Enlaces accesibilidad

El Congreso inicia la tramitación de una iniciativa de Unidos Podemos para subir el salario mínimo

  • Desde los 655,20 euros mensuales actuales a 800 en 2018 y a 950 en 2020
  • La iniciativa ha contado con 174 votos a favor, 137 en contra y 30 abstenciones

Por
Los diputados de Unidos Podemos conversan durante el pleno del Congreso de los Diputados
Los diputados de Unidos Podemos conversan durante el pleno del Congreso de los Diputados. EFE Kiko Huesca

El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado la toma en consideración de una proposición de ley de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea que plantea elevar el salario mínimo desde los 655,20 euros mensuales actuales a 800 en 2018 y a 950 en 2020. La iniciativa ha contado con 174 votos a favor, 137 en contra y 30 abstenciones.

La diputada de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea Aina Vidal ha dicho que la propuesta persigue la "dignificación" de los trabajadores. Ha asegurado que se cumpliría con la Carta Social Europea, la norma "más importante" nacida del consenso europeo que establece que el salario mínimo debe ser al menos el 60% del salario medio. Vidal ha señalado que en 2008, el 8,8% de los trabajadores cobraban el salario mínimo mientras que ya son un 14%, constituyendo el "único sustento" para "miles de personas".

Desde el Grupo Parlamentario Popular Susana López ha respondido que "es necesario incrementar el salario mínimo pero también todos los salarios, bajos y medios" y ha considerado que la propuesta de Unidos Podemos es una medida "aislada" de la evolución de la economía y de la productividad. Además, ha pronosticado que se incrementaría "significativamente" la probabilidad de perder el empleo así como pérdidas de poder adquisitivo para los trabajadores.

Por el Grupo Socialista Rafael Simancas ha expresado su acuerdo con "elevar y dignificar los salarios" y ha criticado que "un país que apuesta a crecer económicamente mediante salarios bajos es un país socialmente injusto", "débil" y "democráticamente enfermo".

Por su parte, el diputado de Ciudadanos Sául Ramírez ha visto en la propuesta "la oportunidad para cerrar, de una vez por todas, la brecha social" y ha asegurado que en esta legislatura "requeriremos entre todos soluciones completas para problemas complejos".

El diputado de ERC Jordi Salvador ha destacado el "efecto multiplicador" que tiene el salario mínimo al aumentar el consumo, mientras que el parlamentario del PNV, Iñigo Barandiarán, ha añadido que este es un "debate inaplazable" y la garantía de que el salario mínimo sea al menos del 60% del salario medio "debe tener acogida en la normativa laboral".

Desde el Grupo Mixto Isidro Martínez Oblanca ha destacado que la adhesión de España a la Carta Social Europea "nos aboca al derecho de una remuneración justa", pero ha advertido de que la propuesta conlleva un "descontrol del gasto" que dañaría la economía.

Noticias

anterior siguiente