Enlaces accesibilidad

El fin del coche de combustión obliga al eléctrico a pasar de cero a cien en 20 años

  • En la actualidad, solo el 0,09% del parque móvil español son coches eléctricos, pese al aumento de matriculaciones
  • Las ayudas para la transición al coche libre de emisiones directas, claves en el camino que queda, según el sector

Por
El fin del coche de combustión obliga al eléctrico a pasar de cero a cien en 20 años
El fin del coche de combustión obliga al eléctrico a pasar de cero a cien en 20 años. GETTY IMAGES

El coche eléctrico debe acelerar de cero a cien en menos de 22 años. El Gobierno ha propuesto que, a partir de 2050, no circulen por las carreteras españolas turismos (ni vehículos comerciales ligeros) de gasolina, gasóleo o -incluso- híbridos, que tampoco se podrán comprar ni vender desde 2040. Esto supone darle un vuelco a la situación actual del parque móvil del país, donde los turismos eléctricos suponen una parte residual, un esfuerzo que el sector del automóvil ve imposible y el Gobierno, por el contrario, factible.

Según los últimos datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), el coche eléctrico y el de hidrógeno, las únicas dos tecnologías actuales que cumplen con el borrador del anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética que dio a conocer la semana pasada el Gobierno, suponen solo el 0,09% de los 24 millones de turismos que hay en España.

Parque móvil español

Parque móvil español (turismos).

"Hay que cambiar 25 millones de coches, entre turismos y furgonetas ligeras, en 22 años. Eso significa vender cada año 750.000 coches, suponiendo una demanda lineal. Este año se van a vender 8.000", asegura Gerardo Pérez, presidente de Faconauto, patronal que integra las asociaciones de concesionarios.

"Nosotros no estamos diciendo que vayamos a sustituir todos los coches, coche por coche. Creemos que la movilidad está cambiando", aseguraba este lunes la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en Los Desayunos de TVE, donde afirmaba que hay un cambio cultural y que "ahora la gente se mueve de manera diferente en las ciudades".

El sector, sin embargo, maneja cifras que señalan que en el escenario más optimista el número de coches en España bajará a 21 millones, entre tres y cuatro millones menos que en la actualidad. En cualquier caso, aseguran fuentes del sector a RTVE.es, una magnitud a la que no es posible llegar en tan poco tiempo.

Buenas perspectivas para el coche eléctrico

La penetración del coche eléctrico en España está siendo lenta. En lo que va de año se han matriculado 4.083 turismos eléctricos y de hidrógeno, el 0,36% del total. La cifra es similar a la de todo el año pasado (4.111, el 0,33%), pero casi el doble que la del 2016, cuando se matricularon 2.180 (el 0,19% del total).

Ventas de turismos en los últimos años

Ventas de turismos en los últimos años.

"Somos el país que vende menos coches eléctricos de Europa", asegura el presidente de Faconauto a RTVE.es. Y eso a pesar de las buenas perspectivas del coche eléctrico: se esperan aumentos de dos dígitos en las ventas de este tipo de vehículos los próximos años, según los vendedores.

Previsión de ventas de turismos en los próximos años

Previsión de ventas de turismos en los próximos años.

Arturo Pérez de Lucia, director gerente de Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (Aedive), va más allá y afirma a RTVE.es que se espera que el coche eléctrico tenga un "crecimiento exponencial" en los próximos años. "Es previsible que para 2040" haya "un parque eléctrico con un 60% de vehículos electrificados".

Las ayudas al sector, claves en la transición

"Partimos de un punto bueno, pero nos queda mucho", asegura la portavoz de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Noemí Navas, a RTVE.es. Por eso, desde el sector se incide en que el punto clave estará en las "medidas de acompañamiento" que haya -tanto para consumidores, como para fabricantes- para adaptarse a la realidad que se plantea.

Esas ayudas deberían pasar por "un plan coherente de incentivos a la compra, junto con una reforma fiscal verde que otorgue señales de precio para promover la compra de eléctricos y penalice el uso de los vehículos contaminantes", señala Pérez de Lucia, así como por campañas de comunicación, impulso a la I+D+i y transformación industrial.

En este punto, el Gobierno ha manifestado su compromiso y ha subrayado habrá ayudas, "las que la industria y el Gobierno acuerden", según destacó el pasado viernes la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá.

