Anterior Así jugaron Italia y España, uno a uno Siguiente Rajoy insiste en una fórmula de gobierno con los "moderados" y hablará primero con el PSOE Arriba Ir arriba
Un doble ataque yihadista en Bruselas mata a una treintena de personas en el corazón de Europa
Atentado en Bruselas

Un doble atentado yihadista en el aeropuerto y el metro de Bruselas mata al menos a 34 personas

  • Dos explosiones han sacudido la terminal de salidas del aeropuerto de Zaventem

  • Otra bomba ha estallado después en el metro de Maelbeek, en el barrio europeo

  • El Estado Islámico ha reivindicado los ataques, que dejan también 230 heridos

  • Bélgica se encuentra en alerta máxima antiterrorista y Bruselas, paralizada

  • Se busca a un sospechoso que habría huido tras el primer ataque

  • Directo minuto a minuto: Atentados en Bruselas

|

Un doble atentado en el aeropuerto internacional y en el metro de Bruselas ha matado este martes al menos a 34 personas, ha herido a otras 230 y ha conmocionado a toda Europa al golpear el corazón de la Unión Europea, la zona en la que se ubican las instituciones comunitarias en el centro de la capital belga, que ha quedado paralizada.

[Sigue en directo minuto a minuto los atentados de Bruselas]

El primer ataque ha tenido lugar en la terminal de salidas del aeropuerto internacional de Zaventem, el principal del país, donde al menos 14 personas han fallecido y casi un centenar han resultado heridas, según los bomberos, por la explosión de dos bombas a primera hora de la mañana, detonadas "probablemente" por terroristas suicidas, tal como ha explicado la Fiscalía federal de Bélgica.

Había heridos por todas partes, algunos no se movían. Yo quería ayudar pero no pude. Me puse a salvo lo más rápido posible

"Oímos una gran explosión", relataba Anne, que trabaja en el vestíbulo del aeropuerto. Peter, que también estaba trabajando cuando ha escuchado la primera bomba, contaba el miedo de los primeros momentos: "Cogí a un niño en brazos y me escondí bajo el mostrador [de su compañía, Swissport]. Había heridos por todas partes, algunos no se movían. Yo quería ayudar pero no pude [...] Me puse a salvo lo más rápido posible".

Una hora y media después, otra bomba ha estallado en la estación de metro de Maelbeek, en pleno centro de Bruselas y muy cerca de las principales instituciones de la UE, causando la muerte al menos a 20 personas e hiriendo a más de cien personas, según el balance del alcalde de la ciudad, Yvan Mayeur.

Imágenes de los atentados en el aeropuerto y el metro de Bruselas

anterior siguiente
33 Fotos 1 / 33 ver a toda pantalla ver miniaturas

Los ataques han sido reivindicados a primera hora de la tarde por el Estado Islámico, a través de un comunicado remitido a la agencia de noticias AMAQ, afín al grupo terrorista. La nota, que no ha sido verificada, explica que sus "combatientes" han detonado "una serie de bombas con cinturones y aparatos explosivos el martes, contra el aeropuerto y una estación de metro del centro de Bruselas, capital de Bélgica, un país que participa en la coalición internacional contra el Estado Islámico".

Bélgica, en alerta máxima

Lo que nos temíamos ha ocurrido

El atentado ha conmocionado a Bélgica, aunque las autoridades han reconocido que sospechaban de un ataque de estas características: "Lo que nos temíamos ha ocurrido", ha declarado el primer ministro Charles Michel en una rueda de prensa en la que ha pedido a la población "calma y solidaridad", al tiempo que subrayaba que "la prioridad es tratar a las víctimas".

El Gobierno ha decretado tres días de luto oficial y el rey Felipe de los belgas ha diigido un breve mensaje grabado a la nación: "Ante la amenaza seguiremos respondiendo juntos con firmeza, calma y dignidad", ha dicho, apelando a mantener "la confianza en nosotros mismos, esta confianza es nuestra fuerza".

El nivel de alerta se ha elevado hasta el cuatro, el máximo por riesgo de atentado terrorista, y se recomienda a los ciudadanos de Bruselas que no salgan a las calles y permanezcan en sus domicilios o centros de trabajo. La capital belga está tomada por las fuerzas de seguridad, tras el despliegue de 225 militares adicionales, aunque el servicio de transporte público, paralizado durante toda la mañana, está reactivándose de forma progresiva desde primera hora de la tarde.

Bruselas se blinda tomada por el Ejército y la Policía tras los atentados en el aeropuerto y el metro

En cuanto a la investigación de los ataques, el fiscal general de Bélgica, Frédéric Van Leeuw, ha explicado que la policía busca "activamente" a un sospechoso, que habría huido del aeropuerto de Zaventem después de otros dos terroristas que iban con él se hicieran estallar.

"Han llegado en taxi con las maletas, sus bombas estaban en las maletas. Han puesto las maletas en los carros. Las dos primeras bombas han explotado", ha explicado el burgomaestre (alcalde) de Zaventem, Francis Vermeiren. "El tercero también ha puesto la maleta en un carro, pero ha debido asustarse, no ha explotado", ha comentado.

Investigaciones por todo el país

Los tres aparecen en una imagen captada por una cámara de vigilancia del aeródromo, empujando cada uno un carro de equipaje y ataviados con un solo guante, que podría haber servido para ocultar los detonadores de los explosivos. La fotografía ha sido difundida por la policía belga, que pide ayuda para localizar al que viste chaqueta blanca y gorro negro, que sería el sospechoso huido, contra el que ha lanzado una orden de busca y captura.

