Anterior El Girona pone a prueba el gran momento del Barça y Messi Siguiente La Generalitat y los Mossos no aceptan la "injerencia" de que un mando de Interior les coordine en Cataluña Arriba Ir arriba
Un hombre reposta en una gasolinera de Madrid
Un hombre reposta en una gasolinera de Madrid EFE epp

El precio de los carburantes desciende hasta los niveles más bajos en una operación salida de julio desde 2010

  • La gasolina baja un 0,8% (1,172 euros el litro) y el gasóleo un 0,85% (1,041)

  • Son los valores más bajos en lo que va de año

  • La bajada del precio del petróleo, detrás de la caída de los carburantes

  • Gráfico: evolución del precio del petróleo

|

Los precios de los carburantes se han abaratado esta semana un 0,8%, lo que supone los valores más bajos en lo que va de año y el precio más bajo en una operación salida del mes de julio desde 2010.

En concreto, el precio del litro de gasolina ha bajado esta semana un 0,8%, para situar su precio en los 1,172 euros, su nivel más bajo desde noviembre del año pasado, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE).

Con respecto a los precios en que arrancó el litro de gasolina este año, el abaratamiento supera ya el 4,5%, mientras que con respecto a hace un año es un 1% más barato.

Por su parte, el precio del litro de gasóleo, combustible consumido por algo menos del 70% del parque automovilístico español, ha caído esta semana un 0,85%, hasta los 1,041 euros.

Así, este precio del litro de gasóleo se sitúa también en mínimos desde el pasado mes de noviembre y es un 7% inferior al de inicio del año, mientras que con respecto a la misma semana de 2016 es un 0,6% más bajo. [Consulta aquí el gráfico con la evolución del precio del petróleo].

Valores similares a julio de 2010

En concreto, estos precios son los más bajos con que arrancará un mes de julio en los últimos siete años, cuando en el inicio del verano de 2010 el precio del litro de gasolina se situaba en 1,167 euros. En el caso del gasóleo, habría que remontarse a 2009, cuando estaba por debajo del umbral del euro.

Además, en surtidor actualmente los precios de ambos combustibles marcan en muchos casos precios por debajo de esta media. Así, en el caso de la gasolina, en Madrid es posible encontrar el litro por debajo de los 1,05 euros. En el caso del gasóleo, también se puede encontrar el litro por debajo de la barrera del euro en gran parte de la geografía española, según datos del geoportal del Ministerio de Energía Turismo y Agenda Digital.

Estos precios actuales coinciden con el inicio de la 'operación salida' de las vacaciones de julio, mes en el que se prevén 43,5 millones de desplazamientos por carretera.

A la baja en los últimos meses

El pasado mes de abril, ambos carburantes tocaron sus máximos desde 2015, tras la espiral alcista iniciada en noviembre como consecuencia de los incrementos en el precio del barril de crudo provocados por la decisión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de reducir su producción, que llevó al crudo a consolidarse por encima de los 50 dólares el barril.

Sin embargo, la decisión de hace unas semanas del cártel de ampliar los recortes en la producción de petróleo durante nueve meses más, hasta marzo de 2018, menor tiempo al previsto por el mercado, ha provocado la tendencia contraria.

No obstante, en los últimos cinco días el crudo ha vuelto a repuntar ante el descenso en la producción de EE.UU. y la expectativa de que la OPEP adopte medidas adicionales para recortar la producción.

Así, el Brent, de referencia en Europa, cotiza a 47,50 dólares, casi tres dólares más que hace una semana, mientras que el Texas americano se cambia a 44,96 dólares, también más de dos dólares y medio más que hace siete días.

La gasolina es más barata en España que en la media de la UE y la zona euro, donde el precio de venta al público del litro de combustible Euro-Super 95 se sitúa en 1,314 euros y en 1,36 euros, respectivamente, mientras que el litro de gasóleo cuesta 1,158 euros de media en la UE y 1,152 euros en la eurozona.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los nuevos gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal en general que la media comunitaria.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente