Enlaces accesibilidad

Lagarde defiende una reestructuración de la deuda ante la "aguda" crisis de Grecia

  • El FMI condiciona los préstamos a "la sostenibilidad de la deuda y las reformas"
  • La directora gerente ha defendido la imparcialidad de la institución

Por
 Un momento de la intervención de la directora gerente de Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, sobre Grecia en el Brookings Institute de Washington.
Un momento de la intervención de la directora gerente de Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, sobre Grecia en el Brookings Institute de Washington. AFP PHOTO/MLADEN ANTONOV

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha afirmado que la "aguda" crisis de Grecia exige una reestructuración de la deuda y ha recordado que la institución está implicada en las negociaciones sobre el plan de rescate porque ese país "solicitó su asistencia".

En una conferencia en la Brookings Institution de Washington, la directora del Fondo ha subrayado la disposición del organismo a ayudar a Grecia a enfrentar la "aguda" crisis que sufre, y ha reiterado que el FMI siempre había defendido un enfoque que "combine la sostenibilidad de la deuda con las reformas estructurales".

Lagarde ha recordado, además, que "si el FMI está involucrado es porque Grecia solicitó la asistencia; una vez que el Fondo está implicado, debe seguir sus normas y ser imparcial", ha dicho en referencia a la declaración en mora de ese país al incumplir un pago de 1.600 millones de euros la semana pasada.

Reestructuración del crecimiento y sostenibilidad de la deuda

Las palabras de la directora del FMI se suman a las del secretario del Tesoro de EE.UU., Jack Lew, quien también ha sostenido este miércoles la necesidad de plantear una reestructuración de la abultada deuda griega, un punto sobre el que los socios europeos, especialmente Alemania, se han mostrado reacios.

Lagarde ha defendido la actuación del Fondo en el programa de rescate a Grecia al asegurar que los préstamos de la institución "están condicionados a la restauración del crecimiento y la sostenibilidad de la deuda". "Eso no ha cambiado", ha reafirmado tras remarcar que el FMI había defendido el mismo doble planteamiento en los casos de los recientes rescates financieros a Irlanda y Portugal, en los que los programas habían "funcionado".

La pasada semana el Fondo publicó un informe en el que cifraba las necesidades de Grecia para un nuevo rescate en torno a los 50.000 millones de euros en los próximos tres años y apuntaba a la necesidad de una reestructuración de la deuda.

Actualmente, y después del referendo planteado por el gobierno heleno del primer ministro Alexis Tsipras, en el que finalmente se rechazó la propuesta de los acreedores (FMI, Banco Central Europeo y Comisión Europeo), Atenas ha presentado este miércoles una nueva propuesta para un tercer rescate que debe ser ahora analizada y aprobada por los líderes europeos en la cumbre que se celebrará el próximo domingo.

Mientras tanto, el Gobierno griego ha decretado la segunda prórroga del corralito impuesto hace diez días hasta el próximo domingo, después de que el BCE haya decidido mantener sin cambios la cantidad máxima de liquidez de emergencia que los bancos griegos pueden pedir al Banco de Grecia.

Noticias

anterior siguiente