Enlaces accesibilidad

Doble atentado en Cataluña

Los terroristas de la célula de Alcanar

  • Younes Abouyaaqoub, el conductor de Las Ramblas, fue abatido en Subirats
  • Otros cinco miembros de la célula fueron abatidos en el ataque de Cambrils
  • En la explosión de Alcanar murieron dos personas, entre ellas el imán de Ripoll
  • Dos de los cuatro detenidos están imputados, incluido el herido en Alcanar
  • Especial sobre el doble atentado en Cataluña

Por
Younes Abouyaaqoub, el responsable del atropello en Las Ramblas, murió abatido en Subirats
Younes Abouyaaqoub, el responsable del atropello en Las Ramblas, murió abatido en Subirats AFP

Los investigadores consideran que los atentados de Barcelona y Cambrils fueron cometidos por una célula que estaba integrada por al menos una decena de terroristas: el responsable del atropello en Las Ramblas, Younes Abouyaaquoub, abatido en Subirats cuatro días después; los cinco abatidos por los agentes en la localidad de Tarragona; los dos fallecidos en la explosión de Alcanar, uno de los cuales es el imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, considerado el cerebro de los ataques; y dos de los detenidos, que han sido imputados y enviados a prosión, mientras que otros dos han sido puestos en libertad provisional.

En total, ocho muertos y dos arrestados que "desde hace mucho tiempo" preparaban uno o varios atentados de "mayor alcance" en Cataluña, con los principales "monumentos" como objetivos, aunque precipitaron sus planes tras la explosión de la casa de Alcanar, donde preparaban las bombas. En esta propiedad se han encontrado más de un centenar de bombonas de butano y restos de triperóxido de triacetona, un explosivo usado por el Dáesh y conocido como la 'madre de Satán'.

La célula también se reunió en una masía de Ruidecanyes, a unos 15 kilómetros de Cambrils, donde se han encontrado comprobantes de compra de material para explosivos y armas blancas. En cualquier caso, la explosión fortuita de Alcanar precipitó sus planes: alquilaron tres furgonetas -la que usaron en Las Ramblas, la hallada en Vic y la que quedó en la autopista AP-7 tras un choque con otro vehículo-, compraron armas blancas y se lanzaron a perpetrar los ataques.

Los terroristas compraron clavos para "usar como metralla" y 500 litros de acetona para hacer bombas

Los Mossos d'Esquadra no descartan que haya más personas implicadas en la preparación de los atentados, aunque consideran que la célula ha sido ya "desarticulada", según ha remarcado el responsable del cuerpo, Josep Lluís Trapero. Por el momento, estos son las doce personas incluidas en la investigación por los atentados de Barcelona y Cambrils, de los que ninguno tenía antecedentes relacionados con el terrorismo yihadista.

El conductor de Las Ramblas


Younes Abouyaaqoub, abatido cuatro días después

Younes Abouyaaqoub

Younes Abouyaaqoub EFE

Younes Abouyaaqoub, marroquí de 22 años, fue el autor material del atentado de Barcelona: pese a que en un primer momento se pensó que era Moussa Oukabir, uno de los abatidos en Cambrils, las autoridades confirmaron cuatro días después del ataque en Las Ramblas que Abouyaaqub conducía la furgoneta que el jueves 17 de agosto invadió la zona peatonal del céntrico paseo barcelonés, asesinando a 13 personas y dejando heridas a más de un centenar.

Abouyaaqoub había nacido en la localidad marroquí de Mrirt el 1 de enero de 1995 y actualmente vivía en Ripoll, en la provincia de Girona. Con todo, seguía visitando a sus familiares en Marruecos y, de hecho, volvió de allí el 13 de agosto en un vuelo de Air Arabian, cuyo pasaje había pagado Salah El Karib, uno de los cuatro presuntos terroristas detenidos, que regenta un locutorio en Ripoll.

Según las primeras pesquisas, fue él quien pagó con su tarjeta de crédito el alquiler de dos de las tres furgonetas alquiladas por la célula, incluida la Fiat Talento con la que arrolló a la gente en Barcelona. Tras cometer el atentado, Abouyaaqoub huyó corriendo de Las Ramblas por las calles aledañas al mercado de la Boqueria y llegó a la zona universitaria entre las 18:10 y las 18:20 horas, una hora y media después de perpetrar el atentado.

Abatido el terrorista huido Younes Abouyaaqoub en los Altos del Subirats

Allí se encontró con Pau Pérez, quien tenía estacionado su vehículo y a quien apuñaló para robárselo. Después, Abouyaaqub utilizó el coche para huir de Barcelona; en su camino se encontró con un control policial que se saltó hiriendo a una agente. Abandonó el vehículo en Sant Just Desvern, con el cuerpo sin vida de Pau Pérez en su interior, y a partir de ahí, se perdió su pista.

