Enlaces accesibilidad

Telefónica compra la brasileña GVT a Vivendi y se afianza como líder en el país sudamericano

Por
Panel de televisiones en un 'stand' de Telefónica

Telefónica y el grupo francés Vivendi han firmado este viernes el acuerdo "definitivo" para la venta de la brasileña Global Village Telecom (GVT) a la operadora española por un importe de 4.663 millones de euros a pagar en efectivo, más un 12% del capital social de Telefónica Brasil tras su integración con GVT.

Ambas compañías negociaban en exclusiva desde el pasado 29 de agosto la venta de GVT, por la que también había realizado una oferta Telecom Italia. No obstante, Vivendi decidió negociar en exclusiva con Telefónica la venta de su filial brasileña tras constatar que la oferta de la española respondía "mejor" a los objetivos "estratégicos y financieros" del grupo y a los intereses de sus accionistas.

El pago en efectivo de la operación se financiará a través de una ampliación de capital en Telefónica Brasil en la que participará la matriz mediante otra ampliación destinada a cubrir el desembolso por la parte proporcional correspondiente a su participación del 74% en su filial brasileña.

Vivendi acepta entrar en Telecom Italia

Esta operación tiene una segunda fase, en la que Vivendi acepta la oferta de Telefónica para adquirir 1.110 millones de acciones ordinarias que la española tiene en Telecom Italia, equivalentes al 8,3% del capital con derecho a voto en la compañía italiana y el 5,7% de su capital social.

A cambio, Vivendi cede un 4,5% del capital que recibirá en la sociedad resultante de la integración de Telefónica Brasil y GVT. Ese capital representa todas las acciones ordinarias recibidas por Vivendi, S.A. y un número de acciones preferentes -representativas de un 0,7% de dicha clase de acciones-.

El cierre definitivo de toda la operación está sujeto a la obtención de las autorizaciones regulatorias pertinentes. Si se logran, el resultado final para Viviendi es que se quedará con el 7,4% del capital social de la sociedad resultante de la integración de Telefónica Brasil y GVT, además de con los 4.663 millones de euros en efectivo.

Punto y final de Telefónica en Italia

Mientras, para Telefónica este acuerdo supondrá su salida de Telecom Italia, un interés que ya mostró recientemente su presidente, César Alierta. Sin embargo, el objetivo de la empresa española tardará aún en materializarse.

Esto es debido a que en julio, Telefónica emitió bonos a tres años obligatoriamente canjeables por acciones de Telecom Italia por valor de 750 millones de euros.

Entonces, la española controlaba el 14,8% de Telecom Italia, en la que se estimaba que cuando se desembolsen los bonos mantendría una participación de entre el 8,3 y el 9,4%.

Las cifras que maneja Telefónica es que, tras la emisión de ese bono, se quedaría con el 8,4% de Telecom Italia, justo la participación que se ha comprometido a adquirir Viviendi.

Las cifras de Telefónica Brasil y GVT

Según la compañía que preside César Alierta, la operación generará unas sinergias de al menos 4.700 millones de euros. La nueva Telefónica Brasil resultante de la integración con GVT consolidará su liderazgo como operador integrado de comunicaciones en Brasil. La española ha destacado que esta operación le permite reforzar su posicionamiento en uno de sus mercados clave y mejorar su perfil de crecimiento y flexibilidad financiera.

GVT cuenta con una importante red de nueva generación, con más de 10,4 millones de hogares en 21 estados brasileños y más de 2,5 millones de clientes de banda ancha, la mayoría de ellos fuera de Sao Paulo.

Ssegún Vivendi, el operador tenía a finales de junio 772.438 abonados, un 52% más que un año antes. Además, durante el primer semestre de este año, la compañía brasileña lanzó sus servicios en tres ciudades más en Brasil, de forma que ya cubre 153 (146 en junio de 2013) y también ha lanzado la red de fibra óptica en varios puntos clave de la ciudad de Rio de Janeiro, como ya ocurría en Sao Paulo y Curitiba.

En el primer semestre, GVT facturó 2.700 millones de reales (unos 839 millones de euros), un 12,8% más en la divisa brasileña que en la primera mitad de 2013. Su resultado bruto operativo (Ebitda) creció un 10,5% hasta 1.000 millones de reales (unos 329 millones de euros), lo que supuso una tasa de margen del 39,2%, la más elevado de los operadores de telecomunicaciones en Brasil.

Noticias

anterior siguiente