Anterior El submarino argentino ARA San Juan se averió antes de desaparecer Siguiente Barcelona se queda en primera ronda sin la Agencia Europea del Medicamento, que se irá a Ámsterdam Arriba Ir arriba
Plataforma marina del almacen subterráneo de gas natural Castor, en Castellón
Plataforma marina del almacen subterráneo de gas natural Castor, en Castellón. AFP AFP PHOTO/LLUIS GENE

La sociedad Escal, controlada por ACS, presenta la renuncia formal al almacén de gas Castor

|

Almacenes subterráneos de gas

España cuenta con tres almacenes subterráneos de gas en funcionamiento, uno en investigación y otros cuatro más en fase de desarrollo. Enagas gestiona los de Serrablo y el de Gaviota, ambos antiguos yacimientos de gas natural agotados, y el de Yela. Según datos de Enagas, desde que se puso en funcionamiento el primer almacén subterráneo de gas natural en el mundo, en 1915, la cifra de estos silos ha crecido hasta un total de 627, de los que 81 se ubican en acuíferos salados profundos.

La sociedad Escal, participada por el Grupo ACS en un 66,67%, ha presentado el escrito de renuncia a la concesión de explotación del almacenamiento subterráneo de gas natural Castor, informa la compañía presidida por Florentino Pérez a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en un hecho relevante.

La solicitud formal se produce después de que la concesionaria de Castor haya obtenido la autorización previa para la renuncia, según lo estipulado en el documento de la emisión del programa de bonos mediante el que se financia la infraestructura -documentos suscritos el 30 de julio de 2013-, explica ACS.

Escal ya había adelantado su decisión de renunciar al almacén de gas el pasado 25 de junio, momento en el que inició el proceso para obtener las autorizaciones previas del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y de la asamblea de titulares de los bonos (la compañía emitió 1.400 millones de euros para financiar el almacenamiento).

Ese día, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo aseguraba que no adoptaría ninguna decisión administrativa hasta que se presentara formalmente la decisión definitiva de renunciar a la concesión, algo que ha ocurrido este viernes.

El proyecto estaba paralizado hasta que se determinara si es el origen de los seísmos que se registraron en la zona próxima de las costas de Castellón y Tarragona.

Indemnización a ACS si Castor cierra

El decreto que regula la concesión recoge que son causas de extinción de la concesión las señaladas en el artículo 34 de la Ley 34/1998 del Sector de Hidrocarburos. En dicho artículo se explica que las autorizaciones, permisos y concesiones se extinguirán por incumplimiento de las condiciones de su otorgamiento, caducidad al vencimiento de sus plazos o renuncia total o parcialmente del titular, una vez cumplidas las condiciones en que fueron otorgados, entre otras.

Según el decreto, en caso de caducidad o extinción de la concesión, las instalaciones revertirán al Estado. En tal caso, y para asegurar la recuperación de la inversión realizada por los titulares, se compensará a la empresa concesionaria por el valor neto contable de las instalaciones afectas al almacenamiento subterráneo siempre que éstas continúen operativas.

Lo anterior no será de aplicación en caso de dolo o negligencia imputable a la empresa concesionaria, en cuyo caso la compensación se limitará al valor residual de las instalaciones, sin perjuicio de otras responsabilidades de la empresa concesionaria.

ACS entiende que la concesionaria del proyecto Escal UGS "tiene derecho a devolver la concesión en cualquier momento durante 25 años a contar desde el otorgamiento de la concesión" y que esta devolución se realizaría con "derecho a cobrar el valor neto contable de la instalación".

El pasado mes de octubre de 2013, el Tribunal Supremo confirmó que el Gobierno deberá indemnizar a la empresa del almacén subterráneo si finalmente se cierran las instalaciones

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente