Anterior Los precios suben un 0,3% en septiembre, primer alza del año Siguiente Susana Díaz se compromete a "coser" la unidad de un PSOE sin "bandos" Arriba Ir arriba
 Un guardia costero griego ayuda a un menor refugiado a desembarcar en el puerto de Mytilene, en la isla griega de Lesbos
Un guardia costero griego ayuda a un menor refugiado a desembarcar en el puerto de Mytilene, en la isla griega de Lesbos AFP am

Dos niños refugiados mueren ahogados cada día en el Mediterráneo al intentar llegar a Europa

  • Son datos de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR)

  • Desde septiembre han muerto más de 340 menores en el Mediterráneo oriental

  • Los niños suponen el 36% de los refugiados que llegan a Europa

|

El Mediterráneo se ha cobrado desde el pasado septiembre en promedio la vida de dos niños por día, ahogados en su intento por llegar a Europa con algún familiar, conocido o completamente solos, según ha denunciado la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que alerta de que la cifra va en aumento.

Desde septiembre, más de 340 menores, muchos de ellos bebés o niños pequeños, han perecido en el Mediterráneo oriental -entre las costas de Turquía y las islas griegas-, aunque ACNUR considera que el número real es mayor porque muchos cuerpos "se pierden en el mar".

"No podemos cerrar los ojos ante la tragedia de tantas vidas jóvenes e inocentes y futuros perdidos, y tampoco podemos dejar de responder a los peligros a los que se enfrentan muchos más niños”, ha señalado Anthony Lake, director ejecutivo de UNICEF.

“Puede que ahora no tengamos la capacidad para poner fin a la desesperación que obliga a tanta gente a intentar cruzar el mar, pero los países pueden y deben cooperar para conseguir que esos viajes tan peligrosos sean más seguros. Nadie pondría a un niño en un barco si existiera otra opción más segura”, ha dicho.

El estrecho del Mar Egeo se ha convertido en una de las rutas más mortales para los refugiados que huyen de la guerra y de la persecución, así como para los inmigrantes, debido a la rudas condiciones del mar, al sobrepeso de las embarcaciones y a que éstas son de mala calidad.

Al hablar de esta tragedia, el alto comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, ha recordado que muchos de los niños y adultos fallecidos en esa ruta intentaban reunirse con familiares en Europa, por lo cual "debe ser una prioridad organizar modos para que estas personas puedan viajar de manera legal y segura".

Ello puede conseguirse -ha agregado- a través de la reubicación de los refugiados bajo esa consideración o de programas de reunificación familiar.

Los niños representan actualmente el 36 % de los refugiados que se encuentran en camino. Desde que empezó el año, al menos 410 personas han muerto en el Mediterráneo y 82.000 desembarcaron en Europa, lo que representa 35 veces más que hace un año.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente