Enlaces accesibilidad

El BCE eleva de nuevo el tope en la liquidez de urgencia para sostener a la banca griega

  • La habría subido en 1.800 millones de euros
  • Ya la había aumentado en 1.100 millones, hasta los 84.100 millones, hace dos días
  • Durante esta semana se han retirado unos 4.200 millones de la banca griega

Por
El BCE eleva de nuevo el tope en la liquidez de urgencia para sostener a la banca griega

El Banco Central Europeo (BCE) ha elevado este viernes el tope de la línea de liquidez de emergencia (ELA, por sus siglas en inglés) abierta para la banca griegapero no se ha especificado la cuantía. Aunque fuentes oficiales griegas citadas por Reuters han hablado de 1.800 millones de euros.

El máximo órgano ejecutivo del BCE se ha reunido de forma extraordinaria por teleconferencia para tratar este asunto a petición del Banco de Grecia, tras la intensificación de la fuga de capitales. Según fuentes citadas por Reuters, durante la semana se habrían retirado unos 4.200 millones de euros de los bancos griegos, 1.200 millones este viernes.

De esta manera se habría quedado corta la última ampliación de esa línea de crédito, aprobada hace solo dos días, y que fue de 1.100 millones de euros (ese máximo se situó entonces en los 84.100 millones).

Con este incremento se garantizaría la liquidez en la banca griega hasta el cierre de los mercados el lunes, cuando se celebra un Eurogrupo y un Consejo Europeo extraordinario, asegura el diario Financial Times. El Consejo de Gobierno volverá a hablar otra vez el próximo lunes para revisar de nuevo la cuantía de la ELA, según fuentes que cita la agencia Reuters.

"En una teleconferencia, el BCE aprobó la financiación de emergencia extraordinaria. No hay ningún problema con la financiación de los bancos griegos", según fuentes citadas por la agencia Dow Jones. "Esperamos un resultado positivo de la reunión del lunes", han añadido las mismas fuentes.

No obstante, el vicepresidente de la Comisión para el Euro, Valdis Domvrovskis, ha avisado de que el nuevo aumento de la ELA es solo una medida temporal y que Atenas necesita un acuerdo con sus acreedores para garantizar la estabilidad financiera.

"Las autoridades griegas deben presentar una estrategia creíble que muestre cómo recuperarán la estabilidad financiera y el crecimiento económico", ha insistido el vicepresidente. "El tiempo se está acabando. La semana que viene es la última semana para tomar decisiones porque el programa expira el 30 de junio".

La estabilidad del sistema bancario está asegurada

Este mismo viernes, antes de conocerse la información del BCE, el gobernador del Banco de Grecia (BDG), Yanis Sturnaras, ha querido confirmar que "la estabilidad del sistema bancario está totalmente asegurada por las acciones conjuntas del BDG y el BCE". Así lo ha señalado tras reunirse con Euclídes Tsakalotos, el ministro que coordina las negociaciones con los acreedores.

En un comunicado, una fuente gubernamental helena ha señalado que la distancia que hay que recorrer para llegar a un acuerdo "no es grande" y que el Gobierno griego "ha hecho grandes esfuerzos para encontrar un terreno de entendimiento con sus socios europeos". Ha asegurado además que "los esfuerzos para lograr un acuerdo continuarán de forma intensiva en los próximos días y en la cumbre extraordinaria del lunes".

Noticias

anterior siguiente