Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

En Nepal hay controles policiales prácticamente en todas las calles para evitar la movilidad y todo el mundo está recluido, incluidos los 50 españoles que quedaron atrapados por la suspensión de vuelos por parte de las autoridades, para evitar la propagación de la COVID-19, y que volverán este viernes a España en el avión que ha enviado ayuda médica.

FOTO: EFE/Mariscal

El coronavirus ha obligado a que 47 españoles no puedan abandonar Nepal después de que el gobierno local decidiera cancelar los vuelos internacionales hasta el 31 de mayo por la pandemia. El grupo de alpinistas de Juanito Oirzabal y Sebastián Álvaro lo están viviendo en primera persona. Nepal ha alcanzado cifras récords, casi al mismo nivel de incidencia de la vecina India.
La embajada española desaconseja los viajes no esenciales a Nepal. Los alpinistas españoles llegaron allí con todos los requisitos obligatorios: PCR, visado y cuarentena.Estaban de escalada, pero ante las noticias preocupantes que les llegaban, volvieron a Katmandú.

No todos han seguido los mismos pasos. El alpinista Carlos Soria se ha quedado en la montaña con la intención de conquistar el ochomil. Las autoridades españolas ya están trabajando para traerlos de vuelta a casa.

Foto: EFE/ Sebastián Álvaro Y Juanito Oiarzabal

Sebastián Álvaro, exdirector de Al filo de lo Imposible y Juanito Oiarzabal se encuentran atrapados en Nepal, cerrada al exterior por el coronavirus y están a la espera que algún vuelo charter pueda transportarlos a algún destino como Dubai o Estambul.

"Katmandú está confinada y la situación es difícil", ha comentado el periodista,al tiempo que ha confirmado que el Ministerio de Exteriores está trabajando para sacarlos del país, circunstancia que "no puede considarse como un rescate" ya que esa posibilidad pasa por pagarse de su bolsillo un nuevo billete.

FOTO: Efe.

Sebastián Álvaro, aventurero y escritor, y Juanito Oiarzábal, sexto alpinista de la historia en conquistar los 14 ochomiles de la tierra, se encuentran atrapados en Katmandú (Nepal), ciudad cerrada por la pandemia del coronavirus y el aeropuerto clausurado hasta el 31 de mayo. Han asegurado que se encuentran "bien pero con la incertidumbre de cuándo volver".

[Coronavirus: última hora en directo]

El director de "Al filo de lo Imposible" durante 27 años ha declarado en una entrevista con el canal 24 horas: "Estamos confinados en Katmandú, la situación en Nepal es dura por el nivel de contagios que han aumentado". Además del "sistema sanitario nepalí que es muy pequeñito y que ahora mismo toda ayuda es poca, falta oxígeno y la situación es muy dura".

Cerca de 40 españoles que forman parte de una expedición de alpinistas se encuentran atrapados en Katmandú, la capital de Nepal, después de que las autoridades hayan suspendido los vuelos para salir del país hasta el 31 de mayo. "Katmandú es una ciudad fantasma. No hay ni un establecimiento abierto, tenemos que hacer maravillas para comer. Siete miembros de la expedición han dado positivo por COVID", nos relata Juanito Oiarzabal, uno de los montañeros que se encontraban en Nepal.

Un montañista británico ha muerto este sábado en el Everest, lo que eleva a diez el número de fallecidos esta temporada en el pico más alto del mundo. La última víctima mortal es Robin Haynes Fisher, un británico de 44 años de edad, que ha muerto a 8.700 metros de altura, justo cuando iniciaba el descenso tras coronar la cima.
Esta es la época del año más popular para escalar el Everest debido a las condiciones climáticas, lo que se traduce en una masiva afluencia de montañistas que ha provocado una peligrosa congestión. 25/05/19

No van en caravana pero los inmigrantes siguen llegando a la frontera sur de México. Entre los que entran clandestinamente por el río Suchiate cada vez hay más cubanos. Recorren por tierra toda centroamérica desde Panamá, donde ahora no les piden visado. A la ciudad mexicana de Tapachula también han llegado haitianos, nepalíes y congoleños. Esperan sus papeles y cada vez hay más tensión. Un grupo de cubanos se ha puesto en huelga de hambre. 

Al menos 1.200 personas han perdido la vida en la India, Nepal y Bangladesh tras el paso de las peores lluvias monzónicas que se recuerdan en años en el Sudeste Asiático. La peor parte se la ha llevado la India, con más de 600 muertos y miles de aldeas, pueblos y centenares de cuidades completamente anegadas y miles de hectáreas de cultivo destrozadas. Habría 20 millones de damnificados, aunque algunas ciudades ya van recobrando la normalidad. En Bombay se ha restaurado el servicio ferroviario y la población vuelve poco a poco a las tareas cotidianas.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha confirmado que están sanos y salvos los 81 ciudadanos españoles atrapados por las inundaciones en un parque natural de Nepal. Algunos se preparan para volver a casa y otros seguirán haciendo turismo. En tres días han muerto más de 300 personas por inundaciones en Nepal, China, India y Bangladés.

El número de víctimas por las inundaciones y deslizamientos de tierras en Nepal se ha elevado este domingo a 49 personas fallecidas y 17 heridos, según informan fuentes oficiales a Reuters.

Sesenta y nueve turistas españoles que habían viajado a Nepal en seis grupos organizados permanecen aislados en un parque natural del país asiático debido a las inundaciones, han confirmado a Efe fuentes diplomáticas.

Los españoles, que forman parte de los 600 turistas de diferentes nacionalidades atrapados, estaban alojados en diferentes hoteles del parque natural de Chitwan, uno de los destinos turísticos más famosos de Nepal, según ha indicado a Efe el jefe de la Policía de esta zona oriental, Deepak Thapa.

Sesenta y nueve turistas españoles que habían viajado a Nepal en seis grupos organizados permanecen aislados en un parque natural del país asiático debido a las inundaciones. Los españoles estaban alojados en diferentes hoteles del parque natural de Chitwan, uno de los destinos turísticos más famosos de Nepal. La embajada española en Nueva Delhi (India) tiene constancia de la situación de los 69 turistas españoles, que no pueden moverse del parque debido a las adversas condiciones climatológicas.