Anterior Bankia tenía provisiones de sobra cuando salió a Bolsa, según un exdirectivo del Banco de España Siguiente Un cura muere degollado en una toma de rehenes en una iglesia de Normandía Arriba Ir arriba
 Operador en una planta petrolífera rusa
REUTERS

Arabia Saudí, Rusia, Venezuela y Catar acuerdan congelar su producción de petróleo a niveles de enero

  • El pacto está condicionado a que el resto de productores hagan lo mismo

  • Irán se perfila como el gran obstáculo para conseguir esa congelación

  • Busca frenar la caída de precios del crudo, que se ha abaratado un 70% desde 2014

  • Fría acogida del mercado, donde el crudo ha frenado su alza al conocerse la noticia

|

Cuatro de los mayores productores de petróleo mundiales -Arabia Saudí, Rusia, Venezuela y Catar- han alcanzado este martes un acuerdo para congelar su producción de crudo en los niveles del pasado enero, a condición de que el resto de productores haga los mismo. Este pacto pretende reducir el exceso de oferta de esta materia prima y frenar así su caída de precio, que le ha llevado a abaratarse más de un 70% desde mediados de 2014.

El ministro catarí de Energía -anfitrión de la reunión privada celebrada en Doha y que no se había hecho pública hasta este martes-, ha sido el encargado de confirmar el acuerdo. "Con el objetivo de estabilizar los mercados de petróleo, los cuatro países han acordado congelar la producción en su nivel de enero siempre que los otros grandes productores hagan los mismo", ha declarado Mohammed Saleh al-Sada en una rueda de prensa.

Al-Sada -que en la actualidad ocupa la presidencia rotatoria de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP)- ha añadido que realizará "intensos" contactos entre los productores, tanto los que son miembros de la OPEP como los que no pertenecen a ella, y ha subrayado que la iniciativa de los cuatro países trata de "estabilizar el mercado, algo que interesa no sólo a los productores y exportadores de crudo, sino también a la economía mundial".

Arabia Saudí es el primer productor mundial de crudo y marca la pauta de la OPEP, a la que pertenecen Catar y Venezuela, pero no Rusia, que es el segundo productor del planeta.

Irán quiere aumentar su exportación

Irán se perfila como el gran obstáculo para extender esa congelación, ya que Teherán pretende ampliar sus exportaciones de crudo, ahora que se han levantado las sanciones internacionales que afectaban a la venta de su producción y que se levantaron precisamente en enero pasado.

Para tratar de conseguir la adhesión iraní -complicada por el enfrentamiento abierto entre Riad y Teherán en numerosos frentes políticos y militares-, el ministro venezolano de Petróleo, Eulogio del Pino, ha confirmado que este miércoles se reunirán con los representantes de ese país y los de Irak.

En esa misma rueda de prensa, el poderoso ministro saudí del Petróleo, Ali Al-Naim, ha justificado el acuerdo en que congelar la producción de crudo "es adecuado" en la situación actual del mercado y ha apuntado que "éste es el comienzo de un proceso que se evaluará en los próximos meses para decidir si se necesitan otras medidas para estabilizar el mercado".

"No queremos variaciones importantes de los precios. No queremos reducir la oferta. Queremos responder a la demanda y estabilizar los precios" en los mercados internacionales, ha resumido Al-Naim.

Esta decisión supone un giro respecto a la estrategia elegida por Riad en noviembre de 2014, cuando apostó por mantener la producción pese a la caída de la demanda de crudo, dejando así caer el precio. Esta decisión buscaba mantener su cuota de mercado al reducir la rentabilidad del crudo estadounidense extraído mediante la técnica del fracking.

En la rueda de prensa también ha estado presente el titular ruso de Energía, Alexander Novak, que el pasado 28 de enero adelantó que Arabia Saudí proponía ahora un recorte de la producción del 5%, lo que había creado elevadas expectativas en el mercado. Sin embargo, ya entonces remarcó que, antes de acordar un recorte en la extracción, era necesario que todos los países productores y exportadores alcancen un "consenso" base.

Cuatro grandes productores de petróleo acuerdan congelar su producción a niveles de enero pasado Cuatro grandes productores de petróleo acuerdan congelar su producción a niveles de enero pasado

Tras el anuncio, el precio del crudo vuelve a bajar

En su último informe, que data del 10 de febrero, la OPEP señaló que la producción de petróleo dentro de su organización se incrementó en enero en 131.000 barriles al día y alcanzó una media de 32.300 millones de barriles diarios.

Justo después del anuncio, el precio del barril de petróleo Brent -el de referencia en Europa- ha frenado la escalada que había iniciado esta semana por los rumores de que estuviera próximo un acuerdo para afrontar el actual exceso de oferta en el mercado. La congelación decidida por los cuatro países sabe a poco a los mercados, que esperaban un recorte de la producción.

A primeras horas de la sesión de este martes, ha llegado a alcanzar los 35,55 dólares, su nivel más alto en los últimos 12 días, pero al confirmarse el pacto entre estos cuatro países, el precio ha vuelto a bajar hasta los 32,54 dólares a las 16:30 hora peninsular, y ha marcado al cierre los 32,18 dólares, un 3,62% menos que este lunes.

En el caso del Texas, el precio del barril de petróleo de referencia para EE.UU., que había llegado a alcanzar los 31,53 dólares, se relajaba hasta los 28,79 dólares tras anunciarse el acuerdo (a la misma hora) para cerrar finalmente en 29,04 dólares el barril, es decir, un 1,36% menos que la jornada anterior.

La perspectiva de un acuerdo entre productores para reducir la oferta de crudo en el mercado había impulsado los precios del barril de petróleo, que desde la apertura del pasado viernes había recuperado un 13,5% en el caso del Brent y un 15,5% en el del Texas.

Tras conocerse el acuerdo, el director de la red de investigación de energía global de la Warwick Business School, David Elmes, ha explicado a Efe que el repunte de estos días puede no mantenerse a largo plazo, "pues continuará habiendo un exceso de suministro, y llevará un tiempo que se consuman las reservas que tienen los diferentes países".

La iniciativa de los cuatro productores "es un interesante primer paso de cara a poner un techo a la producción", afirma este experto, quien advierte que el nivel de enero "es aún demasiado alto".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente