Anterior El juez que investiga las cargas policiales del 1-O ofrecerá denunciar a los heridos que aún no lo han hecho Siguiente La Armada argentina confirma que hubo una explosión en el submarino desaparecido Arriba Ir arriba
El líder del partido del Gobierno polaco, Jaroslaw Kaczynski, durante el pleno del Parlamento
El líder del partido del Gobierno polaco, Jaroslaw Kaczynski, durante el pleno del Parlamento del pasado miércoles. REUTERS Kacper Pempel

Polonia aprueba un impuesto a los bancos para financiar las políticas sociales del Gobierno

  • Pagarán el 0,44% de sus activos cuando éstos superen los 1.000 millones

  • El Ejecutivo polaco dice que otros países de la UE han creado tributos similares

|

El Parlamento de Polonia ha aprobado este viernes  de forma definitiva un nuevo impuesto para la banca, aseguradoras y prestamistas, que obligará a estas entidades a pagar una tasa anual del 0,44% de sus activos, unos ingresos con los que el nuevo Gobierno polaco espera financiar sus políticas sociales.

Durante el debate parlamentario, el ministro de Desarrollo Económico, Mateusz Morawiecki -antiguo responsable de la filial del Grupo Santander en Polonia- ha justificado la medida en que "los impuestos a la banca ya se han introducido en la mayoría de países de la UE, por lo que Polonia sólo hace lo mismo que otros países".

Aunque el nuevo gravamen aún debe ser ratificado por el presidente del país, Andrzej Duda, se prevé que entre en vigor a partir del próximo febrero.

Ingresos para permitir ayudas a familias y el adelanto de la edad de jubilación

La imposición de nuevos tributos a la banca y los hipermercados aparecía en el programa electoral del partido nacionalista-ultraconservador Ley y Justicia (PiS, en polaco), que ganó por mayoría absoluta las elecciones generales del pasado octubre.

Entre las políticas sociales que esperar financiar el Ejecutivo de Ley y Justicia están las ayudas a las familias con hijos menores de 18 años y el adelanto de la edad de jubilación, que el anterior Gobierno retrasó.

Según ha advertido la oposición polaca, el nuevo impuesto aprobado va a afectar a los clientes de los bancos porque éstos lo van a reprecutir en ellos.

Las entidades que pagarán el nuevo impuesto serán aquellos cuyos activos superen los 4.000 millones de zloty (algo menos de 1.000 millones de euros), mientras que para las aseguradoras el umbral será de 2.000 millones de zloty (algo menos de 500 millones de euro) y 200 millones de zloty (46 millones de euros) para las agencias de préstamos.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente