Anterior 'Cómo caer mal a un artesano', vuelve el Mauro Entrialgo más salvaje Siguiente Grecia vive una jornada de reflexión antes de un referéndum con resultado imprevisible Arriba
Dormitorio de la prision de Ila, en Noruega, donde Breivik pasara los proximos años AFP
Dormitorio de la prisión de Ila, en Noruega, donde Breivik pasará los próximos años

Breivik pasará su condena en una 'jaula de oro'

  • Tendrá tres celdas: dormitorio, sala de estudio y de ejercicio

  • Es una compensación por no acceder a actividades que realizan otros presos

  • Podrá ver la televisión, leer periódicos y utilizar el ordenador

|

Anders Behring Breivik pasará los próximos años en la prisión de Ila, cerca de Oslo, la capital noruega, condenado a cumplir 21 años de prisión, una opción que podrá ser prorrogada en el tiempo si el recluso es considerado peligroso para la sociedad.

El ultraderechista ya ha pasado un año en estas dependencias en un Régimen de Alta Seguridad, el más estricto del país para los presos, donde inicialmente se mantuvo aislado.

La celda en la que ha vivido Breivik durante todo un año desde que cometiera el doble atentado que acabó con la vida de 77 personas, y en la que pasará los próximos años, está formada por tres estancias de ocho metros cuadrados.

Se trata de un módulo de celdas compuesto por un dormitorio, una sala de ejercicio que incluye una cinta de correr, y un estudio con escritorio y ordenador portátil.

Además, podrá salir al exterior en un área alambrada con altos muros.

Aunque no tendrá acceso a Internet, sí podrá ver la televisión, leer periódicos, y contactar con el exterior a través de cartas.

Según la portavoz de la prisión, Ellen Bjercke, las tres celdas suponen una compensación para Breivik, por el hecho de que no pueda tener acceso a actividades que se ofrecen a otros presos.

Asimismo, tendrá más contacto con los funcionarios de prisión que otros presos así como con un sacerdote, para evitar un aislamiento que, según Bjercke, "es una tortura".

Es más, los funcionarios de la prisión Ila barajan trasladar a Breivik a una unidad con los demás presos en algún momento, según declararon a AP, donde podría recibir clases de nivel universitario, usar la biblioteca, el gimnasio y trabajar en los talleres de la prisión, además de participar en actividades de ocio.

Régimen penitenciario humano

Noruega se acoge a la filosofía del sistema penal escandinavo. Se trata de ofrecer un sistema humano de tratamiento y rehabilitación.

“Es un ser humano", declaraba Ellen Bjercke a AP. “Tiene derechos humanos. Se trata de crear un régimen penitenciario humano".

Por su parte, el criminólogo de la Universidad de Oslo, Thomas Ugelvik, declaraba que “tratar a Breivik duramente traicionaría los valores del país".

"No seríamos noruegos”, añadía. “Nosotros tenemos una necesidad de ofrecer condiciones humanas en nuestro estado de bienestar, y la prisión es parte de ese estado".

La prisión

La cárcel cuenta actualmente con 12 alas y puede albergar a 124 presos, supervisados por 230 personas. Además mantiene el control a través de las numerosas cámaras de vigilancia.

Fundada como una cárcel de mujeres, la prisión de Ila fue utilizada como campo de concentración durante la ocupación nazi de Noruega en la década de 1940.

Hoy en día es una institución de hombres que "alberga a algunos de los hombres más peligrosos del país", según su página web.

El gobernador de la prisión, Knut Bjarkeid, no hizo declaraciones sobre si se adoptarían o no medidas especiales de seguridad.

La última vez que un hombre escapó de esta cárcel, cuyos guardias no están armados, fue en 2004. Sin embargo, su huída no duró más que unos minutos, ya que fue capturado al poco tiempo.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente