Enlaces accesibilidad

Tsipras: "El BCE mantiene una soga alrededor de nuestro cuello"

  • Pide al organismo que permita a Grecia emitir más letras a corto plazo
  • Sería una solución transitoria para financiarse y afrontar vencimientos
  • El límite impuesto ahora por el BCE es de 15.000 millones de euros
  • Draghi rechazó este jueves aumentar las emisiones de deuda del país

Por
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, y el ministro de Finanzas del país, Yanis Varufakis, en el Parlamento de Grecia
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, y el ministro de Finanzas del país, Yanis Varufakis, en el Parlamento de Grecia. AFP AFP PHOTO / LOUISA GOULIAMAKI

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, considera que su país tiene "una soga al cuello" que está en manos del Banco Central Europeo, organismo que debe autorizar a Grecia -si lo considera oportuno- la emisión de más letras a corto plazo con las que poder financiarse y afrontar vencimientos y que sería una solución puente mientras llega el desembolso del último tramo del programa de ayuda europeo, ligado ahora a que Atenas cumpla las nuevas reformas que han sido aceptadas por el Eurogrupo.

En una entrevista concedida a la revista alemana Der Spiegel, recogida por las agencias Efe y Reuters, Tsipras solicita al emisor que aumente el techo, que está ahora en 15.000 millones de euros, para poder emitir títulos de deuda soberana a corto plazo. "Si el BCE no lo autoriza tendrá una gran responsabilidad y volveremos al drama que teníamos antes del 20 de febrero", advierte el primer ministro griego.

Según Tsipras, lo que se requiere es "una solución política que no puede ser tomada por tecnócratas". Además, el primer ministro del país ha descartado una salida de Grecia del euro -"yo amo a Europa", ha afirmado. Y la lanzado una advertencia: "La Unión Monetaria es como un jersey de lana que si empieza a deshacerse nadie puede impedir que se deshaga por completo".

El primer ministro griego, que ha asegurado haber pedido a todos los ministros de su gabinete "menos palabras y más hechos", ha defendido también las propuestas de reformas que llevará el próximo lunes al Eurogrupo su ministro de Finanzas, Yanis Varufakis.

El BCE rechazó este jueves la petición

Este jueves, el presidente del BCE, Mario Draghi, rechazó ampliar el límite de emisión de letras. "Permitir a Grecia aumentar sus emisiones de deuda supondría financiar el déficit público, algo prohibido en los tratados", aseguró después de señalar: "El BCE no es una institución política, está basada en reglas".

"El BCE es el primero que desea reiniciar la financiación a la economía griega si se cumplen las condiciones", dijo Draghi en la rueda de prensa posterior al consejo de gobierno celebrado en Nicosia, donde añadió que "no puede decirse que el BCE no está apoyando a Grecia".

Sobre Grecia, el presidente del BCE confirmó que el organismo aumentó el programa de liquidez de emergencia (ELA por sus siglas en inglés) para los bancos griegos en 500 millones, hasta los 68.800 millones de euros. Pero, por ahora sigue sin aceptar la deuda griega como garantía.

El Eurogrupo analizará las propuestas de Grecia

Fuentes del Eurogrupo, que abordará el lunes el plan de reformas del Gobierno griego, han asegurado a la agencia Efe que se descarta de momento adelantar o dividir el pago de la ayuda pendiente (1.800 millones de euros procedentes del fondo de rescate y 1.900 millones del BCE procedente de los beneficios de las operaciones con bonos helenos), porque las instituciones tendrán que analizar "todas" las medidas en su conjunto y aún no hay discusiones iniciadas.

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, habría recibido una carta del ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, con las reformas detalladas, pero fuentes europeas han recalcado a la agencia Efe que los diecinueve ministros no estarán en una posición para tomar decisiones.

Mientras, el Gobierno alemán ha descartado este mismo viernes la posibilidad de que se pueda adelantar el desembolso de parte del último tramo de la ayuda europea a Grecia. Según el portavoz del Ministerio de Finanzas alemán, Martin Jäger, el desembolso solo se hará cuando Atenas haya llevado a término el programa de reformas y el éxito sea constatado por "las instituciones" -el BCE, el FMI y la CE- y el Eurogrupo.

Esta posibilidad no fue descartada la semana pasada por el vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, el finlandés Jyrki Katainen.

El Banco de Grecia asegura que la liquidez bancaria está asegurada

Mientras, el Gobierno griego ha reconocido que este mes puede tener problemas de liquidez, pero se ha mostrado confiado en poder afrontarlos. Por lo pronto, ha ingresado al FMI este viernes 310 de los 1.600 millones de euros pendientes.

Por su parte, el gobernador del Banco de Grecia, Yanis Sturnaras, ha asegurado tras una reunión Alexis Tsipras que no hay "absolutamente ningún problema de depósitos" y que la liquidez bancaria está asegurada.

En concreto señaló a los medios que no existe "ningún riesgo" para los bancos griegos y añadió que están "adecuadamente capitalizados".

Conversaciones entre Juncker y Tsipras

Ante esta situación, el primer ministro griego habría solicitado una reunión con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, la próxima semana, según fuentes del Gobierno citadas por AFP. El diario alemán Süddeutsche Zeitung aseguró que la había solicitado para este mismo viernes, pero que no había sido posible.

Una portavoz de la Comisión Europea, Annika Breidthardt, ha indicado que no puede confirmar esas informaciones, pero ha recalcado que ambos "están en contacto permanente". "Y no comentamos ni llamadas individuales ni su contenido (si se produjeran)".

"Estamos en constante contacto con nuestros socios europeos e internacionales, así como con las autoridades griegas. El presidente Juncker y el primer ministro Tsipras están en contacto telefónico constante", ha subrayado.

Noticias

anterior siguiente