, su pueblo natal.

El Tribunal Supremo (debido a su condición de parlamentario) lo citó a declarar en noviembre de 2002 por el atentado de ETA contra la casa cuartel de Zaragoza. La Fiscalía argumentó que "necesariamente" tomó la decisión de cometer ese atentado en el que murieron once personas.

Todo Noticias Mañana - Josu Ternera: 17 años fugado de la justicia

Vinculado a las negociaciones 

No compareció en ninguna de las dos ocasiones en las que se le citó, de modo que el Supremo dictó orden de busca y captura internacional contra él. Permanecía desde entonces en paradero desconocido e incluido en la lista de más buscados de Interpol.

La dirección de ETA propuso a Ternera como negociador en las conversaciones de Argel en 1989 y en las de la tregua de 1998 pese a que en ambos casos estaba preso.

14 horas - Josu Ternera, de los años de plomo a la disolución de ETA

También se le atribuye un papel importante en el alto el fuego permanente de 2006 y en 2013 se le ubicó en Oslo, junto a David Pla e Iratxe Sorzabal, buscando la mediación internacional hasta que fueron obligados a abandonar el país ante la falta de avances.

Mientras se encontraba huido en Francia, en 2010, el Tribunal Constitucional de ese país lo juzgó en rebeldía, al encontrarse en paradero desconocido, y lo condenó a él y a su hijo, Egoitz Urrutikoetxea, a cinco y cuatro años de prisión respectivamente por el delito de asociación de malhechores.

En 2018, la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela propuso juzgarlo a él, y a otros tres históricos dirigentes etarras por crímenes de lesa humanidad por los asesinatos cometidos por la banda terrorista desde 2004.

Josu Ternera, detenido este jueves en la localidad francesa de Sallanches en el marco de la Operación Infancia Robada, era el integrante de la organización terrorista ETA más buscado por los servicios policiales tanto españoles como franceses y sobre él pesaba una Orden Internacional de Detención dictada por Interpol.

Noticias

anterior siguiente