Enlaces accesibilidad

Atentado en Nueva Zelanda

Una carnicería de 17 minutos transmitida en directo en Facebook

  • El tirador ha transmitido el ataque en Facebook y las imágenes han sido compartidas en Twitter, Youtube, Whatsapp e Instagram
  • El ataque demuestra cómo las redes sociales pueden ser explotadas por los grupos extremistas

Por
Las grandes compañías de internet tratan de frenar la difusión de contenidos extremistas

El tirador que ha asesinado a 49 personas en dos mezquitas en la ciudad neozelandesa de Christchurch ha transmitido los 17 minutos de carnicería a través de Facebook, usando una aplicación diseñada para los amantes de los deportes extremos, LIVE4.

Las imágenes en directo del atentado, que horas después del terrible suceso todavía estaban siendo compartidas en las redes sociales, han sido subidas a Facebook y con posterioridad han sido compartidas en Twitter, Youtube, Whatsapp e Instagram, estas dos últimas aplicaciones propiedad de Facebook.

Aunque tanto Facebook como Twitter y Youtube han comunicado que han iniciado el proceso para borrar las copias de los vídeos, la agencia de noticias Reuters ha encontrado vídeos de la masacre hasta al menos diez horas después del ataque en las cinco plataformas.

Twitter y Google (propietaria de Youtube) han señalado que están trabajando para evitar que el material sea compartido, mientras que Facebook no ha ofrecido información adicional al respecto. Lo que sí ha hecho la red social de Mark Zuckerberg es borrar las cuentas del atacante "poco tiempo después de que comenzase la transmisión en vivo" tras ser alertada por la policía.

Los grupos extremistas recurren a las redes sociales

Facebook, Twitter, Alphabet (matriz de Google) y otras empresas propietarias de redes sociales han reconocido los desafíos a que se enfrentan a la hora de controlar y discriminar el contenido que se comparte a través de sus plataformas.

Lucinda Creighton, analista de la organización Counter Extremism Project (Proyecto Contra el Extremismo) ha dicho que el suceso de Nueva Zelanda demuestra cómo las redes sociales pueden ser explotadas por los grupos extremistas, ya que el asaltante ha sido capaz de transmitir en directo el ataque durante 17 minutos.

"Los extremistas siempre buscarán maneras de usar las herramientas de comunicación para propagar sus ideologías del odio y violencia", ha dicho Creighton. "Las plataformas no pueden anticipar ese uso pero sí pueden tomar medidas para evitar que dicho contenido sea compartido y adquiera presencia online", ha subrayado.

LIVE4, la app usada por al atacante

El terrorista ha filmado y compartido el atentado usando la aplicación móvil LIVE4, que permite transmitir directamente en Facebook usando cámaras de acción adosadas al cuerpo.

La aplicación se usa normalmente para compartir vídeos de deportes extremos y música en vivo, pero el uso dado por el atacante se asemeja al de los videojuegos, ya que adopta el punto de vista subjetivo del tirador mientras se mueve por la mezquita disparando a diestro y siniestro.

Alex Zhukov, fundador de VideoGorillas, empresa desarrolladora de LIVE4, ha explicado que la aplicación transmite las imágenes directamente a través de Facebook y no tiene la capacidad de visionarlas previamente.

"La transmisión no es analizada ni almacenada o procesada por LIVE4 en modo alguno, no tenemos la capacidad (aunque quisiéramos) de mirar las imágenes en directo mientras se producen o incluso después de ser completadas", ha explicado Zhukov en un comunicado a Reuters.

"La responsabilidad del contenido recae única y exclusivamente en la persona que inicia la transmisión". Ha añadido que la compañía "condena las acciones de estas horribles personas y el uso dado a su aplicación para tales propósitos (...) Haremos todo lo humanamente posible para evitar que vuelva a ocurrir".

Los que difundan las imágenes podrían infringir la ley

Por su parte, el Departamento de Asuntos Internos de Nueva Zelanda ha subrayado que las personas que difundan el vídeo en internet podrían infringir la ley. "El contenido de las imágenes es perjudicial y dañino y estamos trabajando con las plataformas sociales, que están retirando dichas imágenes tan pronto como son detectadas", ha señalado.

No obstante, existen comunidades privadas que se dedican a la difusión de contenido violento que están buscando la manera de compartir copias del vídeo.

A este respecto, miembros del grupo "watch people die" ("observa a la gente morir") del panel de discusión de internet Reddit, comentaban cómo compartir el contenido.

Mientras, Reddit ha señalado que está monitorizando la situación en Nueva Zelanda. "Cualquier contenido que contenga enlaces a la emisión en directo está siendo eliminado según contemplan las normas de nuestra web".

Noticias

anterior siguiente