Cuatro días después, gracias al aviso de una ciudadana, los Mossos d'Esquadra le abaten en una operación desplegada en Subirats, un municipio a unos 50 kilómetros de Barcelona. Llevaba un cinturón de explosivos simulado, al igual que sus compañeros de Cambrils, y antes de ser tiroteado prorrumpió en gritos de "Allahu Akbar" (Alá es grande).

Su pasaporte ha aparecido parcialmente quemado en una masía en Riudecanyes, una localidad tarraconense cercana a Cambrils, en la que los investigadores han encontrado comprobantes de compra de material para explosivos y armas blancas.

Los terroristas abatidos en Cambrils


Moussa Oukabir, el menor de la célula

Moussa Oukabir

Moussa Oukabir EFE

Pese a la juventud de todos casi todos los integrantes de la célula, Moussa Oukabir, de 17 años, era el único de ellos menor de edad. Fue abatido por los agentes de los Mossos d'Esquadra tras el ataque de Cambrils, donde murió una mujer y otras seis personas resultaron heridas, en la madrugada del viernes 18 de agosto.

Nació el 13 de octubre de 1999 en Ripoll, donde vivía actualmente, aunque tenía nacionalidad marroquí. En un principio, se trabajó con la hipótesis de que fuera el conductor de Las Ramblas, después de que su hermano Driss Oukabir, uno de los cuatro detenidos y a cuyo nombre estaba la furgoneta alquilada, asegurara que le habían robado la documentación.

El nombre de Moussa Oukabir se difundió al día siguiente de los ataques junto al de Younes Abouyaaqoub, Said Aallaa y Mohamed Hichamy como los principales sospechosos de los ataques. Tres de ellos, incluido Oukabir, habían sido abatidos en la localidad tarraconense, mientras que Abouyaaqoub murió, también a manos de los Mossos d'Esquadra, unos días después.

El padre de Moussa y Driss, en declaraciones a la agencia AFP, ha contado que la familia está en "estado de shock" y asegura que sus hijos "no mostraron signos de radicalización".

Said Aallaa

Said Aallaa

Said Aallaa EFE

Said Aalla, de 18 años y nacionalidad marroquí, fue abatido por los Mossos d'Esquadra en el atentado de Cambrils. Nació el 25 de agosto de 1998 en Naour, en Marruecos, y su domicilio estaba en Ribes de Freser, en Girona. Era hermano de otros dos presuntos miembros de la célula, Yousseff Aallaa y Mohamed Aalla.

Los familiares de Said han contado, en declaraciones a Antena 3, que el joven comió el jueves en casa con ellos apenas unas horas antes del atropello múltiple de Barcelona y de que se marchara con el resto de compañeros de la célula a repetir una masacre similar en la costa. Aseguran que no sospecharon que esa sería la última vez que podrían verle con vida y que tampoco imaginaron lo que estaba planeando.

Mohamed Hichamy

Mohamed Hychami

Mohamed Hychami TVE

Mohamed Hcihamy, de 24 años y nacionalidad marroquí, también fue neutralizado por los agentes de la Policía autonómica catalana en el paseo marítimo de Cambrils.

Nació el 15 de enero de 1993 en Mrirt, en Marruecos, y tenía su domicilio en la localidad de Ripoll, en Girona, en el mismo edificio en el que vivía, según la información policial, Moussa Oukabir. Fue quien alquiló la furgoneta hallada en Vic y frente a la casa de Alcanar se halló una motocicleta Kawasaki a su nombre.

El día de los atentados, antes del atropello mortal en Barcelona, viajaba por la autopista AP-7 a la altura de Cambrils en otra furgoneta alquilada y chocó contra otro vehículo; cuando el conductor de este le dijo de llamar a la Policía, Hichamy saltó la valla de la autopista y se marchó a pie, por un camino. En el interior del vehículo, se encontró una tarjeta de crédito a nombre de Said Aalla.

Su pasaporte y su carné de conducir también han aparecido parcialmente quemados en la masía en Riudecanyes, donde se supone que varios de los presuntos terroristas se reunieron durante la jornada de los atentados.

Omar Hichamy

Hermano menor de Mohamed Hichamy, Omar había nacido también en la localidad marroquí de Mrirt, hace 21 años, y vivía en Ripoll. Murió junto a su harmano en Cambrils, abatido por los disparos de los Mossos d'Esquadra cuando atacaron a los viandantes en el paseo marítimo.

