Enlaces accesibilidad

Israel moviliza a 75.000 reservistas tras el impacto de un cohete en las afueras de Jerusalén

  • Las alarmas antiaéreas suenan en la ciudad por primera vez desde 1991
  • El brazo armado de Hamás dice haber derribado un avión de guerra israelí

Por
Israel moviliza a 75.000 reservistas tras el impacto de un cohete en las afueras de Jerusalén

Jerusalén ha entrado de lleno en el radio de los enfrentamientos entre las milicias palestinas de Gaza y el Ejército israelí, que llevan tres días de intenso fuego cruzado. Al menos un cohete ha caído este viernes en una zona no habitada a las afueras de Jerusalén, un lanzamiento que ha reivindicado el movimiento islamista Hamás y que ha activado las sirenas antiaéreas en la ciudad santa por primera vez desde la Guerra del Golfo de 1991.

Este ataque supone una nueva escalada en el conflicto que amenaza con desembocar en una inminente invasión terrestre de la franja por parte del Ejército israelí, que ha movilizado a 75.000 reservistas y ha cerrado el tránsito civil en tres carreteras que conducen o limitan con Gaza, en un indicio de un probable despliegue militar en la zona.

Los recientes ataques a Jerusalén y Tel Aviv, las dos ciudades más grandes de Israel, vienen a dar cuenta de la creciente capacidad del grupo palestino frente al poderío militar del Estado judío, que inició el miércoles una ofensiva militar aérea sobre la franja de Gaza, denominada operación Pilar Defensivo, con la muerte del jefe del brazo armado de Hamás, Ahmed Yaabari.

Desde el inicio de la operación, 28 palestinos han muerto, entre ellos siete niños. Por su parte, los ataques de Hamás han acabado con la vida de tres israelíes en la ciudad de Kiryat Malachi.

Las últimas muertes se han producido a última hora de la tarde cuando el Ejército israelí ha matado a un líder de la milicia de Hamás, a dos de sus hermanos y a un vecino en un ataque aéreo israelí en el centro de Gaza, según han informado fuentes médicas y testigos.

El ataque, que ha acabado con la vida de Ahmed Abu Yalal, uno de los líderes de las Brigadas de Azedin Al Kassem, se ha producido al este del campo de refugiados de Al Mughazi, ha señalado el portavoz del Ministerio de Sanidad de Hamás, Ashraf al Qedra.

Histórica visita de un líder egipcio a Gaza

El brazo armado de Hamás, las Brigadas de Azedin Al Kassem, han asegurado en un comunicado que sus milicianos han derribado un avión de guerra israelí con un misil tierra-aire en Gaza, donde durante todo el día se han sucedido el intercambio de cohetes pese a la visita oficial del primer ministro egipcio, Hisham Qandil, a la franja.

"Nuestros milicianos están buscando los restos del avión de guerra, mientras que la ocupación (Israel) está intensificando su fuego para impedir a los milicianos recoger los restos del avión", señala el comunicado. Activistas del movimiento islamista están transmitiendo la noticia a través de los altavoces de las mezquitas a lo largo y ancho de la franja.

Un portavoz del Ejército israelí ha desmentido esta información. "Hamás vuelve a mentir al jactarse de que ha derribado un caza israelí. No ha ocurrido. No creáis las mentiras de Hamás", ha escrito Ofir Gendelman en su cuenta de Twitter.

Ni la histórica visita de Qandil -el primer líder egipcio en visitar Gaza desde que Hamás asumió el control de Gaza en 2007- ha servido para que ambos bandos respetaran una breve tregua. Decenas de cohetes han sido lanzados desde Gaza hacia el sur de Israel y otros tantos han impactado también en la franja.

Preparativos de ofensiva terrestre


Ver La Operación Pilar Defensivo en un mapa más grande

Qandil pudo comprobar la crudeza de las ataques cuando visitaba el hospital de Shifa, en Gaza, al que llegaron dos palestinos muertos por los ataques israelíes. Uno de ellos era un niño de cuatro años y el otro un joven de 19 años que fue alcanzado por un proyectil cuando trasladaba a hombros una bombona de gas, según fuentes sanitarias palestinas.

Tel Aviv tampoco se libró esta jornada del lanzamiento de cohetes. Uno de ellos cayó al mar pero sin causar víctimas. El jueves, las alarmas antiaéreas sonaron por primera vez en la capital desde 1991 cuando sendos cohetes llegaron hasta el sur de la ciudad y la localidad de Rishon Letzion, a unos 60 kilómetros al norte del enclave palestino, la mayor distancia alcanzada por los proyectiles de las milicias hasta el impacto esta tarde de un cohete en Jerusalén, a 65 kilómetros de Gaza.

Israel continúa preparándose para una eventual invasión por tierra de la franja de Gaza, en el marco de la operación "Pilar Defensivo".

El Ejército continúa acercando carros de combate a la frontera y el ministro de Defensa, Ehud Barak, ha solicitado al gabinete la aprobación de una petición especial del Ejército de ampliar el alistamiento a 75.000 reservistas, muy por encima de los 30.000 autorizado este jueves, tras la caída de cohetes cerca de Jerusalén y Tel Aviv, según ha informado una portavoz de ese departamento.

Israel ya ha comenzado este viernes el alistamiento de los primeros 16.000 reservistas, a la espera de ver cómo se desarrolla el conflicto con las milicias de Gaza.

El ministro israelí de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, ha transmitido a varios de sus homólogos en el mundo que su país quiere "crear un efecto disuasorio" en Gaza, no pactar una frágil tregua.

Las Brigadas de Ezedin Al Kassem han confirmado en varios comunicados que desde el miércoles han lanzado más de 600 cohetes, uno de los cuales cayó este viernes en las cercanías de Jerusalén y otros dos más en el mar en la zona de Tel Aviv en las últimas 48 horas. El Ejército israelí ha bombardeado el mismo número de puntos, unos 600, de la franja.

Noticias

anterior siguiente