El fiscal belga ha confirmado, en este sentido, que se están llevando a cabo "diversas investigaciones en varios lugares del país", así como interrogatorios. En Bruselas, las fuerzas de seguridad han llevado a cabo al menos dos operaciones policiales, una en la proximidades de la plaza Marie-Louise, cerca de la estación de metro de Maelbeek, y otra en los alrededores de la estación de Schaerbeek.

Imagen de tres sospechosos de los atentados de Bruselas difundida por los medios belgas Imagen de tres sospechosos de los atentados de Bruselas difundida por los medios belgas

En este último registro, según un comunicado de la Fiscalía federal, se ha hallado en una vivienda una bandera del Estado Islámico y "un artefacto explosivo con tornillos, entre otros elementos, así como productos químicos". Además, la agencia de noticias Belga ha informado de que antes de las explosiones del aeropuerto de Zaventem se han escuchado disparos y gritos en árabe.

Los atentados de Bruselas de este martes se producen pocos días después de que las fuerzas de seguridad belgas arrestaran a Salah Abdeslam, terrorista huido de los atentados de París en noviembre de 2015, tras cuatro meses prófugo. Abdeslam fue detenido en el suburbio de Molenbeek, un barrio de Bruselas de donde procedían varios de los atacantes de la capital parisina.

Con todo, el fiscal federal belga ha recalcado que todavía es "demasiado pronto" para certificar que los atentados de Bruselas estén vinculados a los ataques de la capital francesa, a pesar de los indicios que apuntarían a la misma célula.

Pánico en la capital de Europa

En cualquier caso, las sensaciones recuerdan a la matanza de París: "Un señor gritó en árabe. Gritó algunas palabras y oí una gran explosión", ha relatado a la agencia AFP un trabajador del aeropuerto con las manos aún llenas de sangre tras la primera explosión en el aeropuerto de Zaventem. Dos minutos después se produjo la segunda detonación. "Ayudé a seis o siete personas heridas. Sacamos algunos cuerpos que no se movían [...] Fue el pánico general", contaba.

He podido sentir como el edificio se movía. La gente estaba confundida y en estado de shock

Esa doble explosión en la terminal de salida ha tenido lugar cerca del mostrador de la compañía American Airlines y, a consecuencia de la deflagración, parte del techo y la fachada frontal de la terminal se han desplomado sobre los viajeros, causando muchas más víctimas. El periodista británico de la cadena Sky News, Alex Rossi, que se encontraba en el lugar, ha descrito la escena: "He podido sentir como el edificio se movía. Había también polvo y humo... he ido hacia el lugar de la explosión y la gente estaba confundida y en estado de shock".

Imágenes del interior del aeropuerto de Zaventem momentos después de la explosión

Inmediatamente después de las explosiones, el aeródromo ha sido evacuado y los pasajeros han sido desalojados de los aviones que estaban en la pista. Belgocontrol, el organismo que regula la navegación aérea civil en Bélgica y Luxemburgo, ha cerrado el aeropuerto al menos hasta el jueves, por lo que los vuelos con destino Bruselas han sido suspendidos o desviados.

Sin apenas tiempo para asimilar el primer ataque, la segunda explosión ha sacudido el centro de la capital belga: la bomba de Maelbeek ha destrozado un vagón del metro y el humo ha empezado a salir por la boca de la estación. Charles Declerq, crítico de cine en RCF y sacerdote, viajaba en el convoy que se cruzó con el tren atacado, contaba como hubo "una explosión, caída de vidrio en mis piernas, más luz, humo, gritos".

Después de las explosiones y con el despliegue de seguridad, la ciudad se ha paralizado: todos los transportes urbanos se han detenido y el tráfico ferroviario también se ha suspendido. Colegios, universidades y museos, entre otros establecimientos, permanecen cerrados, mientras los bruselenses intentan superar el miedo.

Conmoción en Europa y en el mundo

Los ataques en Bruselas han llevado a varios países europeos, como Francia y Reino Unido, a convocar gabinetes de crisis para seguir la situación y, en algunos casos, se han tomado medidas para reforzar la seguridad.

Europa fortalece los controles por tierra, mar y aire tras los atentados en Bruselas

España ha optado por mantener el nivel cuatro, en una escala de cinco, de alerta antiterrorista, según ha anunciado el ministro de Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, que ha señalado que hay cuatro heridos españoles, aunque ninguno está grave.

Es un día muy triste para Europa al sufrir su capital el mismo dolor que esta región [Oriente Medio] ha conocido y conoce cada día

Los atentados han sido objeto de condena unánime en todo el mundo, desde el papa Francisco hasta el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Aunque ha sido la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, la que ha resumido el sentir de los europeos: "Es un día muy triste para Europa al sufrir su capital el mismo dolor que esta región [Oriente Medio] ha conocido y conoce cada día".

A ultima hora de la tarde del martes, a medida que se conocía la magnitud precisa de la masacre, han comenzado también los actos de recuerdo, con monumentos de todo el mundo iluminados con los colores de la bandera belga, como la torre Eiffel, y cientos de personas participando en homenajes improvisados por las víctimas del primer atentado yihadista de Bruselas

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente