Enlaces accesibilidad

España se aúpa hasta el pelotón de países con mayor salario mínimo de la UE

  • El país se une al grupo de los Estados miembros que cuentan con un SMI superior a los 12.600 euros brutos anuales
  • El salario mínimo acumula un alza del 50% en diez años y de casi el 100% en los últimos 15 en términos nominales

Por
Imagen de archivo de un trabajador en una fábrica alemana
Imagen de archivo de un trabajador en una fábrica alemana EFE

La subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que el Gobierno aprueba este viernes en Consejo de Ministros hasta los 900 euros mensuales en 14 pagas (o lo que es lo mismo, 1.050 euros en 12 pagas) llevará al país desde el próximo 1 de enero al grupo de Estados miembros de la Unión Europea (UE) en el que es más elevado. Esa cuantía supone haber aumentado el salario mínimo bruto en España -en términos nominales- en un 50% en la última década y casi un 100% en 15 años.

Ese grupo de cabeza lo lidera Luxemburgo, donde a partir del 1 de enero el salario mínimo superará los 2.000 euros en 12 pagas (en concreto, de 2.071,07 euros), para trabajadores no cualificados, lo que significa que será casi el doble que en España. También aumentará en Irlanda, que cuenta con el segundo salario mínimo más elevado de la UE, hasta los 1.656 euros mensuales.

El salario mínimo también subirá en la mayor potencia europea -Alemania lo situará a partir de enero en 1.557,09 euros- y en la segunda economía de la zona euro, donde las protestas de los chalecos amarillos llevaron al presidente francés, Emmanuel Macron, a prometer un incremento de 100 euros mensuales, hasta los 1.598. El salario mínimo de estos dos países se situará en niveles similares al de Países Bajos y Bélgica. En Reino Unido (donde supera los 1.400 euros) también subirá, pero a partir de abril.

En estos seis países -salvo en Alemania, donde nació en 2015- el salario mínimo ya era superior a los 1.000 euros en 12 pagas en el segundo semestre de 2001, cuando en el nuestro rebasaba por poco los 500 euros. Entonces el SMI español se situaba muy por debajo del de otros como Grecia y Malta y por encima de Portugal y Eslovenia, que no llegaban a los 400 euros mensuales.

Esta situación se mantuvo hasta que hace 15 años, en 2004, el salario mínimo de España -tras subir dos veces, en enero y julio- se situó en 572,6 euros (490,80 en 14 pagas), por encima del de Malta.

Desde entonces, el salario mínimo español se ha incrementado en casi un 100%, un aumento significativo pero inferior al de otros Estados de la UE que sí lo han duplicado (como Eslovaquia, Polonia y Lituania), triplicado (Estonia y Letonia) e, incluso, cuadruplicado (Bulgaria). En este punto, no obstante, hay que tener en cuenta que el punto de partida de estos países era muy inferior al español. El salario mínimo de Bulgaria superaba por poco los 60 euros hace 15 años y el del resto se situaba entre los 118 y los 175 euros al mes.

La única evolución negativa que se ha registrado dentro de la UE se ha producido en Grecia, país que en 2012 lo redujo en un 22%, medida aprobada dentro de una serie de recortes exigidos por los acreedores a cambio del rescate y que no ha sido revertida, según los datos que ofrece Eurostat.

El SMI cunde más en Eslovenia que España

La oficina estadística europea Eurostat ofrece, además, una comparativa de los salarios mínimos entre países miembros de la UE teniendo en cuenta las diferencias en los niveles de precios y aplicando las paridades de poder adquisitivo al gasto en el consumo final de los hogares, lo que permite comparar datos de forma más apropiada.

De esta forma, cuando se expresa en estándares de poder adquistivo (EPA) se ve cómo el SMI cunde más en Eslovenia que España (pese a que el esloveno es inferior en términos nominales). El ajuste que se realiza al tener en cuenta los precios lima en parte la brecha existente entre los países, de modo que Polonia y Malta se acercan mucho a nuestro país en esta estadística referida a 2018.

Hay que destacar que, pese a que la Comisión Europea lleva pidiendo desde hace años que todos los países tengan un salario mínimo, hay seis Estados miembros de la UE que no cuentan con uno: Italia, Chipre, Austria, Finlandia, Suecia y Dinamarca (los dos últimos no tienen el euro como moneda).

La evolución del salario mínimo en España

Nunca antes el salario mínimo en España se ha incrementado en una proporción del 22%. Para encontrarnos con una subida así hay que retrotraerse a 1977. Entonces lo hizo en algo más de un 30%, pero en dos veces.

Cuando llegó el euro, el salario mínimo español era de 442,20 euros al mes. En 2008 era de 600 euros y ahora pasan a 900, lo que significa que ha aumentado un 50% en diez años.

El impacto del salario mínimo en la creación de empleo en España

Según el Banco de España, un 6,2% de los trabajadores en activo perciben un salario igual o inferior a los 900 euros al mes (para un trabajo a tiempo completo y en términos brutos, antes de impuestos).

"Sin embargo, el impacto de la medida sobre la remuneración de los asalariados, en su conjunto, será prácticamente nulo, ya que, en términos porcentuales, los efectos al alza sobre el salario medio se verán compensados aproximadamente por una pérdida de empleo de similar magnitud", ha señalado el organismo recientemente.

En concreto, el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, calculó el pasado mes de octubre que se perderá un 0,8% del empleo, unos 150.000 puestos de trabajo, y avisó del impacto de la medida entre los más jóvenes.

Por su parte, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) calcula que esa incremento del SMI provocará que se dejen de crear 40.000 empleos, si bien supondrá un aumento adicional de la renta disponible de 1.750 millones de euros. La Comisión Europea, por su parte, cree que la economía dejará de crear entre 70.000 y 80.000 empleos menos en dos años (2019 y 2020).

Noticias

anterior siguiente