Enlaces accesibilidad

Día Internacional de la Niña

Las niñas que se rebelaron contra la discriminación en India y Nepal

  • Shatabdi participa en un proyecto para que las niñas se sientan seguras en Delhi
  • Sabina ha prevenido matrimonios infantiles forzosos en su pueblo en Nepal
  • Son dos líderes en sus comunidades que luchan por los derechos de las niñas
  • RTVE.es las ha entrevistado con motivo del Día Internacional de la Niña

Por
 Shatabdi (derecha) y Sabina Shrestha (detrás) luchan para prevenir la violencia contra las niñas en India y Nepal.
Shatabdi (derecha) y Sabina Shrestha (detrás) luchan para prevenir la violencia contra las niñas en India y Nepal. EFE

En Madrid nunca se hace de noche para Shatabdi. Describe, entusiasmada, las calles pobladas de farolas, hasta que una idea cruza su mente y entonces se le ensombrece el rostro: “Con esta luz no tendría miedo de salir a la calle”.

Esta joven india de 15 años acaba de llegar de Nueva Delhi, donde seis mujeres son violadas cada día. En todo el país, una cada veinte minutos. Unas estadísticas, elaboradas sólo a partir de los casos denunciados, que son la punta del iceberg.

El último año fueron se contabilizaron 37.000 agresiones sexuales. La Oficina Nacional de Registros Criminales recoge que el 40% de las víctimas son menores de edad y que en el 94% de los casos sus agresores son personas conocidas. Según la ONG Plan Internacional, el 96% de las adolescentes no se sienten seguras en la capital india.

Ciudades seguras

Shatabdi se unió hace tres años al programa “Ciudades Seguras” de Plan Internacional. Entonces no sabía nada sobre los derechos de la infancia. “Me limitaba a obedecer a los adultos y hacer lo que ellos querían. No sabía cómo comunicarme, no estaba segura de mí misma y si hubiera tenido problemas no habría sido capaz de abrir la boca y pedir ayuda”, explica a RTVE.es.

Por eso su madre no le dejaba de salir de casa. Pero le convenció, y a regañadientes, la permitió ir a este club juvenil donde pronto se destacó como una niña comprometida y aprendió a expresarse sin restricciones. Recibió clases de defensa personal y ahora ayuda a otras niñas a empoderarse. Dedica buena parte de su tiempo a hacer de su barrio un lugar más seguro.

“En el programa hacemos una evaluación de seguridad en las calles que más frecuentamos. Por ejemplo, la que va desde nuestras casas al instituto y al mercado. Nos reunimos con la policía, políticos locales, con los vecinos. Y en grupos de chicos y chicas analizamos si la calle es segura y qué se puede mejorar”, explica. En esas batidas, llevan un cuestionario con medio centenar de preguntas: ¿hay luces en la calle?, ¿si pides ayuda alguien te escucharía?, ¿qué clase de negocios hay?.

Parlamento - El reportaje - Día de la Niña 2016 - 08/10/2016

Una sociedad concienciada

Uno de los objetivos es localizar “casas seguras”, hogares sensibilizados con la violencia de género a los que acudir en caso de que una niña o adolescente se sienta amenazada.

Colocar una bombilla en una calle nos puede cambiar la vida

Shatabdi asegura que han hecho grandes avances. Ahora, ella misma puede volver a casa sola tras sus clases extraescolares, que terminan a las 9 de la noche en un centro educativo a 5 kilómetros de su casa. “Colocar una bombilla en una calle nos puede cambiar la vida”, afirma. También consiguieron que hubiera más presencia policial frente a la escuela en las horas de entrada y salida. “Esa simple medida ha reducido casi en un 90% los casos de caso que ocurrían cerca del colegio”, señala.

La violación múltiple y asesinato de una joven de Delhi en un autobús en 2012 que conmocionó a la sociedad india y provocó una reforma de la legislación para endurecer las penas de los crímenes sexuales, ha sido un punto de inflexión. “La violencia en la calle ha dejado de ser un tema tabú. La sociedad está más concienciada. Hay más presión para que la policía haga un seguimiento de las denuncias hasta el final”, señala Shatabdi que trabaja, dice para que la policía, muchas veces parte del problema, empiece a ser parte de la solución.

Cada veinte minutos, una mujer es violada en la India

Pueblos amigos de la infancia en Nepal

Sabina Shrestha escucha atenta a Shatabdi. En su pequeño pueblo de Tetariya, al este de Nepal, el miedo se vive de puertas para adentro. El abuso infantil se ejerce, sobre todo, dentro del hogar. Ella tiene 17 años y lleva desde los 11 luchando para prevenir la violencia de género y ha conseguido frenar matrimonios infantiles en su comunidad.

Sabina (izquierda) y Shatabdi (derecha) son embajadoras de la ONG Plan Internacional.

Sabina (izquierda) y Shatabdi (derecha) son embajadoras de la ONG Plan Internacional.

"Una niña de 15 años fue casada en contra de su voluntad y como sus padres no pudieron pagar la dote comprometida la familia del marido la insultó y la torturó hasta que consiguió escaparse", relata a RTVE.es. "Ahora ha cumplido 18 años y trabaja como costurera", afirma, orgullosa. Otras no corren la misma suerte. 

Nepal tiene la tercera tasa más elevada de matrimonio infantil de Asia, y el 37% de las jóvenes contrae matrimonio antes de los 18 años y el 10% antes de los 15. El matrimonio infantil es ilegal en Nepal desde 1963, pero la ONG Human Rights Watch ha comprobado que son muy pocos los casos en los cuales la policía interviene para impedir un matrimonio de este tipo o para presentar cargos, y casi nunca lo hacen a menos que haya una denuncia. Es habitual que los funcionarios gubernamentales inscriban los matrimonios infantiles, a pesar de que la práctica constituye un delito.

La pobreza, la falta de acceso a educación, el trabajo infantil, las presiones sociales y la práctica de la dote son algunos de los factores que propician el matrimonio infantil.

“El único deber en la vida de las niñas es hacer feliz a la familia. No podemos ir a la escuela y si vamos, antes tenemos que hacer todas las tareas del hogar. Trabajamos de día y de noche para obedecer a nuestros padres, hermanos y esposos”, critica.

Sabina se ha rebelado contra esa discriminación y ha trabajado en proyectos de Plan Internacional para crear "pueblos amigos de la infancia", donde se respeten los derechos de los niños y las niñas.

Noticias

anterior siguiente