Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

A través de las redes sociales VOX ha denunciado que dos diputados del partido han sido agredidos esta tarde en Barcelona. Los afectados son Ignacio Garriga y Rocío de Meer, que tenían programada una visita en el barrio del Raval. Vox señala lanzamiento de botellas y piedras entre otros objetos. Unos hechos que, según explican, les han obligado a refugiarse en un hotel. Se quejan de desprotección por parte de los Mossos d'Esquadra.

Hoy queremos hablar de distintas manifestaciones de extrema derecha y de su evolución.

En las últimas semanas, la atención de la información internacional se ha dirigido a Estados Unidos. Concretamente en la ciudad de Wisconsin donde ha habido dos muertos por tensiones raciales. El presidente Donald Trump visita Kenosha, pese a que las autoridades de la zona desaconsejaban su presencia. Ciertos mensajes, sobre todo del lado republicano, han dado alas a un tipo de violencia, latente en la sociedad estadounidense, que hacía años que no se manifestaba de esta forma.

Pero, no es el único ejemplo: Alemania está todavía está conmocionada por las imágenes de radicales ultras que intentaron entrar en el Parlamento por la fuerza.

Exploraremos los diferentes ejemplos sobre la evolución de las manifestaciones de extrema derecha, tanto en Washington (Fran Sevilla): "Las redes son un elemento fundamental para entender este auge"; como en Berlín (Gabriel Herrero): "En Alemania la policía no mata a tiros, pero la ultraderecha se está volviendo más violenta " y Roma (Sagrario Ruiz de Apodaca): "Aquí, los grupos no tienen representación parlamentaria" , de la mano de los corresponsales de Radio Nacional. 

Mientras unas 50.000 pesonas, según la policía, se manifestaban pacíficamente contra las medidas del gobierno por el coronavirus, un par de cientos de personas asaltaban las escaleras del Reichstag. Muchos de ellos llevaban banderas y simbolos nazis, se hacen llamar Ciudadanos del Reich Y no reconocen a la república Federal de Alemania | Coronavirus: última hora en directo

Concentración en la Puerta del Sol madrileña de colectivos de Memoria Histórica coincidiendo con el 84 aniverario del Golpe Militar contra la II República, que dio comienzo a la guerra civil y a la dictadura franquista. Convocados por "El encuentro estatal de Colectivos de Memoria Histórica" y de "Victimas del Franquismo", que reúne a más de 100 asociaciones de toda España. Bajo el lema "En defensa de la Democracia y para condenar el fascismo" los concentrados han condenado el golpe militar de 1936 y han exigido "verdad, justicia y reparación para las víctimas del franquismo, y decir a los herederos del fascimos, la extrema derecha, representaa por Vox, que no pasarán". 

Así lo indican las encuestas a pie de urna que Andrzej Duda se ha impuesto por la mínima en la segunda ronda de las elecciones presidenciales polacas, según ese sondeo del instituto Ipsos para tres canales de televisión conocido tras el cierre de los colegios electorales. El actual presidente, cercano al partido Ley y Justicia (PiS), que gobierna Polonia desde 2015, habría obtenido el 50,4% de los votos, mientras que su rival, el aspirante liberal europeísta y alcalde de Varsovia Rafal Trzaskowski, alcanzó el 49,6% de los sufragios.

La alta abstención es lo que ha marcado estas elecciones municipales francesas que habían sido aplazadas por la pandemia de la Covid-19, en esta segunda vuelta ha superado el 63 por cierto, un récord histórico. La izquierda ha conseguido conservar París y tras 25 años recupera Marsella. Los que más avanzan son Los Verdes que se imponen en cuatro importantes ciudades del país, entre ellas Lyon, la tercera en importancia.  La extrema derecha logra el gobierno en Perpiñán. El partido del presidente Emmanuel Macron sufre un retroceso en general, algo que ya se daba por hecho por el desgaste del Gobierno. 

Polonia se va a la segunda vuela en las elecciones presidenciales. El ultraconservador Andrzej Duda, el actual presidente, se impuso en la primera vuelta este domingo con poco más del 41% cuando necesitaba llegar al 50%, según sondeos a pie de urna. El actual candidato del Partido de la Ley y la Justicia se queda lejos de la victoria si el recuento final no lo impide.

Su principal rival el alcalde Varsovia, Rafal Trzaskowski, candidato liberal de la conservadora Plataforma Cívica superó el 30 % de los votos y competirá con Duda. 

Varios centenares de manifestantes de extrema derecha protagonizaron enfrentamientos con la policía en el centro de Londres en una manifestación, convocada en redes sociales, que en principio tenía como objetivo "proteger los monumentos" de los militantes antirracistas. Lo que buscaban, a la vista de los hechos, era una confrontación directa. Uno de los convocantes era la organización supremacista Britain First, su líder había sido conendenado recienteme bajo la legislación antiterrorista. Los enfrentamientos tuvieron lugar centra del Parlamento y de la residencia oficial del primer ministro. 

Vox celebra este fin de semana su Asamblea General en Vistalegre. En el acto, el partido aprobará sus nuevos estatutos, que darán más poder a Santiago Abascal. La dirección podrá sustituir hasta la mitad del Comité Ejecutivo, elegido por los afiliados eligen cada cuatro años, sin necesidad de pasar por la Asamblea. También podrán ser expulsados del partido aquellos afiliados que manifiesten discrepancias graves.

