Enlaces accesibilidad

Tsipras aboga en Roma por el fin de la austeridad en la UE y Renzi le ofrece su apoyo

  • El primer ministro griego quiere un plan económico a medio plazo para la UE
  • Renzi insiste en la necesidad de acometer reformas estructurales
  • Los ministros griego e italiano perfilan una estrategia para el Eurogrupo

Por
El primer ministro italiano, Mateo Renzi, con su homólogo griego, Alexis Tsipras, en Roma
El primer ministro italiano, Mateo Renzi, con su homólogo griego, Alexis Tsipras, en Roma. AFP mlm

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, ha afirmado en Roma que el Gobierno heleno está trabajando para llevar a Bruselas un proyecto económico de aplicación a medio plazo, con el que lograr un cambio en Europa y poner fin a las políticas de austeridad.

"Hay que cambiar la política europea y poner fin a la austeridad. No queremos que exista una brecha entre norte y sur, sino que hay que retomar los intereses iniciales de la Unión Europea y crear un futuro de esperanza y dignidad", ha dicho el líder de Syriza en una conferencia de prensa conjunta con el primer ministro italiano, Matteo Renzi.

"Es preciso un cambio en Europa, tenemos que implantar la cohesión y el crecimiento en el lugar de las políticas del miedo y de la incertidumbre", ha añadido.

"Nuestra generación ha sido el blanco de políticas equivocadas, una generación que ha sufrido y que ha tenido que emigrar para soñar y vivir con dignidad", ha dicho el mandatario heleno dirigiéndose a Renzi.

Renzi apoya a Tsipras

Por su parte, Renzi ha dicho que "se dan las condiciones para alcanzar un punto de acuerdo entre Atenas y las instituciones europeas", al tiempo que ha subrayado "la necesidad, tanto en Italia como en Grecia, de proseguir con las reformas estructurales".

"Las propuestas (de Grecia) que serán negociadas hallarán a Italia siempre deseosa de escuchar, debatir y compartir (...) Ofreceré mi máximo apoyo a Tsipras, también en términos de cooperación bilateral, en todas las sedes", ha declarado.

Durante su alocución, Renzi se ha mostrado de acuerdo con su colega heleno en relación con las políticas de austeridad y, en este sentido, ha dicho "hablar la misma lengua". "Tenemos que llevar a Europa a hablar de crecimiento y no solo de austeridad. Es justo que haya una atención a los números pero urge un mayor crecimiento, más cultura, más investigación", ha defendido.

Así, Tsipras se lleva de Italia las palabras de Renzi, que ha asegurado que quieren "echar una mano a Grecia", y una corbata que le ha regalodo el jefe del Ejecutivo italiano. "Estamos convencidos de que Grecia saldrá de la crisis y cuando esto suceda nos gustaría ver al primer ministro vistiendo una corbata italiana", ha dicho Renzi al entregársela ante la prensa.

Además, el ministro de Economía y Finanzas italiano, Pier Carlo Padoan, y su homólogo griego, Yanis Varoufakis, han analizado las "líneas generales" de las propuestas económicas del Gobierno heleno.

Al término de la reunión, Padoan afirmó que ambos países "comparten un interés común", pues están "convencidos de la importancia de que Grecia inicie el camino en la senda del crecimiento sólido y sostenible a través de un programa de reformas estructurales".

"La atención al crecimiento es prioritaria para garantizar la sostenibilidad de la deuda griega y crear nuevos puestos de trabajo en el país que ayuden al pueblo griego a dejar atrás el malestar social producido por la crisis", opinó el titular de Economía italiano.

"El Eurogrupo y el Ecofin son las sedes institucionales donde cada Estado miembro puede debatir y afrontar sus propios problemas, gracias al encuentro de soluciones comunes que redunden en el interés de todos", apunta Padoan.

"Una buena relación de trabajo"

Por su parte, Varoufakis ilustró la importancia para Grecia de la gira europea que ha iniciado el Ejecutivo del país para "presentar a los socios europeos" sus propuestas y "establecer una buena relación de trabajo", según refirieron los medios italianos.

"Hemos analizado las ideas que queremos llevar hasta el Eurogrupo para alcanzar antes de junio un nuevo acuerdo firmado entre la UE, el FMI, el BCE y, por supuesto, Grecia para poner fin de una vez por todas a esta crisis", añadió Varufakis.

El nuevo Gobierno griego busca una reestructuración de su deuda, que ronda los 315.000 millones de euros, y ha anunciado que no pedirá una prórroga del plan de rescate, que ya suma los 240.000 millones de euros y expira a fines de este mes. Además, ha rechazado como interlocutora a la "troika" de acreedores compuesta por la Comisión Europea, el FMI y el BCE.

Tsipras proseguirá este miércoles su ronda de contactos europeos con el presidente francés, François Hollande, y con el de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.Antes que con Padoan, Varufakis se entrevistó con sus homólogos francés, Michel Sapin, y británico, George Osborne.

Noticias

anterior siguiente