Enlaces accesibilidad

Mario Costeja: "He luchado por la supresión de datos que perjudican la vida de una persona"

  • Es el ciudadano que solicitó que se suprimieran sus datos de Google
  • El abogado celebra que haya un mecanismo para poder suprimir contenidos
  • En su opinión "Google va a salir fortalecido" tras la sentencia del TJUE

Enlaces relacionados

Por
Mario Costeja, el ciudadano que solicitó que se suprimieran sus datos de Google
Mario Costeja, el ciudadano que solicitó que se suprimieran sus datos de Google y ha conducido a la sentencia del TJUE del derecho al olvido. EFE EFE/ Cabalar

Mario Costeja es el ciudadano que puso en marcha el proceso que ha conducido a que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) haya apoyado con una sentencia el 'derecho al olvido' en los buscadores de Internet.

Como ha contado a TVE, está "muy satisfecho" por la sentencia. Es un punto final para un proceso en que ha resistido durante muchos años: "He luchado por la supresión de datos irrelevantes que puedan perjudicar al honor, al trabajo y a la vida de una persona".

Costeja ha relatado que todo comenzó hace seis años, por un anuncio que aparecía en los resultados de búsqueda de Google al introducir su nombre y que a su parecer era "irrelevante".

Perjuicio profesional

Un diario publicó en 1998 un anuncio de una subasta de un inmueble relacionada con un embargo por deudas a la Seguridad Social en el que Costeja figuraba por ser copropietario y que permaneció indexado en el buscador.

Costeja ha indicado que en 2007 era consultor de gestión de empresas y que la aparición de estos datos le obligaba a dar explicaciones. "No me gustaba que me afectara profesionalmente", ha manifestado.

El abogado contactó con Google para que suprimiera ese resultado, pero la compañía le derivó a la sede de Estados Unidos, donde no había legislación al respecto. Entonces acudió a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), que le dio la razón y llevó el caso a la Audiencia Nacional, órgano que hizo una consulta al TJUE después de que Google recurriera.

El abogado general del TJUE, Niilo Jõõskinen, dio la razón a Google frente a España en junio de 2013 al concluir que los servicios de motor de búsqueda en Internet no son responsables de los datos personales incluidos en las páginas web que tratan.

Sin embargo, ahora la sentencia da la razón a la AEPD y a Mario Costeja y respalda la supresión de datos cuando estos son irrelevantes y perjudican a la persona afectada. 

Jurisprudencia europea sobre la protección de datos

"La sentencia me da la razón, Google procesa datos y se debe ceñir a las leyes vigentes de cada Estado de la UE. Los que quieran reclamar se pueden dirigir a Google y si la compañía está de acuerdo eliminará el enlace. Si no lo está, la persona puede acudir a los tribunales de cada país", explica Mario Costeja.

A juicio del abogado, "si Google era una gran herramienta, ahora es perfecta" porque ya se pueden suprimir contenidos que podían causar daño a las personas siendo irrelevantes.

En este sentido, Costeja cree que hay una barrera en cuanto a libertad de expresión y celebra que la decisión de suprimir ciertos datos recaiga sobre la justicia de cada Estado miembro: "Los tribunales de cada país van a dictar sentencia, y ahí sí me parece correcto, porque no es aleatorio, habrá que demostrar que es irrelevante".

Mario Costeja cree que a partir de esta sentencia todo seguirá igual, excepto porque existirá un mecanismo para que las personas comuniquen su problema, y finaliza: "Google va a salir fortalecido".

Noticias

anterior siguiente