Anterior Yves Lampaert le da la gloria al Quick Step, victoria y liderato Siguiente Los Mossos d'Esquadra no saben "con precisión" quién es el terrorista huido y desconocen su paradero Arriba Ir arriba
Sede del Banco Popular de China en Pekín
Sede del Banco Popular de China en Pekín. REUTERS Petar Kujundzic

El banco central chino inyecta casi 14.000 millones en el mercado para reducir la falta de liquidez

  • Lo anuncia tras confirmar que los créditos se redujeron un 57,7% en diciembre

  • Hace 10 días realizó una operación similar al inyectar otros 18.500 millones

|

El Banco de China ha anunciado este viernes una inyección de 100.000 millones de yuanes (unos 13.920 millones de euros) en el mercado nacional a través de nueve entidades financieras, 10 días después de que se anunciara una operación similar para reducir problemas de falta de liquidez.

La inyección se ha ejecutado a través de créditos a 6 meses con un interés del 3,25%, una medida con la que el banco emisor espera que las entidades comerciales aumenten los préstamos a las pequeñas y medianas empresas y al sector agrícola, en un contexto de desaceleración de la economía china.

El pasado 5 de enero, el banco central anunció su mayor inyección de capital en el mercado financiero en cinco meses, por un valor de 130.000 millones de yuanes (unos 18.500 millones de euros), a través de acuerdos de recompra inversa (los llamados repos) con un período de vencimiento de siete días y a un interés del 2,25%.

Mediante estas medidas, Pekín intenta resolver la falta de liquidez ocasionada por la caída de los fondos en yuanes pendientes de divisas, es decir, aquellos que se ponen en el mercado cuando los bancos adquieren moneda extranjera de sus clientes. Este tipo de fondos registraron en noviembre un descenso de 315.800 millones de yuanes (unos 43.970 millones de euros) respecto al mes anterior.

Un 57,76% menos de créditos en diciembre que un año antes

Este anuncio se produjo pocas horas después de que el Banco de China publicara los datos de créditos concedidos por la banca en diciembre pasado, cuando los nuevos préstamos concedidos por los bancos chinos cayeron un 57,76% respecto al mismo mes de 2014, lo que supone un nuevo síntoma del pinchazo de la burbuja crediticia creada en el gigante asiático en los últimos años.

Según esos datos, la banca china cerró en diciembre nuevos préstamos por valor de 597.800 millones de yuanes (83.442 millones de euros), 345.300 millones de yuanes menos que en diciembre de 2014 (48.197 millones de euros menos).

Este total de diciembre fue más débil de lo que esperaban muchos analistas, según ha señalado la consultora británica Capital Economics, y como resultado, los préstamos pendientes de pago crecieron un 14,9% interanual, incrementando el 14,3% registrado un mes antes.

Esa consultora ha recordado además que, en este momento, la cifra de nuevos créditos concedidos no dibuja un reflejo totalmente veraz del apoyo bancario a la economía, ya que incluye los préstamos a instituciones financieras, que se dispararon en 2015 por los paquetes de apoyo lanzados por Pekín en verano para rescatar al mercado de valores.

Por último, el banco central ha comunicado que en todo 2015 se marcó un nuevo récord histórico de créditos concedidos por la banca, al superar los 11,72 billones de yuanes (1,63 billones de euros), un 18,26% más que en 2014 (274.800 millones de dólares más que el año anterior).

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente