Enlaces accesibilidad

El BCE rebaja los tipos al 0,5%, un nuevo mínimo histórico, para impulsar el crecimiento

  • Garantiza liquidez a los bancos en las subastas hasta julio de 2014
  • La facilidad marginal de crédito baja medio punto hasta el 1%

Por
El Banco Central Europeo baja el precio del dinero

El Consejo de Gobierno Banco Central Europeo (BCE) ha rebajado un cuarto punto los tipos de interés, hasta un nuevo mínimo histórico del 0,5%, para estimular el crecimiento y ha garantizado liquidez ilimitada hasta el 8 de julio de 2014 en las subastas semanales.

El BCE, reunido en Bratislava, también ha decidido reducir la tasa de interés de la facilidad marginal de crédito, a la que presta el dinero a un día, en medio punto, hasta el 1%.No obstante, el BCE ha mantenido la facilidad de depósito, a la que remunera el dinero, en el 0%.

La rebaja del precio del dinero, la cuarta desde el ascenso a la presidencia del BCE del italiano Mario Draghi, estaba descontada por los analistas ante el deterioro de la economía y el empleo en la zona euro, mientras la inflación parece bajo control. En concreto, la tasa de paro de la eurozona alcanzó en marzo un récord del 12,1%, mientras que la inflación se relajó medio punto en abril, hasta el 1,2%.

El banquero italiano, al ser preguntado por si ha habido unanimidad en la rebaja, ha señalado que "el consenso que prevaleció fue de bajar sólo 25 puntos básicos", lo que indica que algunos miembros querían ir más lejos.

Política expansiva para que fluya el crédito

La política monetaria de la entidad monetaria europea seguirá siendo expansiva el tiempo que sea necesario, ha señalado Draghi. Además ha pronosticado que la economía de la zona del euro se recuperará de forma gradual en la segunda mitad del año.

El presidente del BCE ha explicado que los bancos de la zona euro, tras la prolongación de las subastas a tipo fijo, "no pueden usar el temor a la falta de financiación como excusa para no prestar".

Subir impuestos es la ruta más sencilla pero habría que reducir el gasto público

Draghi ha alertado sobre las subidas de impuestos para lograr la consolidación fiscal, apunta que "en una situación de emergencia, los gobiernos usan la ruta más sencilla, que es subir los impuestos en una zona del mundo que ya tiene una presión fiscal alta. Esto tiene un efecto de contracción en la economía por lo que se podría equilibrar para disminuir los gastos gubernamentales y reducir los impuestos".

El italiano ha insistido en que el BCE "no puede suplantar a los gobiernos a la hora de hacer reformas estructurales, ni limpiar el balance de los bancos o entrar en el negocio de la refinanciación comprando títulos de deuda".

Problemas de financiación de las pymes

Algunos analistas cuestionan que el recorte del precio del dinero vaya a facilitar el crédito a las pymes de los países periféricos del euro. Existen grandes diferencias en el acceso al crédito de las pymes, según muestra una encuesta que el BCE publicó recientemente.

El 38% de las pymes en Grecia, el 25% en España, el 24% en Irlanda y el 21% en Portugal aseguran que el acceso a la financiación es su mayor problema. Por el contrario, sólo un 8% de las empresas en Alemania y Austria señalan que el acceso a los créditos es su mayor problema.

Merkel no quería vulnerar la independencia del BCE

Las últimas cifras económicas conocidas indican un debilitamiento de la economía de la zona del euro, que se ha contraído durante cinco trimestres consecutivos. Los tipos de interés son adecuados para los países que se encuentran en recesión pero son demasiado bajos para Alemania, como recordó la canciller Angela Merkel recientemente. Pese a los nuevos acontecimientos en la crisis de la zona del euro sigue el entorno favorable de financiación para la economía alemana.

Preguntado por las palabras de Merkel, Draghi ha apuntado que, en efecto, "los ciclos económicos en la zona euro no están sincronizados, pero que la canciller alemana no pretendía vulnerar la independencia del BCE".

La Reserva Federal estadounidense (Fed) ha mantenido los tipos de interés cercanos a cero y sigue con su agresivo programa de estímulo monetario, que reducirá o aumentará dependiendo de la marcha del desempleo y la inflación.

Noticias

anterior siguiente