Este martes, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, aseguraba en La Noche en 24 horas de TVE que la "obligación" del Ejecutivo es "ayudar al sector" y reiteraba que habrá una dotación presupuestaria para realizar una "transición justa".

Antes, en el Senado, se había comprometido a tomar medidas para -según Servimedia- impulsar la fabricación de vehículos eléctricos -uno de los aspectos que más preocupa al sector-, que los consumidores puedan renovar su vehículo cambiándolo por uno de cero emisiones y en impulsar la implantación de puntos de recarga.

Habrá cambios en el borrador del Gobierno

Pese a que el Gobierno sigue considerando "razonable" que en 2040 se prohíba la matriculación de vehículos de gasolina, diésel, de gas e híbridos en España, también asegura que lo que se conoce por ahora del "ambicioso" anteproyecto de ley puede ser modificado cuando se hable con los actores implicados.

El sector del automóvil, por su parte, comparte con el Gobierno la descarbonización de la economía española, pero califica de "inviable" llegar a esos objetivos con la situación actual. De hecho, fuentes del sector aseguran a RTVE.es dan por seguro que se modificará el borrador presentado ya que en la reunión que tuvo lugar la semana pasada se les dijo por la parte ministerial que "todo es negociable y todo se puede revisar".

La ministra Maroto aseguró este martes que en el Senado que el Gobierno está abierto a debatir y consensuar su propuesta de prohibir la matriculación de vehículos con motores de combustión a partir de 2040, tal y como recoge Servimedia. Además, mostró su disposición a trabajar con este sector para que "mantenga su liderazgo", algo que "no es posible sin atender a los grandes desafíos globales como el cambio tecnológico y el cambio climático".

En este sentido, Ejecutivo recuerda que el país está "acotado" porque se ha comprometido con la Comisión Europea y con otros organismos internacionales en reducir las emisiones.

Los objetivos que plantea la Comisión Europea en materia de emisiones

En noviembre de 2017 Bruselas estableció porcentajes obligatorios de reducción global de emisiones CO2 de coches y furgonetas. El texto, que se debate ahora en las instituciones, establecía una rebaja del 30% para 2030, objetivo que el Parlamento Europeo ha propuesto aumentar al 40% el pasado octubre.

Según los cálculos del sector, para hacer esto y mantener al mismo tiempo el segundo puesto de máximo productor europeo (solo superado por Alemania) que tiene España, es necesario que nuestro país ensamble unos 500.000 coches eléctricos anuales esa fecha, dentro de 12 años, cuando en la actualidad solo se fabrican tres modelos (Nissan e-NV 200, Peugeot Partner y Citroën Berlingo) y un cuadriciclo (Renault Twizy). Según la memoria de Anfac, en 2017 solo se fabricaron 10.781 enchufables.

Nadie duda de que la tecnología avanza a pasos agigantados y que el coche eléctrico de ahora no es el de 2040. Para entonces aumentará su autonomía y bajará su precio, entre otros aspectos, para tener "las mismas prestaciones que un diésel o un gasolina", dicen fuentes del sector a RTVE.es. "Tenemos todavía mucho tiempo de coches mucho más eficientes de motor de combustión y coches híbridos", asegura la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Los puntos de recarga, uno de los retos del coche eléctrico

Para cumplir con los objetivos planteados por Bruselas, el sector calcula la necesidad de instalar entre 200.000 y 210.000 puntos de recarga, una cifra notablemente superior al actual, que es de algo más de 5.000.

El pasado 16 de noviembre la compañía eléctrica Endesa presentó un plan para instalar en los próximos cinco años más de 8.500 puntos de recargas públicos y otros 100.000 privados.

Estos se sumarían a los que estuvieran en las gasolineras con mayor cuota. El Gobierno quiere que las que tengan un volumen anual en 2017 agregado de ventas de gasolina y gasóleo superior o igual a 5 millones de litros estén obligadas por ley a instalar puntos de recarga -de origen renovable- en un año.

La Agrupación Española de Vendedores al por menor de Carburantes y Combustibles (Aevecar) ya ha rechazado la "obligatoriedad" de la medida. Su secretario general, Víctor García Nebreda, en declaraciones a Europa Press, ha calculado el coste entre 100.000 o 120.000 euros "que no se van a amortizar" porque "no hay demanda suficiente".

Noticias

anterior siguiente