El Houssaine Abouyaaqoub

Hermano menor de Younes Abouyaaqoub, es el cuarto de los presuntos miembros de la célula que había nacido en Mrirt, como su hermano y como los dos Hichamy. Tenía 19 años y murió abatido en Cambrils. Delante de la casa de la Alcanar se ha encontrado aparcado un turismo, un Peugeot 306, a su nombre.

Los afectados por la explosión de Alcanar


Abdelbaki Es Satty, el imán

La principal hipótesis de los investigadores es que el imán de Ripoll, Adbelbaki Es Satty, desempeñó un papel clave en la radicalización de los otros once integrantes de la célula. Los detenidos le han señalado, en su declaración ante el juez instructor de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, como el instigador de los atentados y uno de ellos, Mohamed Houli Chamlal, ha contado que pretendía inmolarse.

Estuvo encarcelado entre 2010 y 2014 en Castellón tras ser condenado por tráfico de drogas en Ceuta. En sese período disfrutó de tres permisos penitenciarios, según el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana,  que explica que se concedieron a petición de la prisión por "la ausencia de sanciones, la buena conducta del recluso y su integración en la vida carcelaria", donde tenía un trabajo remunerado.

No son los únicos antecedentes penales de su historial, según Europa Press: en 2006, fue condenado por dos delitos de lesiones y otro contra la administración de justicia que habría cometido en el País Vasco dos años antes. En cualquier caso, en 2015, un juzgado castellonense rechazó su deportación por su "evidente arraigo laboral" en España y al no considerarle una amenaza para la seguridad.

Sin embargo, él mismo decidió salir del país: entre enero y marzo de 2016 estuvo unos meses en Bélgica, concretamente en Vilvoorde, un municipio próximo a Bruselas, conocido por la presencia de islamistas radicales. El alcalde de la localidad, Hans Bonte, ha contado que el clérigo estuvo en contacto con distintas mezquitas, tratando de encontrar trabajo.

Ejerció como imán en Ripoll hasta junio de este año, cuando anunció que se iba tres meses a Marruecos de vacaciones, aunque la persona con la que compartía piso asegura que lo vio por última vez el martes anterior a los ataques, según la agencia Efe. Finalmente, murió en la explosión de la casa de Alcanar, donde la célula preparaba explosivos para llevar a cabo los atentados que planeaban.

Entre los restos de la deflagración se ha encontrado un libro con el nombre del imán en cuyo interior había una hoja manuscrita en árabe con el siguiente texto: "En nombre de Ala, El misericordioso, El compasivo. Breve carta de los Soldados del Estado Islámico en la tierra del Ándalus para los cruzados, los odiosos, los pecadores, los injustos, los corruptores". Asimismo, entre los escombros, los agentes han localizado también varios billetes de avión a nombre de Abdelkabi Es Satty con destino a Bruselas.

Yousseff Aalla, el segundo muerto en la explosión

Entre los escombros a los que quedó reducida la casa de Alcanar se hallaron los restos de una segunda persona, que ha sido identificada como Yousseff Aallaa. Antes de que las pruebas de ADN lo certificaran, el juez Fernando Andreu ya lo había ubicado en la finca en el momento de la explosión.

Según el magistrado, él era quien disponía del Audi A3 utilizado en el ataque de Cambrils y "habría permitido su uso a diferentes personas del grupo investigado", pese a que el vehículo estaba a nombre de su hermano, Mohamed Aallaa.

 Mohamed Houli Chemlal, detenido en Alcanar por el doble atentado en Cataluña

Mohamed Houli Chemlal, herido en la explosión de Alcanar, uno de los cuatro detenidos por el doble atentado en Cataluña. EFE/J. J. Guillén

Mohamed Houli Chemlal, herido grave y detenido

Mohamed Houli Chemlal, de 21 años y natural de Melilla -el único con nacionalidad española confirmada, por el momento, de la célula-, resultó herido grave en la explosión de Alcanar. Según explicó en su declaración judicial, en el momento de la deflagración se encontraba en el porche de la vivienda recogiendo los platos de la cena que había mantenido con otros integrantes de la célula.

Tras el atropello de Las Ramblas, se halló un pasaporte a su nombre en la furgoneta con la que se cometió el atentado, lo que permitió a los investigadores vincular el ataque con la explosión de la casa de Alcanar. Fue entonces cuando Houli Chemlal, que permanecía ingresado en el hospital de Tortosa, fue detenido por los Mossos d'Esquadra.

Compareció ante el juez Fernado Andreu en silla de ruedas, debido a sus heridas, y declaró que sabía desde hacía dos meses que la célula planeaba atentados con bomba en "monumentos" de Barcelona, pero aseguró no pretendía hacer daño y que, de hecho, él había propuesto atentar de noche para que hubiera menos víctimas.

