Enlaces accesibilidad

Bruselas autoriza la compra de Olympic Air por parte de Aegean Airlines al segundo intento

  • La competencia iba a desaparecer por la inminente quiebra de Olympic
  • La fusión de las aerolíneas no tiene "ningún efecto negativo" adicional

Por
Aegean Airlines ha comprado Olympic Air con el visto bueno de Bruselas
Aegean Airlines ha comprado Olympic Air con el visto bueno de Bruselas aegeanair.com

La Comisión Europea ha autorizado, al segundo intento y tras un examen en profundidad, la compra de la aerolínea griega Olympic Air por parte de su rival Aegean Airlines. El  Ejecutivo comunitario alega que, sin esta fusión, Olympic Air deberá cesar sus actividades por sus dificultades financieras.

Bruselas prohibió esta fusión al primer intento, en enero de 2011, por considerar que crearía prácticamente un monopolio en el mercado griego de transporte aéreo y se traduciría en un aumento del precio de los billetes para los viajeros. Sin embargo, ahora sostiene que, con fusión o sin ella, Olympic dejará pronto de existir. Por ello ha concluido que la operación no perjudicará a la competencia que, de todas formas, va a desaparecer.

"Está claro que, teniendo en cuenta la crisis de Grecia y la muy difícil situación financiera de Olympic, esta aerolínea se verá obligada de todas formas a dejar el mercado en un futuro próximo. Por ello hemos autorizado la concentración, porque no tendrá ningún efecto negativo suplementario sobre la competencia", ha dicho el vicepresidente de la Comisión, Joaquín Almunia.

La demanda de vuelos internos cae un 26%

La crisis griega ha provocado una reducción del 26% en la demanda de trasporte aéreo interior de pasajeros a partir del aeropuerto de Atenas: 4,5 millones de viajeros lo utilizaron en 2012 frente a 6,1 millones en 2009. La tendencia ha continuado durante el primer semestre de 2013, con un retroceso del 6,3% respecto al año anterior.

Además, el número de conexiones que cubren a la vez Aegean y Olympic ha caído mucho durante los últimos años. Cuando Bruselas prohibió el primer intento de fusión en 2011, las dos compañías se solapaban en 17 conexiones, entre las cuales 9 planteaban problemas de competencia.

En la actualidad, las actividades de las dos aerolíneas se solapan en siete conexiones, de las cuales cinco están únicamente cubiertas por ellas: Atenas-Santorini, Atenas-La Canea, Atenas-Mitilene, Atenas-Corfú y Atenas-Kos.

Un mercado poco atractivo

La investigación de Bruselas ha demostrado que es poco probable que otras compañías aéreas entren en el mercado en un futuro inmediato para explotar estas conexiones por la escasa rentabilidad, los altos costes y la crisis griega.

En todo caso, la Comisión ha constatado que Olympic es de todas formas una empresa en quiebra que cesará pronto su actividad. La compañía no ha sido nunca rentable desde su privatización en 2009 y su accionista único, Marfin Investment Group ha decidido dejar de prestarle apoyo.

Además, la investigación ha confirmado que no hay ningún otro comprador creíble aparte de Aegean. Por ello, Bruselas concluye que las distorsiones de competencia que provocará la desaparición de Olympic en tanto que rival independiente no se deberán a la operación de concentración. La fusión se notificó a Bruselas el pasado 28 de febrero.

Noticias

anterior siguiente