Enlaces accesibilidad

Sánchez renuncia a hacer un museo de la memoria en el Valle de los Caídos y plantea que sea un cementerio civil

  • Plantea como opción construir un museo de la memoria, fuera del Valle, a semejanza del existente en Chile
  • El presidente ratifica su intención de crear una Comisión de la Verdad sobre la Guerra Civil y el franquismo
  • Partido Popular, Ciudadanos e Izquierda Unida hablan de un nuevo "bandazo" del Ejecutivo

Por
Sánchez renuncia a hacer un museo en el Valle de los Caídos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cree ahora que no puede llevarse a cabo una "resignificación" del Valle de los Caídos, por lo que ha propuesto que sea sólo un cementerio civil y plantea como alternativa la posibilidad de que el Congreso de los Diputados debata una iniciativa para la creación de un museo de la memoria, a semejanza del que existe en Chile, pero fuera del histórico enclave. Ha insistido, además, en  su intención de crear una Comisión de la Verdad sobre la Guerra Civil y el franquismo.

Así lo ha planteado en la conferencia de prensa que ha ofrecido en la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra junto al presidente de Bolivia, Evo Morales, y en una conversación informal con los periodistas que siguen su gira latinoamericana tras visitar precisamente en Santiago de Chile el Museo de la Memoria, que recoge las violaciones de derechos durante la dictadura del general Augusto Pinochet (1973-1990) y en el que Sánchez querría inspirarse.

Para el jefe del Ejecutivo, pese a la próxima exhumación de Francisco Franco, el Valle de los Caídos debe ser un "lugar de reposo", a la espera de lo que decidan los grupos en el Parlamento, ha añadido.

Esta posición supondría una variación sobre la proposición de ley presentada por el grupo socialista en el Congreso en diciembre de 2017 en la que se apostaba por reconvertir el Valle de los Caídos en "un centro nacional de memoria impulsor de la cultura de la reconciliación, la memoria colectiva democrática y la dignificación y reconocimiento de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura a través de programas culturales, museísticos y de investigación".

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, señaló el pasado viernes, tras la aprobación del decreto ley que da marco legal a la exhumación del dictador, que el Gobierno prefiere ir paso a paso y, una vez Franco esté fuera del enclave, dialogará con los grupos la "reasignación" del lugar.

Comisión de la Verdad con "todas las perspectivas históricas"

Sánchez propone ahora retomar la creación de una Comisión de la Verdad, ya planteada por el PSOE, durante la tramitación en el Congreso de ese real decreto de exhumación, una vez que sea convalidado y siga su curso como proyecto de ley.

"La voluntad del Gobierno es crear esa Comisión de la Verdad que sea lo más plural posible y que esté incorporada por todas las perspectivas históricas sobre la Guerra Civil y la dictadura para que de una vez por todas se cierren esas heridas que se siguen sufriendo en el país", ha añadido.

Sánchez subraya la dificultad del proceso de exhumación de Franco

El presidente del Gobierno ha admitido en su conversación con los periodistas la dificultad del proceso que ha querido impulsar para la exhumación de Franco y ha reconocido que creía que se podría haber hecho efectiva de forma más rápida. Lo que sí tenía claro desde el principio, según sus palabras, es que la decisión tenía que ser aprobada por el Congreso, tal y como va a ocurrir con la convalidación del real decreto ley.

Ante la actitud del PP en relación con este decreto (se abstendrá finalmente cuando se vote en el Parlamento), el presidente del Gobierno considera que ha perdido una oportunidad para desembarazarse de su pasado. En ese contexto, asegura que no entiende esa posición, máxime tras la llegada de Pablo Casado a la presidencia del partido.

La oposición habla de un nuevo "bandazo" de Sánchez

El presidente del PP, Pablo Casado, ha calificado de "bandazo" que Sánchez haya dicho ahora que ya no va a hacer un centro de la memoria en el Valle de los Caídos "incumpliendo además la iniciativa parlamentaria que su propio grupo" presentó hace meses y le ha pedido que explique a qué tipo de cementerio se refiere cuando habla de cementerio civil.

Casado ha insistido en que ve "absurdo" que el Gobierno esté preocupado por "un muerto de hace 43 años", en referencia al dictador franquista, y no lo haga, en su opinión, por otros temas como "la economía, la seguridad, la inmigración, el empleo y el futuro de España". "Es algo para hacérselo mirar", ha subrayado en declaraciones a la prensa en Logroño, desde donde ha sugerido conceder a la Iglesia Católica la gestión de la basílica del Valle porque así "a lo mejor se acabarían los problemas".

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, también ha denunciado el nuevo "bandazo" del presidente del Gobierno, que "renuncia" a las recomendaciones de la comisión de expertos que realizaron un informe sobre el futuro del Valle de los Caídos por encargo del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero.

La responsable federal de Memoria Democrática de Izquierda Unida (IU), Esther López Barceló, también ha calificado las nuevas declaraciones de Sánchez de "bandazo caprichoso" y una "vuelta a la improvisación permantente" en memoria histórica.

Por su parte, el portavoz de Unidos Podemos en el Senado, Ramón Espinar, también en declaraciones a los medios tras la Junta de portavoces, ha señalado que "lo relevante" es que en España "no haya símbolos honoríficos para una dictadura de 40 años, que debe quedar en el pasado". A la espera de hablar con el PSOE, Espinar ha avanzado que lo que realmente importa es que el Valle de los Caídos "no sea el último monumento en Europa a las dictaduras fascistas que gobernaron en el siglo XX. En Alemania e Italia eso sería impensable".

Noticias

anterior siguiente