Enlaces accesibilidad

Turquía derriba un avión de combate ruso al que acusa de violar su espacio aéreo desde Siria

  • El avión cayó del lado sirio de la frontera y los pilotos saltaron en paracaídas
  • Rusia asegura que no violó el cielo turco y que fue derribado desde tierra
  • El incidente ha provocado una escalada de tensión entre ambos países

Enlaces relacionados

Por
Turquía derriba un avión ruso de la campaña en Siria y la tensión se dispara entre ambos países

Turquía ha derribado este martes un avión de la Fuerza Aérea de Rusia que, supuestamente, se había internado desde Siria en el espacio aéreo turco, lo que ha generado una escalada de tensión entre ambos países.

En una carta remitida al Consejo de Seguridad, el embajador turco ante Naciones Unidas, Halit Cevik, ha dicho que los bombarderos, de los que no especifica nacionalidad, recibieron 10 advertencias en 5 minutos mientras se acercaban a Turquía en la región de Yayladag/ Hatay.

"Ignorando esos avisos, ambos aviones, a una altitud de 19.000 pies, violaron el espacio aéreo nacional turco hasta una profundidad de 1,36 millas y una longitud de 1,15 millas durante 17 segundos", señala la misiva. Tras ello, uno de los aparatos cambió su rumbo y dejó el espacio aéreo de Turquía, mientras que el otro fue atacado por F-16 turcos y cayó en territorio sirio, ha señalado Cevik.

Los cazas F-16 turcos han derribado al aparato ruso en suelo sirio, en una zona conocida como Yabal al Turcoman, al norte de Latakia. Moscú ha confirmado este martes la muerte de uno de los dos pilotos de su bombardero Su-24 derribado y no ha aclarado la suerte del segundo piloto.

El moderado Ejército Libre Sirio dice que este segundo tripulante está en su poder, mientras las milicias turcomanas aseguran haber matado a los dos militares ocupantes del bombardero ruso cuando descendían en paracaídas.

 Imagen de radar, facilitada por Turquía, donde se muestra (en rojo) la trayectoria del avión ruso abatido por cazas turcos. Según esta imagen, el avión habría traspasado la frontera turca, algo que Moscú niega. REUTERS/Ministerio turco de Interior

Imagen de radar, facilitada por Turquía, donde se muestra (en rojo) la trayectoria del avión ruso abatido por cazas turcos. Según esta imagen, el avión habría traspasado la frontera turca, algo que Moscú niega. REUTERS/Ministerio turco de Interior REUTERS/Ministerio turco de Interior

Divergencias sobre el lugar del derribo

El Ministerio de Defensa de Rusia ha confirmado que uno de sus bombarderos Su-24 ha sido derribado en Siria, pero su versión difiere: asegura que el avión, que volaba a 6.000 metros de altura, nunca abandonó el espacio aéreo sirio y que fue derribado desde tierra, y no por cazas.

Desde Estados Unidos, fuentes del Pentágono han confirmado a las agencias Reuters y AFP que las fuerzas turcas avisaron al avión ruso hasta 10 veces, sin obtener respuesta, antes de abatirle. Asimismo, señalan que el derribo tuvo lugar “sobre la frontera” entre Turquía y Siria, aunque aún no se ha precisado el lugar exacto.

En cualquier caso, el primer ministro, Ahmet Davutoglu, ha pedido la intervención de la OTAN y la ONU mientras el Kremlin ha calificado lo sucedido como un "incidente muy serio".

Rusia insiste en que su caza derribado nunca entró en el espacio aéreo turco y su presidente, Vladímir Putin, tachó de "golpe a traición" el ataque. Putin, además, acusó a las autoridades turcas de ser "cómplices del terrorismo".

Columna de humo en el lugar en el que ha caído el avión ruso SU-24, en el norte de Siria. REUTERS/Sadettin Molla

Columna de humo en el lugar en el que ha caído el avión ruso SU-24, en el norte de Siria. REUTERS/Sadettin Molla REUTERS/Sadettin Molla

Tensión entre Moscú y Ankara

La carta detalla la versión turca del derribo del caza. El incidente ha disparado las tensiones entre Moscú y Ankara. Según el embajador turco, su país "no dudará en ejercer sus derechos bajo la legislación internacional para proteger la seguridad de sus ciudadanos y sus fronteras en cumplimiento de las normas establecidas".

El Reino Unido, que este mes preside el Consejo de Seguridad, ha confirmado la recepción del comunicado y se declaró preparado para convocar cuanto antes una reunión para abordar el tema si algún país así lo solicita.

Preguntado por los periodistas, el representante ruso ante la ONU, Vitaly Churkin, se ha limitado a decir que "quizá" su país plantee el asunto ante el máximo órgano de decisión de Naciones Unidas. Por su parte, el secretario general de la organización, Ban Ki-moon, ha reclamado "medidas urgentes" para reducir la tensión tras el derribo del caza ruso y una "revisión cuidadosa" de lo ocurrido para evitar otros incidentes similares.

Los pilotos saltaron en paracaídas

Los pilotos del bombardero, según el Ministerio ruso, lograron catapultarse del avión. Las agencias turcas aseguran también que helicópteros rusos buscan a sus pilotos en el norte de Siria.

La agencia Reuters ha difundido un vídeo de una milicia siria en el que supuestamente se muestran imágenes del piloto ruso muerto, aunque su autenticidad no ha podido ser verificada. La misma agencia ha citado a un responsable de una brigada turcomana asegurando que habían abatido a ambos pilotos cuando descendían en paracaídas, aunque tampoco existe confirmación al respecto.

En la zona en la que ha caído el avión luchan desde hace días milicias turcomanas (étnicamente cercanas a la población turca) contra las fuerzas de Bachar al Asad. En la mañana del martes, las milicias conquistaron tres colinas y siguen registrándose combates en torno a una cuarta, señala CNNTürk.

Primer avión ruso abatido en Siria

Este es el primer avión ruso abatido en Siria desde que Rusia comenzó sus bombardeos contra la oposición armada siria en la guerra civil que desangra el país.

En varias ocasiones, Turquía ha acusado a Rusia de haber violado su espacio aéreo. El 16 de octubre, la aviación turca derribó un dron (avión no tripulado) de origen desconocido.

Rusia se coordina con EE.UU. y Francia, que bombardean al Estado Islámico (EI) en Siria, precisamente para evitar incidentes entre sus aviones en el espacio aéreo sirio.

Ban Ki-moon ha hecho un llamamiento a todos los países que desarrollan actividades militares en Siria a hacer todo lo posible para evitar "consecuencias no deseadas" y recuerda la importancia de la unidad en las operaciones contra los extremistas.

Noticias

anterior siguiente