Enlaces accesibilidad

Bárcenas no responde en la comisión de investigación y la oposición lo atribuye a un "pacto de silencio"

  • Se ha acogido a su derecho de no declarar por estar inmerso en varios procesos
  • El PSOE acusa al PP de haber acudido "dopado" a las elecciones
  • Unidos Podemos culpa a Bárcenas de "proteger" al PP con su silencio
  • Cs asegura que Bárcenas y el PP han hecho "mucho daño a España"
  • El PP acusa a la oposición de querer hacer una "causa general" con la comisión

Por
Bárcenas no responde en la comisión de investigación y la oposición lo atribuye a un "pacto de silencio" con el PP

El extesorero del PP Luis Bárcenas se ha negado este lunes a contestar a las preguntas que le han ido formulando los portavoces parlamentarios en la comisión de investigación sobre la supuesta financiación irregular del PP del Congreso. La oposición lo ha atribuido a un "pacto de silencio" con Génova para "proteger" a sus dirigentes.

Antes de que los portavoces comenzaran a hacerle preguntas, y tal y como había anunciado la semana pasada que haría, Bárcenas ha avanzado que escucharía pero no respondería, pues se encuentra inmerso en dos procedimientos judiciales. Por un lado, está siendo juzgado por la trama Gürtel y por otro, está a la espera de juicio por los llamados papeles de Bárcenas sobre la caja B del partido.

Aunque el extesorero no ha respondido a la mayoría de las preguntas, sí que ha tomado en varias ocasiones la palabra para recordar que su "derecho a la defensa prima sobre cualquier otra cosa", así como para matizar algunas afirmaciones de los diputados, e incluso para enzarzarse con reproches y acusaciones sobre otros temas.

Cada grupo ha contado con veinte minutos para formularle sus cuestiones al compareciente, por lo que esta primera sesión de la comisión de investigación se ha prolongado poco más de dos horas y media.

El "pacto de silencio"

El PSOE, Unidos Podemos y EH Bildu han coincidido en sus conclusiones sobre el silencio de Bárcenas durante la comparencia. Lo han atribuido a un "pacto de silencio" con el PP para "proteger" de ese modo a dirigentes como el presidente del partido y del Gobierno, Mariano Rajoy, y la secretaria general y ministra de Defensa, Dolores de Cospedal.

"¿Cree usted que ha sido fuerte? Su silencio de hoy, su pacto de silencio con el PP es la prueba de que está intentando ser fuerte como le pidió Rajoy", ha subrayado la portavoz del PSOE en la comisión, Isabel Rodríguez.

Para Rodríguez, "queda claro", a tenor de las declaraciones que ha hecho Bárcenas en los tribunales, que "Rajoy cobraba en negro, recibía personalmente los sobres y personalmente destruía las pruebas porque sabía que estaba cometiendo una irregularidad".

También ha incidido en la misma idea del pacto de silencio la portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, quien ha concluido que si no hablaba era por "proteger" a los dirigentes de su partido como el presidente del PP y del Gobierno.

A su juicio, "su silencio habla más que sus palabras y mantiene a los responsables políticos de la financiación ilegal del PP en la impunidad" y ha recurrido al refranero español para explicar por qué cree que no habla: "Gallo que no canta, algo tiene en la garganta".

También el portavoz de EH Bidu, Oskar Matute, se ha referido al silencio de Bárcenas y ha acusado tanto al extesorero como al PP de actuar como una "mafia" en este aspecto. "Con su silencio, está favoreciendo la idea de que hay un pacto de silencio y eso es más propio de la mafia que de una democracia", le ha espetado.

El PSOE acusa al PP de acudir "dopado" a las elecciones

La primera diputada que ha formulado sus preguntas a Bárcenas, sin suerte, ha sido la portavoz del PSOE, Isabel Rodríguez. Ha comenzado su intervención acusando al PP de llegar "dopado" y "con ventaja" a las elecciones gracias a donativos de origen irregular y ha asegurado también que dichos donativos se repartían en "sobres" entre los diferentes dirigentes del PP.

