Enlaces accesibilidad

La Reserva Federal de Estados Unidos sube los tipos de interés por primera vez desde 2006

  • Incrementa el precio del dinero un cuarto de punto hasta el 0,25%/0,50%
  • Yellen: "esta acción marca el final de un periodo extraordinario de siete años"
  • La economía se recupera de forma sostenida y la tasa de paro es del 5%

Por
Yellen: con la subida de tipos de interés "termina un período extraordinario"

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha anunciado una subida de los tipos de interés de un cuarto de punto hasta el rango comprendido entre el 0,25% y 0,50%, el primer aumento del precio del dinero desde junio de 2006. Así lo ha decidido por "unanimidad" el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC por sus siglas en inglés) al concluir la última reunión del año y ha señalado que el proceso de ajuste monetario se producirá de "manera gradual" y ligado a la evolución de la economía.

La presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, ha dicho que "esta acción marca el final de un periodo extraordinario de siete años de tipos cerca de cero para apoyar la recuperación de la economía tras la peor crisis financiera y recesión desde la Gran Depresión".

Los tipos habían permanecido entre el 0% y el 0,25% desde finales de 2008, nivel al que llegó para -junto a un fuerte programa de compra de activos, ya retirado- revitalizar la economía estadounidense tras la grave crisis desencadenada por el estallido de la burbuja financiera ligada a los activos hipotecarios de alto riesgo (hipotecas basura).

En los últimos años, la economía estadounidense ha mostrado una sostenida recuperación, con un descenso paulatino de la tasa de desempleo hasta el actual 5% -nivel considerado como pleno empleo-, después de superar el 10% en los peores momentos de la crisis. Asimismo, el crecimiento del producto interior bruto (PIB) parece haberse consolidado a un ritmo del 2% (en el tercer trimestre de 2015).

Janet Yellen ha dicho que la recuperación económica, aunque muy avanzada, "no está completa", ya que todavía hay lugar para "una mejora adicional del mercado laboral" y la inflación continúa lejos de su meta de largo plazo. Por todo ello, "el Comité Federal de Mercado Abierto juzgó que el modesto incremento en los tipos de interés de referencia es apropiado, a la vez que reconoce que incluso tras este alza, la política monetaria sigue siendo acomodaticia".

No dispone de una fórmula "mecánica" para futuras subidas

Esta subida de tipos se produce en un momento en el que los bancos centrales de Japón y la zona euro mantienen la tendencia contraria de tipos bajos y están inmersos en programas de estímulos monetarios que, en el caso del BCE, acaba de ampliar aún más. "Hemos estado preocupados por los riesgos de la economía internacional, y pese a que esos riesgos persisten, la economía estadounidense ha mostrado una fortaleza considerable", ha subrayado Yellen en su comparecencia ante los medios.

Respecto a la posibilidad de que se produzcan más subidas en las próximas reuniones del FOMC, Yellen se ha mostrado cauta y ha subrayado que el comité estudiará la evolución de la economía de forma "muy cuidadosa", por lo que no dispone de una fórmula "mecánica" para futuras subidas.

"Lo que queríamos evitar es una situación en la que hubiésemos esperado tanto tiempo que estuviésemos obligados a endurecer la política de forma abrupta", ha explicado Yellen, que ha indicado que espera ver una expansión de la economía estable y a largo plazo.

En este sentido, Yellen ha incidido en que el comité estudiará la evolución de la economía y en especial de la inflación de forma "muy cuidadosa", ante lo que ha afirmado que no se necesita que la inflación alcance el 2% para realizar más subidas y ha indicado que las "expectativas" de la Fed están "razonablemente bien sustentadas".

Proyecciones macroeconómicas

En lo que respecta a sus previsiones macroeconómicas, la Fed mantiene en el 2,1% el crecimiento previsto del producto interior bruto para el presente ejercicio, la misma proyección que en septiembre. Para 2016, la Reserva Federal ha aumentado en una décima su previsión de crecimiento del PIB, desde el 2,3% al 2,4%. Mientras que ha dejado sin cambios las de 2017 y 2018, cuando proyecta un repunte económico del 2,2% y del 2% respectivamente.

También deja sin cambios la tasa de desempleo para 2015 que espera se sitúe en el 5%. El próximo año rebaja la tasa de paro hasta el 4,7% (una décima menos que en septiembre), y espera que continúe en ese nivel hasta el cierre de 2018.

Mientras, la inflación cerrará 2015 en el 0,4% para incrementarse de manera gradual hasta el 1,6% al cierre de 2016, 1,9% en 2017 y 2% en 2018. En este sentido, Yellen ha dicho que los miembros de la Fed se muestran "razonablemente confiados" en que la inflación se elevará, y que los factores "transitorios" que la mantienen por debajo de la meta del 2% (en noviembre se situó en el 0,5%), como el bajo precio de la energía y fuerte dólar, se irán diluyendo.

Sobre las últimas caídas en los precios del petróleo, Yellen ha reconocido sentirse "sorprendida" y ha afirmado que considera que existe un "límite" en la caída de los precios del crudo. "El petróleo tiene que estabilizarse para que la inflación aumente", ha afirmado.

La baja inflación en el país es una de las preocupaciones de la Fed porque cuenta con un doble mandato de promoción del pleno empleo y estabilidad de precios.

Noticias

anterior siguiente