Sobre la hipótesis de que los atentados se precipitaran tras la explosión de la casa, Houli Chemlal contó que él no sabía de ningún plan alternativo, pero que sí preparaban bombas para colocar en monumentos, para lo que manipulaban "disolventes". Permanece en prisión sin fianza, acusado de organización terrorista, asesinatos y lesiones de carácter terrorista, depósito de explosivos y estragos.

Prisión para dos de los cuatro presuntos terroristas detenidos por el doble atentado de Cataluña

Los detenidos de Ripoll


Driss Oukabir, hermano de Moussa Oukabir

Driss Oukabir, de 28 años y nacionalidad marroquí - aunque nació en Marsella-, vive en Ripoll y fue arrestado después de que se comprobará que la furgoneta alquilada con el que se llevó a cabo el atentado de Barcelona estaba a su nombre. Así, fue detenido ese mismo viernes, poco después de cometerse el ataque.

Driss Oukabir

Driss Oukabir EFE

En su declaración inicial, tras ser arrestado, contó que su hermano Moussa, abatido en Cambrils, le había robado la documentación para alquilar la furgoneta.

Días después, cuando declaró en la Audeincia Nacional, cambió su versión y admitió que fue él mismo quien alquiló el vehículo, aunque aseguró que lo hizo porque su hermano y unos amigos se lo habían pedido alegando que querían hacer una mudanza.

Pese a que él insiste en desvincularse de la célula terrorista, el juez Fernando Andreu ha decretado que permanezca en prisión sin fianza, acusado de organización terrorista y asesinatos y lesiones de carácter terrorista.

Salah El Karib, regenta un locutorio

Salah El Karib, de 34 años y propietario de un locutorio en Ripoll, fue detenido horas después de los atentados. En su declaración judicial, reconoció haber comprado por internet billetes de avión para Driss Oukabir con destino a Marruecos, aunque argumentó que lo hizo a cambio de una comisión, un procedimiento habitual para clientes de su negocio que no tenían tarjeta de crédito, y que el comprador fue Moussa Oukabir, que le reembolsó inmediatamente el dinero. El magistrado prorrogó su detención hasta que se aclarase su participación en los hechos.

Salah El Karib, de 34 años, uno de los cuatro detenidos en relación con los atentados yihadistas en Cataluña

Salah El Karib, de 34 años, uno de los cuatro detenidos en relación con los atentados yihadistas en Cataluña. EFE J.J.GUILLEN

Dos días después, el juez ratificó en un nuevo auto que El Karib compró por internet, con su tarjeta de crédito, dos billetes de avión para Driss Oukabir y otro para el imán, Abdelbakir Es Satty, aunque después recibió ingresos en su cuenta equivalentes al pago de los billetes y su comisión.  "La expliciación ofrecida por el investigado sobre estas operaciones es congruente y coincide con los datos ofrecidos en otras diligencias", señala Andreu, que explica que Driss Oukabir encargó a su hermano Moussa que adquiriese los billetes, aunque, como no tenía tarjeta de crédito por ser menor, lo hizo con la intermediación de El Kabir, pagándole una comsiión de cinco euros.

Por todo ello, el juez decide dejarle en libertad provisional con medidas cautelares, dado que los indicios recopilados sobre él, "no permiten establecer, con la apariencia que en buen derecho procede, la existencia de elementos indiciarios lo suficientemente sólidos como para adoptar una medida de la gravedad y excepcionalidad de la prisión preventiva".

Mohamed Aallaa, hermano de otro de los abatidos en Cambrils

Mohamed Aallaa, marroquí de 27 años, es hermano de Said Aallaa y de Yousseff Aallaa, así como el dueño del Audi A3 con el que cinco miembros de la célula atacaron a los viandantes en el paseo marítimo de Cambrils antes de ser abatidos. Con ese mismo coche, cuatro de los integrantes de la célula, entre ellos Younes Abouyaaqoub, viajaron a París en un viaje relámpago pocos días antes de los atentados.

Mohamed Aallaa, de 27 años, uno de los cuatro detenidos por el doble atentado en Cataluña

Mohamed Aallaa, de 27 años, uno de los cuatro detenidos por el doble atentado en Cataluña. EFE/J. J. Guillén

El coche constaba como suyo porque su hermano Yousseff Aallaa, que era quien realmente lo usaba, tuvo problemas para asegurarlo a su nombre. Tras declarar en la Audiencia Nacional, el juez instructor ha decidido dejarle en libertad provisional, ya que, en su auto explica que los indicios existentes sobre su presunta colaboración con el grupo investigado no son lo suficientemente sólidos", si bien debe presentarse cada lunes en el juzgado.

Noticias

anterior siguiente