Dado que Bárcenas ha escuchado las preguntas sin responder, la diputada socialista ha traído a la comisión las declaraciones del propio extesorero en sede judicial, en las que admitió la contabilidad "B" del PP o que repartió sobres con dinero a dirigentes del partido como Mariano Rajoy o María Dolores de Cospedal.

Bárcenas tan solo al final ha tomado la palabra para matizar lo que ha considerado una imprecisión de Rodríguez, que había asegurado que la justicia había definido al PP como "organización criminal". "Eso no es así", ha rebatido Bárcenas, incidiendo en que esas palabras constan en autos, pero no porque sean una opinión de los jueces, sino porque son las acusaciones, como la que ejerce el PSOE. .

La portavoz socialista le ha dado la razón al admitir que al PP no se describe como una "organización criminal" en las causas abiertas contra él, pero sí que sí está imputado como tal en otros casos, como el que investiga la supuesta financiación ilegal del partido en Valencia, una afirmación a la que Bárcenas ya no ha respondido.

Podemos acusa a Bárcenas de "proteger" al PP con su silencio

Tras las preguntas del PSOE, ha sido el turno de la portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, que le ha preguntado por la llamada caja B, sobre las donaciones y sobre los sobresueldos, pero tampoco ha tenido mejor suerte.

Aunque Bárcenas sí que ha tomado la palabra para responder que no se quedó ni un euro de fondos del partido "en ningún caso", al tiempo que ha explicado que su "muy desahogada" situación patrimonial se debía a la "cuantiosa actividad profesional" que ha desarrollado en su vida.

En ese momento, Montero ha ironizado con que le dedicaba muchas horas a su trabajo y le ha reprochado que se acogiera a la "anticonstitucional amnistía fiscal", a lo que el extesorero se ha referido a Monedero y sus relaciones con Venezuela.

"En todo caso, eso será el señor Monedero y los fondos que recibieron de Venezuela", ha respondido Bárcenas, a lo que la portavoz de Podemos le ha replicado que "no existe ningún procedimiento abierto" a Monedero ni a Podemos, al contrario del caso del extesorero del PP.

La portavoz de Podemos le ha reprochado que no quisiera responder a sus preguntas, pero Bárcenas ha asegurado que la "torpeza" era de los partidos al citarle a una comisión de investigación cuando tiene causas judiciales abiertas. "Estaré encantado de acudir a la comisión una vez que se resuelvan los procesos judiciales", ha advertido.

Bárcenas y Cantó se enzarzan en reproches mutuos

El momento más bronco durante la comparecencia se ha vivido durante la intervención del portavoz de Ciudadanos, Toni Cantó, quien se ha enzarzado con Bárcenas por no contestar a sus preguntas. Ha insistido una y otra vez que al menos tomara la palabra para decir que no pensaba responder, por lo que el presidente de la comisión, el diputado de Nueva Canaria, Pedro Quevedo, le ha llamado la atención porque ya el extesorero había anunciado su intención de no contestar.

Los reproches de Cantó no se han limitado solo a las no respuestas de Bárcenas, sino también le ha afeado que mirara el móvil y que ni siquiera le hiciera caso. Por su parte, el extesorero del PP, molesto por la forma en que se le dirigía el diputado de Cs, ha terminado por contestarle de manera irónica: "Usted no actúe como si estuviese en una obra de teatro". A lo que  Cantó -que es actor-, le ha respondido: "Y usted como si estuviera en el salón de una película de vaqueros e indios".

Para el diputado de Ciudadanos, la corrupción del PP le ha hecho "mucho daño a España" y ha recriminado al extesorero del PP que su partido se financiase a través de un "sistema de captación de donantes del partido" y a través de grandes empresas "que después resultaban beneficiadas con licitaciones de obra pública". A su juicio, con este sistema de financiación ilegal, "nos hemos gastado cada año casi la mitad de lo que nos gastamos en pagar pensiones a los españoles".