Estos nuevos estatutos han suscitado críticas internas por parte de la corriente “Vox habla”, surgida al hilo de la candidatura fallida de Carmelo González a la presidencia del partido. Denuncian que están imprimiendo al partido tintes totalitarios, y han convocado un acto paralelo para mañana en Madrid. Además, González ya ha anunciado que va a llevar a los tribunales el proceso de primarias en el que solo Abascal obtuvo los avales necesarios para concurrir.


¿El reciente ataque terrorista de extrema derecha en Alemania es un fenómeno aislado o hay algo más detrás? Europa no tiene un enfoque común, ni una lista de organizaciones ni condenas comunes, ni una definición clara de este tipo de extremismo. Por tanto, no está preparada para luchar contra esos lobos fanáticos que se aprovechan de la impunidad de Internet, según Esteban Ibarra, activista de Derechos Humanos y secretario general del Consejo de Víctimas de Delitos de Odio.

Explica que hace falta una estrategia global que vaya más allá de las medidas policiales, que englobe la educación, Internet y por ejemplo el fútbol, que es el principal vivero de captación de los grupos ultras y radicales.

Sin un sistema de alertas en toda Europa, la juventud está ante un peligro real, insiste, porque están reclutando a jóvenes de 15 años, dándoles formación en acciones casi paramilitares en montañas donde se les entrena. Ibarra asegura que esto está pasando en Europa y que los políticos miran a otro lado.

El ataque de Hanau, en Alemania, donde han sido asesinadas 10 personas, es el tercero en nueve meses. Además, ocurre poco después de que, por primera vez, el partido de Angela Merkel votara con la ultraderecha en Turingia.

La ultraderecha no sólo abarca la política alemana, sino que se multiplican los ataques de esta naturaleza. La escalada comenzó con el asesinato del político Walter Lübcke, el primero en Alemania tras la guerra. Siguió el pasado otoño con un neonazi que intentó una masacre en una sinagoga. No pudo, y asesinó a dos personas. 

El pasado fin de semana la policía detuvo a 12 radicales que planeaban ataques contra mezquitas. Según datos del Ministerio del Interior alemán hay 12.000 extremistas de ultraderecha dispuestos a cometer actos violentos.

Tanto la comunidad musulmana y la judía piden solidaridad con las víctimas y piden medidas al Gobierno.

El doble atentado que ha costado la vida a 10 personas en Hanau (Alemania) ha vuelto a hacer sonar las alarmas en ese país sobre el peligro del terrorismo de extrema derecha.

La Fiscalía federal investiga como un delito de terrorismo xenófobo el tiroteo contra dos bares de shisha en la esa localidad del estado de Hesse. Muchas de las víctimas eran inmigrantes. El sospechoso, Tobías R., mató posteriormente a su madre y luego se suicidó, según la primera hipótesis de la investigación.

"El racismo es veneno", ha asegurado la canciller, Angela Merkel, al condenar el atentado. Merkel, en una breve comparecencia convocada de urgencia, ha señalado que, con los actuales indicios, el autor de la matanza actuó movido por ideas "ultraderechistas" y "racistas", por "odio contra personas de otro origen, de otra religión u de otra apariencia". La canciller ha reiterado que su Gobierno hace distingos entre los ciudadanos cualquiera que sea su origen o religión.

Tan solo veinticuatro horas es lo que ha durado el candidato de los liberales alemanes, Tommas Kemmerich, al frente de la región de Turingia.

Después de recibir el apoyo de la ultraderecha AfD, Merkel llegó a declarar que se trataba de "un mal día para la democracia" puesto que se rompía el cordón sanitario que el resto de partidos alemanes aplicaban a los ultras. 

Kemmerich reconoce que era inevitable dimitir y pide "la disolución del parlamento nacional" del land alemán de Turingia. 

​Decenas de miles de personas -40.000 según la Policía- se han manifestado en Roma en contra de las políticas ultraderechistas del líder de la Liga, Matteo Salvini, en una concentración organizada por las llamadas 'sardinas', un movimiento juvenil que nació de forma espontánea hace unas semanas en Bolonia y que ha logrado aglutinar a personas de todas las edades.

La extrema derecha en la Unión Europea se encuentra dentro de ocho ejecutivos y es una presencia permanente en la política, pero con matices diferentes: más o menos nacionalista, más o menos xenófoba y más o menos antisemita. 

En Hungría Polonia los ultranacionalistas gobiernan, aunque no se consideran a sí mismos de extrema derecha. En Italia y en Austria los extremistas de derecha eran socios de gobierno hasta hace unos meses. En Alemania son el primer partido de la oposición, con más de un 20% en las últimas elecciones generales. En Francia, en las últimas elecciones presidenciales, Marine Le Pen consiguió uno de cada tres votos. 

Su influencia se nota sobre todo en políticas de inmigración cada vez más restricitvas, en culpar a los inmigrantes del mal funcionamiento de los servicios sociales y en un acento en las peculiaridades nacionales sobre las europeas. 

La Izquierda (Die Linke) ha ganado las elecciones regionales en Turingia, este de Alemania, donde ha quedado clara la tendencia a la fragmentación de un voto, que obligará a tejer difíciles alianzas. Alternativa por Alemania (AfD) ha obtenido un enorme respaldo electoral, en esta zona de la antigua República Democrática Alemana, doblando su resultado anterior. 27/10/19