Pero no solo ha tenido Bárcenas un encontronazo con Cantó. También también ha tenido un ligero "enganchón" con el portavoz del PNV, Mikel Legarda, a quien ha reprochado que le ha haga preguntas por cuestiones que nada tienen que ver con los casos por los que está encausado.

Legarda no le ha aceptado la crítica y le ha contestado: "Si no va a contestar, no me conteste, pero no me apostille y déjeme que haga las consideraciones que yo considere oportunas".

ERC le insta a decir la verdad y a pedir perdón

En su turno, el portavoz de ERC, Joan Tardá, ha instado a Bárcenas a reconocer la verdad y pedir perdón "por atentar  contra la democracia" y contribuir en la financiación fraudulenta de su partido.

Sin embargo, el extesorero ha reaccionado preguntándose que por qué tenía que pedir perdón y le ha recordado el caso del exconseller de Gobernación de la Generalitat Jordi Asusas, de ERC, condenado a cuatro años por contrabando de tabaco.

Tardá le ha preguntado también por las razones que les llevaron a él y a su partido a pensar que estaban por encima de la ley, pero ante la ausencia de respuesta, se ha respondido él mismo al señalar que en el PP "estaban convencidos de que al fin y al cabo los ciudadanos les seguirían votando".

Tardá ha coincidido con Bárcenas con que había sido un error que compareciera este lunes cuando sigue en curso el proceso judicial, por lo que ha confiado en que vuelva a declarar al Congreso cuando acaben los juicios.

El PP critica a la oposición

El último en intervenir ha sido el portavoz del PP en la comisión, Carlos Rojas, quien ha afeado a todos los grupos de la oposición haberse aliado para hacer una "causa general" contra su formación y cuyo único fin es "desprestigiar" al partido del Gobierno.

"Parece que aquí todo vale con tal de igualarnos todos en el desprestigio. Algunos se han puesto las togas sin ser juez y muchos no han escuchado las advertencias de su propio partido", ha dicho en referencia a lo dicho por la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Margarita Robles, sobre que no era necesaria una comisión de esta naturaleza cuando el asunto está en los tribunales.

En este punto, la diputada socialista Isabel Rodríguez le ha reprochado que use el turno de palabra no para interrogar al compareciente, sino para criticar a la oposición, a lo que Rojas le ha espetado que antes había tenido que "aguantar insultos" y las acusaciones del resto de diputados sin decir nada.

El diputado 'popular' ha evitado en todo momento dirigirse al extesorero y no le ha realizado ni una sola pregunta. Ha recordado, además, que el PP ha presentado un recurso ante la Mesa del Congreso por "graves problemas legales" en la comisión por no fijar un objeto y un límite temporal claro. Y ha criticado también que la comparecencia de Bárcenas tenga lugar sin que se resuelva ese recurso.

Asimismo ha aprovechado la ocasión para defender la gestión del Gobierno en temas de corrupción y también para alabar los logros económicos del mismo, pero ha sido interrumpido por el presidente de la Comisión para recordarle que no era el lugar para hablar de economía.

Se inician los trabajos de la comisión

Con la comparecencia de Bárcenas este lunes se han abierto los trabajos de esta comisión, que ha mantenido divididos al PP y al resto de los grupos del Congreso.

El PSOE, Podemos y Ciudadanos, junto con otros partidos de la oposición, han acordado con su mayoría los trabajos y las comparecencias, mientras el PP se ha quedado solo pidiendo limitar el periodo y el objeto a investigar, aunque ya ha anunciado que lo recurrirá ante el Tribunal Constitucional.

Esta contienda, además, no se ha quedado en la Cámara Baja y ha llevado a los 'populares' a impulsar en el Senado lo que habían pretendido en el Congreso: una comisión para investigar la financiación de todos los partidos.

La comparecencia tiene lugar tan solo seis días después de que los principales miembros de la cúpula del PP de Aznar declararan en el juicio del caso Gürtel, donde negaron los sobresueldos y tener conocimiento de la caja B y aseguraron que Bárcenas nunca les pidió mediar para otorgar ningún beneficio ni adjudicación a ninguna empresa.

Noticias

anterior siguiente